viernes, 24 de julio de 2015

Las bicicletas son para el verano

El título de esta obra de Fernando Fernán Gómez coincide con el título de la entrada de hoy. Esta tarde he vuelto a salir con mi cámara de fotos, ¡Peligro!, hoy quería hacer fotos a bicicletas, y en esta ciudad es bastante fácil, pues hay bicicletas para parar un tren. Al ser una ciudad claramente universitaria, hay muchas facilidades para todos los que quieran desplazarse en su bicicleta, cosa que se agradece muchísimo, hay carriles bici, muchos lugares para anclar, bombas de inflado de ruedas en diferentes puntos del campus...Además también hay un sistema de alquiler de bicicletas para el que no disponga de la suya propia. En la parte delantera de los autobuses hay un mecanismo para que los que quieran subir al bus y vayan en bicicleta, puedan transportarla sin necesidad de subirla al interior del bus. Hay bicis de todo tipo, unas más nuevas que otras, unas más bonitas que otras hablando claramente desde el punto de vista estético claro está, también hay algunas que llevan ancladas en el mismo lugar mucho tiempo y la humedad del lugar ha oxidado alguna de sus partes,  en fin, hay una vida "bicicletil" bastante animada. 
No sabría decir por qué, pero yo las encuentro muy fotogénicas......


De esta manera la tarde se me ha pasado volando, pero también ha dado para otras cosas. 
Hay una tienda en Broadway St que tienen cosas super chulas, venden ropa, cosmética y también objetos de decoración, pues es en esta sección donde se encuentra uno de los tocadiscos más monos que he visto nunca y además de ser bonito funciona, que al fin y al cabo es lo más importante. 


Cuando ha salido Diego hemos ido a casa a terminar de ultimar nuestros planes para el fin de semana, queremos hacer alguna excursión para conocer más lugares del estado de Connecticut. Y después nos hemos ido a cenar fuera, a uno de los lugares más frecuentados de New Haven, el Shake Shack, sucursal de una de las hamburgueserías más famosas de Nueva York. La verdad es que están buenísimas, son de tamaño pequeño, lo que hace que las disfrutes mucho más desde el principio,  o al menos eso siento yo, jejeje, no son grasientas, la carne está muy buena, no llevan aderezzo excesivo, vamos tienen todo lo que se pide en una buena hamburguesa, y además la relación calidad precio no puede ser mejor.



Y de nuevo, mañana es viernes, madre mía como pasan las semanas, ya empezamos a tener la sensación de cuenta atrás......

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario