lunes, 19 de julio de 2021

Córdoba, planes para una escapada especial


Nuestra escapada a Córdoba ha sido especial por varios motivos, celebrar nuestro aniversario era el principal, pero también ha sido "volver a viajar" y eso, después de la situación por la que aún estamos pasando cobra un sentido muy especial. Reconozco que preparé la maleta con una ilusión especial, con los nervios previos a un gran viaje, porque un gran viaje no siempre es a lugares lejanos ni tampoco de una duración especial. 


No era nuestra primera vez en esta ciudad, quizás por eso no había una preparación especial, queríamos disfrutar de su ambiente, sus calles, su gastronomía, queríamos que fuese una de esas escapadas disfrutonas que tanto nos gustan, aunque había dos lugares a los que sí o sí queríamos volver, a la impresionante Mezquita Catedral y al Alcázar de los Reyes Cristianos para pasear por su jardín.


Estos han sido nuestros planes favoritos por la ciudad:


Visitar la impresionante Mezquita Catedral 

Para visitar la Mezquita previamente compramos las entradas, en estos tiempos los aforos son más reducidos y puede que allí no logres conseguir tu ticket. La entrada general son 11 €. 

Esta vez decidimos contar con un guía para la visita de la Mezquita, tantos siglos de historia dan para mucho y siempre es un placer que alguien te cuente esos detalles que a simple vista se nos escapan. Nosotros lo hicimos una vez dentro, hay bastantes guías que ofrecen sus servicios y todos están autorizados. 

No importa las veces que lo hayas visto, cuanto lo tienes delante es imposible no emocionarse un poquito.



Pasear por los Jardines del Alcázar


Como en el Mezquita, hicimos la reserva para visitar el Alcázar a primera hora de la mañana. Cuando llegamos nosotros ya no había entradas disponibles para ese día, así que si tienes pensado visitarlo, no dudes en hacer la reserva. 

Pasear por sus jardines es una de las delicias de este monumento. Fuentes, flores, esculturas adornan cada tramo de los diferentes jardines. 












Callejear por la Judería

Este es uno de mis planes favoritos, perderse por sus calles descubriendo rincones encantadores, incluso parar a tomar un vinito en alguna de sus tabernas con solera. 
Aunque calles que se han convertido en un lugar de visita obligada si vas a Córdoba, como es la Calleja de las Flores, te recomiendo que te dejes llevar un poquito, pasea sin rumbo y te aseguro que vas a encontrar lugares muy bonitos también sin tener que "esperar turno" para hacer una foto. 
Para visitar la famosa Calleja de las Flores, hazlo mejor a primerísima hora de la mañana, y si hay mucha gente no te agobies, la vista es bonita, pero no la más bonita de la ciudad.


















Visitar el Palacio de Viana

Puedo decir que este lugar ha sido un gran descubrimiento, no lo habíamos visitado hasta ahora y lo recomiendo totalmente. 

Nosotros elegimos la entrada de los 12 patios por 6 €, cada uno es diferente y todos maravillosos, por algo es conocido como el Palacio de los Patios. 










Disfrutar de la gastronomía cordobesa en uno de sus patios. 

Nosotros elegimos el restaurante El Patio de María, se encuentra en la calle Don Rodrigo 7 y es una delicia sentarse en una de sus mesas a comer alguno de los productos típicos de la ciudad. Recomiendo reservar. 






Cenar en una de las azoteas de la Judería. 

Cada vez son más los restaurantes que cuentan con terrazas donde subir después de caer el sol y cenar viendo los tejados de la judería. 

Nosotros reservamos en  Casa Rubio y lo recomendamos totalmente, el restaurante se encuentra junto a la Puerta de Almodóvar, en plena Judería y ofrece una amplia variedad de platos de una gran calidad. 


Pasear por el Barrio de San Basilio

Muy cerquita del Alcázar de los Reyes Cristianos se encuentra este Barrio lleno de casitas blancas y preciosas puertas detrás de las cuales, se encuentran alguno de los patios más bonitos de la ciudad. 
Nuestra intención no era visitarlos todos los de la ruta (había largas filas de espera), pero sí ver alguno y llevarnos esa imagen de macetas, pozo con agua fresca y ambiente de hogar andaluz. 
La mayor parte de los vecinos se siente orgulloso de su patio y lo muestran a los visitantes, eso sí, no olvidemos que estamos en casas habitadas. 










Visitar el Jardín Botánico

Nosotros somos dos enamorados de los jardines botánicos, por lo que estando tan cerca no podíamos dejar pasar la oportunidad de dar un paseo por el Jardín Botánico cordobés. 
Por ser domingo pagamos 1€ por el ticket. No es de los más bonitos que hemos visto, pero siempre está bien la visita a estos lugares. 



Además de los dos restaurantes que he mencionado antes, quería recomendar uno que nos encantó, un restaurante de los que se preocupan por la decoración, la presentación y la calidad de sus platos. Tiene su propio jardín de hierbas aromáticas y su personal nos trató de maravilla. Se trata del restaurante La Regadera, se encuentra muy cerquita del río, en Ronda de Isasa nº 10. Si queréis aseguraros una mesa no dudéis en resevar. 
Aquí probamos la mazamorra y fue amor a primera vista con esta exquisita crema. 



En esta ocasión, como alojamiento elegimos el NH Collection Amistad de Córdoba, con una situación inmejorable para todos los planes que queríamos hacer ese fin de semana. 


Hay muchos más planes que pueden hacerse en la ciudad, como tomar un vino en la Plaza de la Corredera, cruzar el Puente Romano, hacerse una foto con el Cristo de los Faroles, sentarse a descansar en el Patio de los Naranjos... Córdoba ofrece muchísimo, es una ciudad que nos encanta y a la que seguro vamos a volver.


 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario