martes, 14 de abril de 2020

Qué ver en Hanoi, la ciudad caótica y más viva de Vietnam

Hanói no deja indiferente a nadie, de eso no cabe duda,  su caos y su ruido llegó a agobiarnos por momentos, pero sus calles llenas de vida, de color, de gente... , nos conquistaron y al final terminamos acostumbrándonos  a cruzar las calles sorteando miles de motos, caminando por la calzada observando las aceras llenas de cosas,  aguantando ese calor pegajoso durante el día y es que aunque sólo pasamos tres días en la ciudad,  su gente nos lo hizo muy fácil, la amabilidad vietnamita es una realidad. 






Hanói es una mezcla perfecta de templos, arquitectura colonial, de tradiciones y modernidad, es una ciudad para disfrutarla. 

En este post voy a escribir sobre esos lugares que hay que ver en Hanói, seguramente habrá muchos más, pero son los que a nosotros nos parecieron más interesantes. 




Para una primera toma de contacto con la ciudad, nosotros hicimos un free tour que voy a recomendar porque merece muchísimo la pena. Marc es un español casado con una vietnamita que lleva muchos años en Vietnam, junto a su mujer regenta el Republik Backpackers’ Hostel y además hace unos free tours con los que vas a  aprender mucho de la cultura del país, Marc, a parte de mostrarte los lugares más emblemáticos,  te cuenta esas cosas que no vienen en las guías, de esas que a nosotros nos encantan. Si queréis más información os dejo el enlace aquí

Este tour recomiendo hacerlo el primer día que estemos en la ciudad, para tener situados los lugares más interesantes y luego visitar los que desees a tu ritmo. 


Estos son los lugares y experiencias que a nosotros más nos gustaron:

- Recorrer el Barrio Antiguo (Old Quarter) de Hanói.

Es sin duda el corazón de la ciudad, pasear entre las laberínticas calles de este barrio es lo mejor que se puede hacer para conocer la esencia de Hanói. 
En sus 36 calles se agrupan artesanos de diferentes gremios, puedes pasear entre flores, hierbas medicinales, cestos, objetos de metal e incluso placas de mármol funerarias. 








La mejor experiencia es perderse sin rumbo por ese conjunto de callecitas y descubrir rincones y momentos que hacen de Hanói una ciudad única. 







- Casa Patrimonial

Situada en el 87 de  la calle Ma May, en pleno barrio antiguo, se encuentra esta casa museo que es de las mejor conservadas de la ciudad. Tiene una decoración muy bonita, cuenta con dos patios y varias habitaciones. La entrada es gratuita. 



- Visitar el barrio de las vías de tren.

Al norte del barrio antiguo se encuentra este peculiar barrio atravesado por unas vías de tren. 

A estas alturas no habrá mucha gente que no haya visto una fotografía de este barrio en alguna red social, podemos decir que es un lugar de esos que se ponen de moda, tanto es así que las autoridades han tenido que tomar medidas e incluso prohibir o limitar el acceso. 
Este lugar que hoy causa furor entre los visitantes por hacerse una foto sobre esas vías, no fue concebido como un lugar "cool" ni muchísimo menos. La gente más desfavorecida se fue a ese barrio y comenzó a construir infraviviendas sin permiso del gobierno y con muy pocas medidas de seguridad. 

Hoy muchas de esas viviendas se han convertido en negocios que atraen a los miles de visitantes y ahora, evidentemente , el gobierno sí quiere intervenir....








Os voy a recomendar un lugar en este barrio de las vías de tren que merece mucho la pena si te quieres llevar un recuerdo especial. Zó Project, es un local en el que siguen trabajando el papel tradicional vietnamita, la artista es encantadora, puedes charlar un rato con ella y comprar algo para ayudar a mantener esta bonita tradición. Se encuentra en el número 10 de la calle Dien Bien Phu. 


- Ver la puerta más antigua de Hanói y los restos de su antigua muralla.

Al final del Old Quarter se encuentra la puerta más antigua de la ciudad y algunos restos de la antigua muralla que formaba en la antigüedad la ciudadela de Hanói. 



- Visitar el Templo de la Literatura.

Es uno de los imprescindibles en cualquier visita a la ciudad,  uno de los templos más antiguos de Vietnam y la primera universidad del país. Es un ejemplo de arquitectura tradicional y se encuentra en buen estado de conservación. 
Fue construido en el 1070 bajo el mandato de Ly Thanh Tong en honor a Confucio y al principio funcionó como academia imperial aunque en un principio sólo tenían acceso a ella gente de la nobleza, con el tiempo también tuvieron acceso a ella los mejores estudiantes del país. 

La entrada son 30.000VND.





Es un placer pasear por sus patios y entrar a cada uno de sus edificios llenos de detalles y de puertas bonitas. 






- Pagoda  del Pilar Único.

Es otro de los lugares más visitados de la ciudad y un emblema de todo el país. Es un templo muy pequeño y su estructura está inspirada en una flor de loto, símbolo importante en el budismo. 
Su entrada es gratuita y en su interior, al que se accede por unas escaleras, encontramos un altar con una figura de Buda. 



-El Lago Hoan Kiem.

Pasear alrededor de este lago es otra de esas visitas obligadas en la ciudad, en la mañana temprano podrás ver grupos de personas haciendo yoga, Tai chi, incluso artistas pintando a los que comprar un bonito recuerdo del viaje. Los fines de semana se corta el tráfico y se llena de ambiente, mercadillos....



Sobre el lago hay una pequeña isla donde se encuentra la Torre de la Tortuga . Cuenta la leyenda que el emperador Ly Thai To utilizó una espada sagrada (que le vino del cielo) para expulsar a los chinos del país, una tortuga gigante llevó  esta espada a las profundidades del lago para devolverla a sus propietarios, de ahí el nombre del lago "De la espada restituida".
Merece la pena acercarse por la noche, cuando todo está iluminado y se respira una magia especial. 




Cruzando el bonito puente color rojo conocido como "el Rayo de Sol" (The Huc),  podemos ver el Templo más visitado de la ciudad:

-Templo de Ngoc Son (Templo de la montaña de Jade)

Se encuentra en una isla sobre el Lago Hoan Kiem, está dedicado a los espíritus de la tierra, la medicina y la literatura, así como al general Tran Hung Dao, héroe nacional que derrotó a los mongoles en el siglo XIII.
Su interior está lleno de detalles e incluso pueden verse en sendas urnas un par de tortugas gigantes halladas en el lago.
Antes de cruzar el puente rojo se paga la entrada de 30.000 VND





- La Catedral de San José.

Resulta bastante curioso encontrarse un templo de esas características en una ciudad como Hanói. Se conoce como la pequeña Notre Dame y fue construida en 1886 por los franceses.



- Museo de Historia Militar de Vietnam.

Es una visita importante para conocer un poco más sobre la guerra de Vietnam, evidentemente no es una visita bonita, puede llegar a ser dura en algunos momentos, pero no visitarla no hace que ese triste acontecimiento no haya existido.
El precio de la entrada creo recordar que fueron 40.000 VND, hay consigna donde hay que dejar las mochilas y también pueden cobrar un suplemento si llevas cámara de fotos. 

Hay una gran exposición exterior con aviones, tanques, helicópteros tanto vietnamitas como estadounidenses. Y un monumento construido con restos de diferentes artefactos. 






- La ciudadela de Hanoi (Ciudad imperial Thang Long)

Se encuentra al lado del Museo de Historia Militar, la entrada son 30.000VND. 
Fue construida en el siglo XI por la dinastía Viêt sobre los restos de una fortaleza china y originalmente se usó como palacio real.
Durante la guerra con los franceses los edificios se renovaron y se construyeron búnkeres y despachos para los generales desde donde organizaban la revolución. 
Durante nuestra visita estaban realizando varias obras de restauración y no pudimos ver algunos edificios, aún así, mereció la pena adentrarse un poco por uno de los lugares símbolos de la ciudad, por donde han pasado varias dinastías y desde donde se han tomado decisiones importantes. 
La torre de piedra rojiza en la que se alza la bandera del país es uno de los símbolos, no sólo de la Ciudadela, si no te toda la ciudad. 








- Mausoleo Ho Chi Minh 

En el interior de este enorme edificio descansan los restos del líder vietnamita, se puede visitar, aunque nosotros no lo hicimos, sólo vimos el exterior del edificio. 


Muy cerca se encuentra el Palacio presidencial, utilizado principalmente para recepciones. 


- Pagoda Tran Quoc

Es una de las pagodas con más encanto de toda la ciudad, se encuentra entre el lago Oeste y el lago Truc Bach, es un pequeño remanso de paz en la caótica Hanói. 
Al estar un poco alejada del centro de la ciudad no encontraremos muchos turistas en ella, nosotros tuvimos la suerte de ver una ceremonia budista, su visita es gratuita, pero eso sí, hay que tener en cuenta que se trata de un lugar de culto, por lo que durante la visita, principalmente hay que respetar a los fieles que allí acuden a rezar.








Otros templos de la ciudad

Nosotros además visitamos otros templos que se encuentran en la ciudad, algunos realmente sorprendentes por lo que esconden en su interior:

Templo Quan Thanh.

Aunque antes era gratuito, ahora la entrada son 10.000VND, se entra a través de una preciosa puerta de piedra. 
En su interior destaca la imponente estatua de bronce del sacerdote taoísta Tran Vu, con sus casi cuatro metros se trata de una de las estatuas más grandes de Vietnam y ha sido declarada tesoro nacional. 




- Templo escondido de 102 Hang Bac

En pleno centro antiguo de la ciudad, en el número 102 de la calle Hang Bac, atravesando un pequeño portal y subiendo las escaleras, se encuentra un sorprendente templo. No puedes imaginar que tras esa austera fachada se encuentre ese lugar. En la foto es el pasillo que hay con un letrero rojo encima. 




- Templo Dinh Kim Ngan

En el número 42 de la misma calle Hang Bac, se encuentra este otro templo que en realidad se trata de una casa comunal que rinde culto a los orfebres. Merece la pena dedicarle un momento, es muy tranquilo y tiene detalles muy bonitos. 




- La Higuera Sagrada. 

Se encuentra en una de las calles del barrio antiguo, cuenta la leyenda que esta higuera procede del árbol bajo el cual Buda encontró el camino de la iluminación en la India. Es un lugar sagrado en la ciudad. 



- Mercados de la ciudad

Si hay algo que nos apasiona de las ciudades son sus mercados, en ellos se descubre gran parte de la cultura de un lugar y en Hanói no iba a ser menos. Sus calles se convierten día a día en un mercado donde la gente va y viene con sus bicicletas y otros artilugios donde mostrar el producto. 
Hay que acercarse hasta el mercado principal de Dong Xuan, no sólo en el edificio principal si no en sus alrededores. 






- Ver un atardecer desde alguna azotea

Hay un observatorio desde el que dicen que hay muy buenas vistas de la ciudad, digo dicen porque nosotros no fuimos, nos alojamos en dos hoteles que tenían azotea y nos pareció suficiente disfrutar las vistas desde ahí. Una de las tardes disfrutamos de un atardecer espectacular sobre los tejados de Hanói!!! En muchos de los hoteles con azotea se puede subir aunque no estés alojado, lo único obligan a pagar una consumición. Os dejo aquí el enlace del post de nuestros hoteles.




-Probar la gastronomía vietnamita y su famoso café de huevo. 

Principalmente en el barrio antiguo,  se encuentran alguno de los cafés y restaurantes con más encanto de la ciudad, para no hacer este post interminable escribiré sobre los que más nos gustaron a nosotros en el siguiente post. Os adelanto que volvimos enamorados de la gastronomía de este país ♡.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario