domingo, 18 de diciembre de 2016

Día 9. Aventura por los Alpes Japoneses

Pasar un par de días por la zona de los Alpes Japoneses era también uno de los requisitos a la hora de preparar nuestra ruta por Japón y lo haríamos una vez que dejáramos Tokio y antes de llegar a Kioto. Hoy en día prepararlo es mucho más sencillo, ya que hay un tren shinkansen directo desde Tokio hasta Kanazawa y desde allí hay opciones para hacer una ruta por esta zona. Hay personas que no van hasta Kanazawa y sólo visitan Takayama y alguna de las aldeas más bonitas de los alpes. 



Nosotros queríamos que fuese algo especial, algo diferente y conocer alguna aldea más de las que ofrecen en las típicas excursiones, así que, nos liamos la manta a la cabeza y decidimos alquilar un coche para tener libertad a la hora de movernos por allí. Sí, la verdad es que le pusimos bastante emoción a la cosa, ya que en Japón se conduce por la izquierda, los coches son bastante diferentes a los nuestros y encima las indicaciones están en japonés, aún así, lo recomiendo totalmente!!! 
Si queréis más información sobre cómo lo alquilamos pinchad aquí, en la sección de preparativos del viaje. 

Desayunamos en el hotel de Kanazawa y fuimos hasta la oficina de Times Car Rental que estaba bastante cerca caminando. Allí nos entregaron el que iba a ser nuestro compañero de ruta durante dos días, nuestro "Shinchán". A mí me gustaban los típicos coches japoneses modelo "lavadora con ruedas" y nos habían dado uno así jejejeje, estaba muy contenta, pero reconozco que con un poco de intranquilidad por ver cómo terminaba la aventura, menos mal que en eso Diego es pura tranquilidad, no le asusta nada!!!
La ruta que hicimos nosotros comenzaba en Kanazawa y terminaba en Takayama, entre estas dos ciudades visitamos tres aldeas espectaculares.





Bien, nosotros habíamos pedido el GPS en inglés, pero sólo daba las indicaciones en este idioma, había que ponerle los lugares que queríamos visitar en japonés, así que primer tortazo, jejejeje. Menos mal que los japoneses son personas súper amables y el propio operario que nos dio el coche nos puso en el el GPS el primer destino, un diez para ellos!!!


Nuestra primera parada fue Suganuma, una preciosa aldea del distrito de Gokayama. 
Dejamos a Shinchan en el aparcamiento habilitado por el que hay que pagar 500 yenes por coche y bajamos por un ascensor hasta un túnel por el que se pueden seguir dos caminos, nosotros primero fuimos hasta Suganuma Village, la cual está declarada como lugar de Herencia Mundial por la Unesco desde 1995, sobre todo por sus construcciones en estilo gassho-zukiri de la mayoría de sus casas. 




Desde que llegamos ya supimos que el lugar era especial, no era tan turístico como la que visitaríamos más tarde y eso le daba un encanto especial a esta aldea. Preciosas casas, flores por todas partes, arrozales, tiendas encantadoras y gente trabajando es lo que nos encontramos en Suganuma.




Nos perdimos por sus "calles" y disfrutamos de la tranquilidad pero sobre todo del paisaje que teníamos delante. 









Entramos a dos de sus casas-granjas que han sido convertidas en museo para mostrar cómo es la vida allí, las estancias que tienen y conocer un poco de la historia de esos lugares. Nos sorprendía imaginar cómo era la vida allí antes de que hubiese carreteras para llegar, cómo habían sobrevivido a siglos de aislamiento en unos lugares en los que el invierno es realmente duro. 
Para visitar estos dos museos sacamos un ticket combinado por 310 yenes para ambos. 





En la segunda casa que visitamos se encuentra el Museo de la Pólvora, una industria muy importante en esta zona durante el período Edo.  





Nos gustó mucho la visita a ambas casas-museo, incluso en una probamos puntería jejejeje. 
La aldea es taaaaan bonita que no queríamos marcharnos de allí, el ambiente era tan encantador que daban ganas de quedarse allí, pero teníamos por delante una ruta interesante y no podíamos perder mucho tiempo, así que dimos unas vueltas más por allí e hicimos millones de fotos, sorry por poner tantas!!!







Volvimos al túnel y lo recorrimos por completo hasta llegar a la otra zona, Gokayama Gassho no Sato, allí nadie vive, se pueden ver varias granjas en el estilo tradicional de la zona que se han llevado allí para ser conservadas. Es mucho menos espectacular que Suganuma.
A continuación pongo un mapa para tener una idea general de cómo están situadas, como está en japonés, la zona que está en la parte superior de la imagen, a la derecha del parking, es Suganuma y lo que está en la parte inferior, a la izquierda del parking, es Gokayama Gassho no Sato. 





La última es utilizada para explicar a grupos de escolares cómo es la vida en estos lugares. Nosotros no nos encontramos con nadie y lo visitamos rápidamente en solitario. 






Volvemos al parking a por Shinchan para poner rumbo a una de las aldeas más remotas de esta región de Gokayama, la aldea de Ainokura. 
Ya según vamos llegando el paisaje es espectacular!!!!



Dejamos nuestro coche en el parking por 500 yenes y caminando nos vamos hasta el pueblo en sí, hay bastantes casas del estilo tradicional de los alpes japoneses y es otro lugar que me enamoró de este viaje. 
Damos un paseo por toda la aldea disfrutando del bellísimo paisaje, pero sobre todo de la tranquilidad, es un lugar al que llegan pocos turistas pues no entra en las excursiones habituales.







Todo en esta aldea era taaaan bonito que no sabía ni donde mirar, era todo el rato ir diciendo ¡mira allí!, así que no tuve más remedio que hacer doscientos millones de fotos.






Llegamos a un  lugar donde se encuentra un árbol muy querido por los habitantes de la aldea y que es famoso porque retuvo una avalancha de nieve que los salvó de ser sepultados. En el parking nos dieron un plano donde venían dibujados los sitios de interés y éste era uno de ellos. 
El árbol lo llaman algo así como el gemelo porque  se bifurca en dos troncos.


Siguiendo un precioso sendero entre las granjas gassho-zukiri, incluso entre la entrada a un templo, nos encontramos también con otra cosa famosa en Ainokura, la huella del Tegu en una piedra, aunque sinceramente no sé ni de que animal puede tratarse. 




La verdad es que era curioso ver a lo largo de todo el pueblo unas bocas de riego, al tener esas construcciones tan vulnerables al fuego, deben estar preparados para en cualquier momento utilizarlo, teniendo en cuenta donde se encuentran estas aldeas, es posible que cuando llegase el servicio de bomberos ya fuese demasiado tarde. 



Decidimos comer en un restaurante que habíamos visto casi a la entrada de la aldea y acertamos totalmente!! El sitio se llama Matsuya,la comida estaba buenísima y probamos que hasta ahora no habíamos comido. Nos sentamos en un salón tradicional, con mesas bajas y dejamos nuestras zapatillas en la entrada. 
El sitio estaba genial y teníamos unas vistas súper chulas a través de un gran ventanal. 


Pedimos un menú con fideos soba, tofu frito y vegetales y para beber el té frío de la casa que estaba muy bueno,  todo por 2000 yenes.





Desde este lugar nos mandamos una postal a casa y otra a nuestras hermanas, lo de mandarnos una postal es algo que nos gusta mucho en los viajes largos, así cuando llegamos a casa y la encontramos en el buzón, nos hace mucha ilusión!! 



Nos volvemos al coche para poner rumbo a Shirakawa-go, pero no sabemos cómo ponerlo en nuestro GPS jejejeje!!! Pero la solución llega rápido, una pareja de japoneses que pasa por allí nos ayuda, pero de tal manera que nuestro GPS nos lleva hasta el mismísimo parking donde hay que dejar los coches para visitar este lugar, vamos, unos crack!! Desde aquí, aunque esto no lo van a leer, les quiero agradecer su ayuda, su amabilidad, no sólo a ellos, si no a todos los japoneses en general. 

Tras aparcar, cruzamos el puente colgante sobre el río y entramos en la aldea de Shirakawa-go, uno de los principales atractivos turísticos de Japón y que es visitado por miles de personas cada año. 
Eso lo notamos desde el principio, aquí sí que hay gente, el parking estaba lleno de coches y autobuses, pero aún así, el sitio es especial. 

Las casas también son del estilo gassho-zukiri para soportar la cantidad de nieve que cae por esta zona en invierno, de hecho he visto algunas fotos en internet de este sitio nevado y son espectaculares. Pero ahora en verano, con la vegetación en su mejor momento no lo son menos. 












Pasamos al lado de un templo, con una entrada muy bonita y muy acorde con el entorno.


Sobre todo pasemos por sus calles disfrutando de los encantadores rincones que muestra este lugar. Aunque había gente, nosotros habíamos llegado por la tarde y mucha gente ya se había marchado. 
Al igual que en los lugares anteriores que habíamos visitado, todo nos llamaba la atención, si una casa era bonita, la siguiente lo era aún más, si un detalle nos llamaba la atención, enseguida encontrábamos otro que destacaba sobre el anterior..... Fue una visita muy especial. 






En el paisaje destacan los arrozales, los cuales son regados cuidadosamente para que luzcan así de bonitos.


Caminando subimos hasta una de las mejores atracciones del lugar, el mirador de Shiroyama, lugar donde se encontraba un antiguo castillo y desde donde se puede tener una impresionante vista de todo el pueblo. Nosotros subimos caminando, es un paseo agradable, pero hay unos autobuses que hacen el trayecto en unas horas determinadas. 

Una vez arriba, estuvimos un rato con la boca abierta y no del cansancio, si no de las vistas que teníamos delante. 










Ya abajo, iniciamos el camino de regreso al coche, aún nos quedaban kilómetros por delante.....
Quedaban pocos turistas ya, lo que hacía de esta aldea un lugar mucho más encantador.





Ya en nuestro coche nos vamos a Takayama, al que llegamos en menos de una hora sin problemas. Takayama es otro de los lugares que nos encantó y del que hablaré en el siguiente post!!!


2 comentarios:

  1. Una forma de verlo diferente!! Habéis disfrutado de aldeas a las que nobse suele ir. Sin duda Genial ;)
    Por cierto. Para el GPS en Japón, es bueno llevar los tlf de destino. Si introduces el tlf te lleva...no se si lo sabíais...por si no, ya tenéis mas info ;)
    Pero como bien decís...la amabilidad Japonesa te acaba salvando!
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que fue un día genial y vimos unos paisajes espectaculares!!! Lo de los teléfonos de destino nos enteramos allí jejejeje, pero nada como preguntar a un lugareño y que te ayude de esa manera!!! Hemos visto un Japón diferente a las grandes ciudades y eso nos ha encantado, bueno, la verdad es que todo lo que hemos visto de Japón nos ha enganchado jejejejej. Un saludo

      Eliminar

Deja tu comentario