sábado, 27 de agosto de 2016

Nuestros hoteles en Japón

La elección de los alojamientos para un gran viaje, es siempre una tarea de búsqueda y comparación, nosotros no somos demasiado "exquisitos" con esto del alojamiento, pero como a casi todo el mundo nos gusta lo "bueno, bonito y barato". A la hora de buscar donde pasar la noche, siempre pedimos unos mínimos, como por ejemplo que tenga baño privado  y que no tenga comentarios muy negativos en las distintas páginas en las que los buscamos, sobre todo en cuanto a la limpieza de las habitaciones, es verdad que hay días que pasas en el hotel muy pocas horas, pero cuando llegas cansado después de toda una jornada pateando la ciudad, lo que te apetece es encontrarte con un lugar agradable. 



En cuanto reservamos los vuelos y elaboramos la ruta a seguir, nos pusimos manos a la obra con la elección de los hoteles. Nosotros solemos reservar con booking y hotels y además miramos los comentarios y fotos reales en la página de tripadvisor, las fotos de los viajeros dan buena cuenta de lo que te vas a encontrar, por eso yo voy a poner fotografías reales de los alojamientos en los que hemos estado nosotros (la mayoría están hechas con el móvil, por lo que no esperéis fotos excelentes, jejeje)

Fuimos reservando poco a poco, algunos los cambiamos, ya que siempre que podemos elegimos la opción de cancelación gratuita, y otros estaban claros desde un primer momento. Como muchos de los hoteles que reservamos los pagamos en el momento (con www.hoteles.com es así aunque puedes cancelar y cambiar y te lo devuelven), nos salió mejor de precio porque en el momento de la reserva el cambio de moneda era más favorable para nosotros, así que, una vez allí, lo agradecimos bastante. Ahora sí, aquí están los hoteles en las distintas ciudades por las que pasamos:

Tokio 

Para la elección del hotel en Tokio le dedicamos bastante tiempo. Decir cuál es la mejor zona para alojarse en muy complicado, de hecho después de leer muchos blogs y en foros, me he encontrado con una variedad increíble. Lo que nosotros teníamos claro es que el hotel debía encontrarse muy cerca de una parada de metro, al fin y al cabo Tokio no puedes recorrerlo por completo andando, así que tener cerca el transporte público es una apuesta segura, sobre todo a la noche cuando ya llegas cansado. 

Es por todos sabido que las habitaciones en los hoteles de Japón son de un tamaño reducido, por lo que, ya que en Tokio íbamos a pasar las primeras siete noches, buscábamos algo que fuese cómodo en cuanto al tamaño, en algunas habitaciones habíamos leído que no podían ni abrir las maletas..... 

Hotel Villa Fontaine Tamachi (27 de julio al 3 de agosto) 

En este hotel estuvimos 7 noches y el precio total fue de 693, 91 €






Situado en la zona de Minato, a menos de diez minutos andando,  teníamos la estación Tamachi de JR (línea Yamanote) y la estación de metro de Mita. 
El hotel estaba en un edificio nuevo, nuestra habitación tenía un tamaño muy razonable para los estándares nipones, el baño estaba bastante bien, todo muy limpio,  y además ofrecía un desayuno en el lobby cada mañana. El desayuno no era muy variado, pero suficiente para salir del hotel sin necesidad de buscar un lugar para comer algo, tenía café, té, zumos, algo de bollería, comida salada tanto occidental como japonesa, arroz.... para nosotros, más que aceptable. 

Otro de los puntos a favor de este hotel es que tiene servicio de lavandería con monedas, allí mismo compras el detergente y puedes lavar y secar la ropa. A nosotros nos vino genial, ya que la última noche lavamos todo lo que habíamos usado y continuamos la ruta con toda la ropa limpia (Hay que tener en cuenta que en Japón en agosto hace muuucho calor jejeje)
Aquí estoy yo con mi yukata ya puesta y haciendo la colada!!!


Enfrente del hotel había un supermercado bastante grande, también había muy cerca un Seven Eleven y otros comercios de este tipo que en ocasiones te vienen muy bien. 

Desde este hotel mandamos nuestras maletas a Kioto con la empresa de transporte Yamato (se puede identificar por el gato negro de su logo que veríamos en todas las ciudades que visitamos) y los empleados del hotel nos ayudaron en todo, de hecho, el día que hicimos el check in lo preguntamos y nos pidió los datos del hotel en Kioto, la noche antes de marcharnos, bajamos a la recepción para preparar los documentos de envío y ¡Ya lo tenían todo preparado! Eficiencia nipona a más no poder. Sólo tuvimos que pagar los 2650 yenes que nos costó el envío de las dos maletas (algo menos de 24 €).


Kanazawa 

Hotel MyStays Kanazawa (3 al 4 de agosto)

Pasamos sólo una noche y el precio fue de 70 €

Perteneciente a la cadena de hoteles MyStays, fue una gran sorpresa en este viaje, lo reservamos porque era un hotel a muy buen precio y cerca de la estación, además también habíamos visto que la empresa donde teníamos que recoger nuestro coche al día siguiente, también estaba bastante cerca. 
Para esta noche no teníamos maletas (ya que estaban viajando hacia Kioto), sólo llevábamos nuestras mochilas con lo necesario. 

La habitación era muy grande, con una pequeña zona de estar separada de la cama, la cual era muy cómoda, además el baño estaba genial. 





No estaba incluido el desayuno, pero el hotel tenía una cafetería donde podías desayunar a precios normales.

Takayama 

Hotel Takayama Ouan (4 al 5 de agosto)
Pasamos una noche y el precio fue de 170,92 € con cena y desayuno incluido para los dos.

En este caso para la elección del hotel en Takayama, uno de los requisitos era que tuviese aparcamiento para dejar nuestro coche. 
El hotel estaba genial, es un hotel de estilo tradicional, todo con tatami (por lo que tienes que quitarte los zapatos nada más llegar y dejarlos en una taquilla), con baños públicos y también con unos baños privados que había que reservar. (Con estos baños me refiero a los baños típicos japoneses, los onsen) Hablaré más de esto en la entrada correspondiente. 
En este hotel estaba incluida la cena y el desayuno, una cena fantástica de la que también hablaré en su momento (con muchas fotos, jejeje)









Kioto
Hotel Sakura Terrace ( 5 al 9 de agosto)
En este hotel estuvimos 4 noches y el precio fue de 416,07 €

La elección del hotel en Kioto también fue un poco complicada. Queríamos que estuviese cerca de la estación, ya que desde allí íbamos a coger los trenes para las excursiones fuera de la ciudad y también salen muchos de los autobuses que se utilizan para desplazarte por la misma. 
Este hotel cumplía con ese requisito (está a diez minutos andando), así que lo reservamos. 
Muy cerca hay supermercados de los que te encuentras abiertos a cualquier hora, y está en una zona tranquila. Un punto que no sabíamos y que ahora resalto es que tenía una parada de autobús justo al lado, así no teníamos que cruzar la estación (que es enorme) y ganábamos tiempo en los desplazamientos, ya que en el propio hotel podíamos comprar los pases diarios de autobús, esto ya lo comentaré en los post correspondientes de Kioto. 

Sólo incluía el alojamiento, pero tenías agua y té disponible en la recepción y cada noche podías tomar gratis una bebida, cerveza, combinados.... algo que se agradecía bastante la verdad. 






Es un hotel muy cómodo que recomiendo totalmente para una estancia en la ciudad. Volveríamos a Kioto una noche más, pero elegimos otro hotel....

Miyajima
Hotel Sakuraya (9 al 10 de agosto)
Una noche con sólo alojamiento  79 €

Cuando elaboramos la ruta para nuestro viaje, una de las cosas que teníamos claras era que queríamos pasar una noche en la isla de Miyajima, algo totalmente recomendable. También es verdad que cuando nos pusimos a mirar los alojamientos allí, no quedaban muchas opciones en lo bueno, bonito y barato, vamos, mejor dicho, no había, así que tocaba buscar y buscar. La idea de pasar la noche allí en un ryokan tradicional sonaba muy bien, pero pagar 400€ la noche por ello no sonaba ya tan bien, así que, decidimos que la opción de dormir en un ryokan la dejaríamos para otro lugar y allí reservamos este hotel con habitaciones tradicionales japonesas. 
Antes de ir teníamos un poco la duda de cómo iba a ser, era barato para el lugar no nos engañemos, pero ahora puedo decir que era perfecto, la situación no puede ser mejor, limpio y con un precio muy razonable, por lo que lo recomiendo totalmente!!!!


Kioto
Ryokan Nishikiro ( 10 al 11 de agosto)
Estuvimos 1 noche y el precio fue de 16.400 yenes ( 145 € aprox)

No queríamos irnos de Kioto sin dormir en un ryokan tradicional, así que para esta última noche en la ciudad, a la que volvimos después de la excursión a Hiroshima y Miyajima, decidimos reservar en el Nishikiro. Se encuentra a 5 minutos de la estación, en una zona con muchos lugares de ocio. 
El ryokan es muy bonito, con un estanque de carpas en la entrada, estanterías para dejar tu calzado..... Los propietarios se portaron fenomenal con nosotros como es habitual en este país. 
La habitación no estaba mal, el tamaño estándar, y las camas eran futones que ya nos encontramos montados sobre el tatami cuando llegamos. 
Es una buena opción para pasar una noche, aunque a nosotros nos resultó mucho más cómodo el primer hotel de Kioto, el Sakura Terrace. 







Nara
Hotel New Wakasa ( 11 a 12 de agosto)
Estuvimos 1 noche y el precio fue 265,30 € con cena y desayuno incluido.

En un principio cuando estábamos en plena preparación de la ruta, no teníamos muy claro si íbamos a dormir en Nara o simplemente lo visitaríamos y volveríamos a Kioto, al final, como desde allí nos íbamos a Koyasan, decidimos reservar el hotel cerca del Parque de Nara y aprovechar mejor el tiempo, fue todo un acierto. 
Este hotel fue el capricho del viaje, un lugar donde sin duda volvería, por las instalaciones y por lo bien que nos trataron. 
La habitación era preciosa, cuando llegamos aún no habían montado los futones para dormir, lo hicieron mientras nosotros cenábamos. 
A la llegada nos ofrecieron una toallita fría (que agradecimos muchísimo) y una bebida fresca que estaba muy rica, también nos regalaron un paquete de galletas para ciervos (vaya forma de comer galletas que tienen esos bambis, jejejeje)
El hotel tiene baños (onsen) públicos y también un baño-jacuzzi privado que puedes reservar, es de pago, pero merece absolutamente la pena. Nosotros lo utilizamos antes de cenar y fue un momento único. 

La cena es espectacular (ya hablaré de ella en el post correspondiente) y el desayuno típico japonés. 










Es el que más nos gustó de todos los hoteles que tuvimos en cuanto a las instalaciones, aunque la experiencia que vivimos en el siguiente fue mejor. 

Koyasan
Templo Yochiin ( 12 a 13 de agosto)
Estuvimos 1 noche y el precio fue de 223, 86 € con cena y desayuno incluido. ¡Una gran experiencia!

Un día, leyendo información sobre Japón, me encontré con la opción de dormir en un templo en Koyasan, en ese mismo momento decidí que nosotros íbamos a vivir esa experiencia, así que busqué y reservé una habitación con cena y desayuno incluido en el templo Yochiin. Lo hicimos a través de la página de Agoda que era la que mejor precio ofrecía y todo funcionó de maravilla. 

Este tipo de alojamiento se llama shukubo, allí, además de un lugar para dormir, puedes disfrutar de la típica cocina vegetariana de los monjes budistas denominada shojin ryori de la que hablaré en el post correspondiente al día que pasamos en Koyasan, además también puedes compartir con los monjes la ceremonia budista de la mañana, algo que recomiendo a todos los que quieran alojarse en un lugar así.  Lo que sí puedo adelantar es que fue una experiencia maravillosa que convirtió esa habitación tradicional con futones sobre tatami, en una habitación con un encanto especial y la que seguro recordaremos con más cariño. 

La habitación no disponía de baño propio, pero había varios en las galerías del templo por lo que en ningún momento supuso ningún problema.  

En el post que escribiré sobre Koyasan pondré muchas más fotos del templo, de la cena y de momentos que allí disfrutamos!!!



Osaka
Hotel Arietta ( 13 a 14 de agosto)
Estuvimos 1 noche y el precio fue de 102 € con desayuno incluido. 

El hotel está muy cerca de una estación de metro, con lo que no era problema no estuviese muy céntrico. Para la última noche, queríamos un hotel que ofreciese una habitación amplia para poder organizar bien las maletas antes del vuelo de regreso. La habitación del Arietta estaba muy bien, además tenía un baño espectacular y ofrecía un desayuno continental suficiente para nosotros. 
La cama era occidental, algo que también creo que agradecimos para la última noche, aunque la experiencia del futón a mí personalmente me gustó bastante, es verdad que no todos eran iguales y en alguno no se descansaba del todo bien. 





Todos los hoteles en los que hemos estado los recomiendo totalmente, quizás con más antelación se puedan conseguir cosas mejores en Miyajima por ejemplo, pero también el precio será mayor, dormimos allí fenomenal y cenamos en un lugar que también nos gustó mucho, pero si hay uno que recomiendo especialmente es el de Koyasan, dormir un templo es algo que no se puede hacer en todos los viajes,  sea este que elegimos nosotros, u otro de los muchos que ofrecen alojamiento, pasar una noche allí es una experiencia muy especial que añade un encanto especial en el conjunto del viaje. 

El total de las 18 noches para dos personas fue de 2166 € 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario