sábado, 26 de noviembre de 2016

Quartiere di Coppedè y Casina delle Civette

Una larga estancia en Roma da para conocer muchos rincones de esta espectacular ciudad, la verdad es que he tenido tiempo de recorrer sin prisas todo lo que me apetecía conocer, callejear por su centro histórico, visitar museos que en una visitar corta no te planteas visitar e incluso llegar a lugares menos conocidos, pero también con un encanto especial. 
Un día, mientras leía información sobre Roma, me encontré por casualidad con una fotografía que nada tenía que ver con la Roma que todos conocemos, dudé si eso también se encontraba allí, pero encontré más información y desde el primer momento quise ir a verlo con mis propios ojos. Se trata del Quartiere di Coppedè.




Quartiere di Coppedè es un pequeño barrio que fue diseñado por el arquitecto florentino Gino Coppedè a principios del siglo XX. Se trata de un barrio de clase media-alta y su diseño urbanístico es fruto del a libertad que tuvo el arquitecto a la hora de diseñar. Sus formas arquitectónicas contrastan con el resto de la ciudad, allí es posible encontrarse con mansiones que parecen sacadas de un cuento, son mansiones en su mayoría en estilo Liberty italiano. 
El barrio se diseñó sobre un ensanche urbanístico de la Roma de finales del siglo XIX y principios del XX que se desarrolló con el objetivo de acoger a la burguesía que llegaba a la ciudad. 

Para llegar hasta allí se puede hacer de varias maneras. En mi caso venía de visitar la Galería Borghese, de la que hablaré en otra ocasión, y decidí ir caminando ya que se encontraba bastante cerca. 



Salí de la Galería Borghese por la parte de atrás, y continué por Via Po hasta el cruce con Viale Regina Margherita, en Piazza Buenos Aires, donde se encuentra la Iglesia de Santa Maria Addolorata con un bonito mosaico y campanario. 





Desde Via Tagliamento ya se puede ver el Arco que une los dos Palacios de Embajadores y que da acceso al Quartiere Coppedè. Estos Palacios se concluyeron en 1921 y poco después, en 1927 falleció Gino Coppedè, por lo que no pudo terminar todo el diseño del barrio que fue continuado por el arquitecto Paolo Emilio Andrè. 
El arco es precioso de él cuelga una impresionante lámpara de hierro forjado digna de estar en los mejores palacios. 









Atravesando el arco llegamos a la Piazza Mincio, corazón del Quartiere Coppedè y alrededor de la cual se encuentran los edificios más famosos de este peculiar barrio. 
En el centro de la plaza se encuentra la Fontana delle Rane, la fuente de las ranas, que fue construida en 1924 y forma un conjunto monumental con el resto de construcciones. 





Desde el centro de la plaza podemos contemplar gran parte de los edificios más importantes del barrio. Dando un paseo por las calles de alrededor también podemos encontrar algunos edificios del mismo estilo. 













Después de ver este original barrio, me dirijo caminando hasta otro lugar cercano que también tenía ganas de ver. Es otra de esas construcciones de estilo Liberty italiano que resultan tan encantadoras. 

Voy caminando por Viale Regina Margherita hasta encontrarme con Via Nomentana donde se encuentra la entrada de Villa Torlonia, un precioso parque en el que se encuentra, entre otros museos, la Casina delle Civette (La Casita de las Lechuzas), un precioso conjunto de ambientes y estilos  que sorprendentemente fue durante un tiempo la residencia de Mussolini y que desde 1977 es propiedad del ayuntamiento de Roma. 
Su nombre se debe a la preciosa vidriera con las lechuzas. 





La mezcla de estilos hace de la Casina delle Civette un lugar único y encantador con reminiscencias a los castillos medievales de los cuentos. 

Antes de marcharme de Villa Torlonia, doy una vuelta por el resto del complejo, donde se encuentra la residencia principal. También se pueden ver, como en otras partes de la ciudad, algunos obeliscos, no sé la manía de estos romanos de decorar los lugares con obeliscos egipcios jejejeje







Me hubiese quedado un poco más de tiempo allí, pero la lluvia amenazaba y debía coger el autobús para llegar al centro de la ciudad. Justo enfrente de Villa Torlonia hay paradas de autobuses que te llevan directamente a Piazza Venezia, también cerca hay la parada de metro de Policlinico y que también en poco tiempo te deja cerca de los lugares principales de Roma. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario