martes, 30 de agosto de 2016

Día 1. Viaje y llegada a Tokio



Por fin había llegado el día!!! Llevábamos meses esperando este momento, siempre habíamos querido visitar Japón y en horas nuestro sueño sería una realidad. 
Todos los viajes empiezan con mucha ilusión, pero tengo que reconocer que para este había puesto muchas ganas, le había dedicado bastantes horas de lectura, de búsqueda de qué ver e incluso había escrito una pequeña guía con nuestra ruta y qué ver cada día, igual me animo y la publico en pdf por si a alguien le puede ser de utilidad. 

Como ya comenté en el post de nuestros preparativos, el vuelo lo habíamos reservado con la compañía Emirates, a parte de por los buenos comentarios que habíamos leído sobre ella, porque teníamos la posibilidad de hacer uno de los trayectos (Madrid-Dubai) en el Airbus A380. 
Facturamos nuestro equipaje, ahh otro punto a favor de esta compañía es que permite 30 kg por maleta, algo que se agradece para viajes largos, y lo típico que se hace en un aeropuerto hasta que te vas a la zona de embarque, ves alguna tienda, tomas algo.....


Ya en la zona de la puerta de embarque pudimos ver el avión que nos llevaría hasta Dubai donde haríamos escala antes de llegar a Tokio, era el airbus A380, pero es verdad que si no lo comparas con otro, no parece tan grande, el hecho de que sea tan proporcionado hace que la vista te engañe, pero cuando entras al interior, entonces si que te das cuenta de las dimensiones del mismo. 

Son aviones muy nuevos y eso se nota, además los asientos en clase turista (que es en la que viajamos nosotros, jejeje) son mejores que en otros aviones, la pantalla de entretenimiento es enorme..... No puedo hablar nada más que de la clase turista porque ya se encarga la tripulación de que no puedas "morirte de envidia" de como viajan en la planta superior, sólo con lo que se veía a la entrada ya podemos hacernos una idea, algunos en suite privada con ducha y todo....








Los vuelos muy bien, tengo la suerte de dormirme en los aviones, así que el vuelo de Dubai al aeropuerto de Narita, en Tokio, casi ni me enteré, entre la cena, leer un poco y dormir, reconozco que no se me hizo nada pesado. 
Antes de aterrizar nos entregaron los papeles para inmigración que teníamos que entregar a la salida del control de pasaportes. 



Pues ya estábamos en Japón!!!
Después de recoger nuestras maletas, teníamos que hacer algunas gestiones dentro del aeropuerto, canjear nuestro Japan Rail y cambiar dinero en alguna de las oficinas de cambio del propio aeropuerto. 
Primero nos fuimos a canjear el JP, la oficina se encuentra en el piso de abajo y todo es facilísimo, rellenas un documento que te dan con tus datos y el número de pasaporte y lo tramitan bastante rápido. 
En esta oficina ya empezamos a tener conciencia del tamaño de la ciudad de Tokio a juzgar por su plano de metro....



En la propia oficina JP del aeropuerto, ya reservamos alguno de los trenes que íbamos a utilizar durante nuestra estancia, allí mismo nos dieron los billetes con las reservas de asientos, enseguida empiezas a percibir la gran eficacia nipona. 

No nos podíamos ir del aeropuerto sin probar alguna de esas bebidas de las máquinas expendedoras, madre mía las que nos bebimos en los días siguientes, jejeje, en ese primer momento todo nos llamaba la atención...




Compramos los tickets de Skylinner para desplazarnos hasta el centro de Tokio, en la misma oficina nos vendió el ticket del tren y el de metro hasta la parada más cercana a nuestro hotel, 5400 yenes los dos. Tren hasta la estación de Nippori y luego el metro de la línea Yamanote hasta Tamachi.

Al salir del metro nos encaminamos hacia el hotel, la verdad es que esos momentos de los viajes son muy emocionantes, acabas de llegar al destino, todo es nuevo, todo sorprende y te quedan por delante muchos días para disfrutar. 

En el hotel todo perfecto, nos asignaron rápidamente la habitación que se encontraba en la planta 17. Dejamos nuestras cosas, y tras asearnos un poco después de tantas horas de vuelo, salimos a cenar algo, no podíamos esperar a comenzar a degustar la gastronomía japonesa. 

Para esta primera noche no nos alejamos mucho del hotel, había mucho ambiente por esa zona a pesar de ser más de las diez de la noche, mucha gente salía de trabajar y los locales estaban bastante llenos. Reconozco que esos primeros instantes no sabíamos ni lo que queríamos cenar, queríamos probar cosas y miramos en varios de los locales (las cartas que había en el exterior). 
Nos quedamos en uno que nos llamó bastante la atención y que además estaba lleno, The World Champion of Izakaya, una típica taberna japonesa donde cenamos de maravilla. 


El camarero nos trae una carta en japonés con un pequeño listado de platos en inglés, bueno, pues había que empezar a probar!!!!Todo lo que probamos nos gustó mucho. Nosotros pedimos un par de cervezas y la cena nos costó 3400 yenes, es verdad que la cerveza en este país es bastante cara, pero está muy rica!!!







Probamos un pollo con tempura de jengibre que estaba exquisito!!!!



Después de cenar, dimos un pequeño paseo por la zona del río que está junto al hotel, pero enseguida nos retiramos a descansar, el cansancio era ya bastante evidente después de tantas horas, nos quedaban muchos días por delante para seguir disfrutando.

Nos vemos en el siguiente post!!!




2 comentarios:

  1. ¡Pues esto comienza bien! Con ganas de seguir leyendo vuestras historias por un país que, creo que como a vosotros, a nosotros nos enamoró desde el minuto cero. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias!!! Desde el primer momento nos gustó mucho, ha sido un viaje increíble que iremos contando poco a poco. Un abrazo!!!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario