martes, 20 de febrero de 2018

Día 12. Nos vamos a Chiang Mai

Hoy no tocaba madrugar, nuestro autobús hacia Chiang Mai salía a las 12 del medio día así que teníamos tiempo de sobra para recoger nuestras mochilas y darnos el último baño en la piscina del hotel. 

Era un día de transición, así nos lo habíamos tomado, gran parte del día lo dedicamos al traslado a la siguiente ciudad que visitaríamos, por lo que también nos serviría un poco de descanso y para preparar las visitas de nuestros días en Chiang Mai. 

Esa mañana la piscina fue para nosotros solos. No os parece un lugar precioso??


La recepcionista del hotel nos había gestionado el día anterior que el autobús parase en la pequeña estación de la ciudad antigua y así no teníamos que desplazarnos hacia la estación de autobuses principal, ahorrándonos de esta manera tiempo y algo de dinero en el desplazamiento.

A la hora acordada nos recoge un tuk tuk en el hotel para acercarnos hasta la estación antigua, la verdad es que no estaba muy lejos del hotel, pero cargados con las mochilas y el calor, preferimos por 50 THB que nos llevasen. 



Dejamos las mochilas en la estación antigua (es una pequeña sala donde pueden comprarse los tickets y gestionar algún trayecto) y para hacer tiempo cruzamos al mercado de alimentos que hay al otro lado de la calle.




A la hora prevista llegó el autobús y nos acomodamos en nuestros asientos, bastante cómodos la verdad. El trayecto dura aproximadamente 6 horas, pero entre las cabezadas que íbamos dando, leer sobre la siguiente ciudad, comer, etc... no se hace demasiado pesado, además puedes ir disfrutando del paisaje que va apareciendo camino hacia el norte del país. 


Una vez en la estación de Chiang Mai, negociamos con el conductor de una típica furgoneta roja que nos lleva hasta el hotel por 159 THB, es verdad que lo podíamos haber hecho por un precio más bajo, pero si lo piensas tampoco te ahorras tanto al cambio y queríamos llegar cuanto antes al hotel.

El hotel que habíamos elegido es el BED Phrasingh, muy cerca del templo principal de la ciudad. El hotel está muy bien y los empleados son simplemente geniales! Si queréis ver la relación de hoteles elegidos en nuestra ruta pinchad aquí. 

Teníamos muchas ganas de llegar a esta ciudad, todo lo que habíamos leído sobre ella nos gustaba y por fin estábamos allí. Habíamos decidido pasar allí 5 noches para dedicarle tiempo suficiente, visitarla con tranquilidad.... Aún así, no hubiese estado mal contar con más días en esta ciudad porque nos encantó!!

Sin perder mucho tiempo, dejamos nuestras mochilas en la habitación y nos vamos a dar una vuelta para tener una primera toma de contacto con la ciudad. 


Comienza a llover, así que paramos un tuk tuk y negociamos el precio (al final 120 THB) para que nos lleve hasta el barrio de Nimman, el barrio de moda de la ciudad. Queríamos ir a un lugar que nos habían recomendado donde dicen que preparan las mejores hamburguesas de Chiang Mai. El lugar se llama  Beast Burger, el tuk tuk nos dejó en la misma puerta. 
Como estaba lloviendo cenamos en el interior, pero tiene una terraza súper chula arriba para cuando hace buen tiempo. Pedimos dos hamburguesas, y no sé si serán las mejores de Chiang Mai o quizás que de vez en cuando está bien cambiar el tipo de comida, lo que está claro es que nos supieron a gloria!!!



Después de cenar, como había dejado de llover, dimos un paseo por el barrio de Nimman al que volveríamos en más de una ocasión y decidimos volver caminando hasta nuestro hotel. 





El día ya no daba para mucho más y nos fuimos a descansar que aún nos quedaban unos días en la ciudad para explorarla a fondo!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario