lunes, 7 de octubre de 2019

Qué ver en Hoi An, la ciudad más bonita de Vietnam

No sé si es su espectacular conjunto de edificios históricos, el ambiente de sus farolillos encendidos,  o  sus preciosos  rincones con flores de bungavilla lo que hace tan especial a esta ciudad... O quizás la mezcla de todo es lo que la ha convertido a Hoi An en una de las ciudades más bonitas de Vietnam y de todo el Sudeste Asiático. 



Hoi An conserva más de ochocientos edificios históricos que se salvaron de la Guerra, su origen es el de una ciudad portuaria, una de las más importantes de la zona, por la que han pasado chinos, japoneses, portugueses, indonesios, etc... dejando una huella importante en su arquitectura y tradiciones. 

Qué ver en Hoi An

Principalmente Hoi An es una ciudad para pasear y disfrutar de cada uno de sus encantadores rincones.  

La ciudad antigua (Ancient Town) es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, merece la pena perderse entre sus calles e ir descubriendo todo lo que ofrece este lugar. 








De todos los edificios históricos que posee, se pueden visitar 22 de ellos, y la mejor forma de hacerlo es comprando un bono de visita en una de las oficinas de venta que hay por la ciudad. 
El bono cuesta 120.000 VND por persona y con él puedes elegir 5 monumentos para visitar. 

A continuación os cuento los que vimos nosotros!

Sala de la Congregación China de Fujian

Sin duda es uno de los monumentos más bonitos de la ciudad. Recomiendo ir a primera hora, cuando aún no hay mucha gente, para así poder disfrutar de la paz del lugar. 
La Pagoda que se encuentra en el complejo fue construida durante el siglo XVII, y en el siglo XVIII, fue comprado por comerciantes  que huían de la región Phuc Kien, en la región china de Fujian. Esta etnia china transformó el lugar en lo que podemos ver hoy en día y lo dedicó a Thien Hau, diosa del mar y protectora de los navegantes. 
Su decoración es espectacular y está lleno de detalles y alusiones al comercio marítimo. 






Casa Quan Thang

Una de las casas tradicionales que pueden visitarse, es una antigua de vivienda de comerciantes chinos que cuenta con más de tres siglos de antigüedad. Su arquitectura combina elementos japoneses y chinos


En un cerco de una de las puertas pueden verse marcas con fechas que indican hasta donde ha llegado el agua, algunas son bastante recientes!!



Casa Tan Ky

Esta casa del siglo XIX también fue construida por un comerciante chino y por sus muros han pasado siete generaciones de la misma familia. 
La casa tiene entrada por la calle Nguyen Thai Hoc, pero también tiene una salida al río, en esa parte, antiguamente se encontraba el almacén del comercio. 
No es la casa tradicional más antigua de la ciudad, pero sí es la mejor conservada. 





Capilla de la Familia Tran

Fue construida en 1802 por encargo de Tran Tu para venerar a los antepasados de la familia. Su construcción tiene una clara influencia china. 






Sala de Asambleas Cantonesa (Hội quán Quảng Đông)

Su nombre proviene de la provincia china de Guangdong y es uno de los edificios históricos más bonitos de la ciudad. Se construyó en el siglo XIX en piedra y madera en estilo cantonés. 
En su interior hay un templo en honor al guerrero Quan Cong y a la diosa del mar Thien Hau.




Puente Cubierto Japonés

Sin duda es uno de los lugares más emblemáticos de Hoi An. Se construyó en 1593 con la finalidad de conectar el barrio chino y japonés de la ciudad.
Esta construcción de 20 metros de longitud sobre uno de los canales del río Thu Bon, conecta dos de las calles principales de la ciudad. 
En su interior hay un pequeño templo, Chua Cau. 



Cuando estamos de viaje, nos encanta conocer los mercados de las ciudades que visitamos, y en Asia el tema de los mercados es todo un espectáculo, así que otra de las cosas que os recomiendo en Hoi An es visitar sus mercados tradicionales y disfrutar de esa mezcla de colores, olores y sabores!!!
Mercado Cho es uno de los mejores lugares para ver productos tradicionales, puestos de comida, artesanía, etc. Es un mercado cubierto en un edificio tradicional.


Además en las calles de alrededor podemos encontrar puestos de todo tipo y soltarnos un poco en el gran arte del regateo (en el que poco a poco vamos aprendiendo pero aún nos queda jejeje)




Una de las mejores cosas que se pueden hacer cuando cae la tarde en Hoi An, es acercarse hasta la orilla del Río Thu Bon y contemplar el atardecer. A esas horas, el río se llena de barcas en las que puedes dar un agradable paseo. 







Además en la ciudad hay también un buen conjunto de templos y pagodas que también merece la pena visitar. 

Uno de los que más me gustaron fue el Templo Quang Cong, un pequeño templo que fue fundado en 1653 y que está dedicado al general chino Quang Cong como símbolo de lealtad, sinceridad, integridad y justicia. 
En él encontramos una muestra de acuarelas espectacular ♡




Trieu Chau Asambly Hall

Fue construida en 1845 por comerciantes chinos de la región Trieu Chau para venerar al Dios del Viento y las Olas.
Su tejado es espectacular. 






Algo más a las afueras se encuentran dos pagodas cuya visita es gratuita y a las que llegamos en Grab desde nuestro hotel. No son lugares muy visitados por los turistas que llegan a la ciudad y en ellas encontramos un ambiente especial, incluso, en la primera de ellas,  disfrutamos de una pequeña ceremonia budista. 

Estas pagodas son:

Phuoc Lam 

Esta pagoda fue construida a finales del siglo XVIII para honrar a Buda siguiendo un estilo de construcción que incluye tres puertas, patio y altar. La construcción está llena de detalles y tallas en madera. 






Pagoda Chuc Thanh

Es la pagoda más antigua de Hoi An, fue fundada en 1454 por un monje procedente de China, Minh Hai.
Se construyó siguiendo el estilo arquitectónico chino y vietnamita y tiene un precioso jardín. 

Una señora se ofreció a hacernos un pequeño tour por el interior de las instalaciones y allí encontramos un viejo dong de madera con forma de carpa. 

En el mismo recinto del templo hay una zona donde se pueden ver un conjunto de tumbas, entre las que se encuentra la del propio fundador Minh Hai. 






Cuando cae la noche, Hoi An se transforma, sus farolillos hacen que el ambiente se vuelva mágico.





Excursiones desde Hoi An

Nosotros queríamos centrarnos principalmente en exprimir la ciudad y ver todo lo que ofrece, aunque también visitamos algo de los alrededores. 

- La playa An Bang. 

Se encuentra a tan sólo 6 kilómetros de la ciudad y se puede llegar fácilmente en bicicleta. Nosotros utilizamos las bicicletas del hotel para llegar hasta allí. 
No es una playa paradisíaca y además, cuando llegamos nosotros, estaba allí todo Vietnam y parte de China, con lo que el baño no resultaba nada apecible. 
Vimos las barcas tradicionales con forma redonda, nos sentamos un poco en la arena y volvimos al hotel con nuestras bicicletas disfrutando del paisaje. 



 - Santuario de My Son.

A 40 kilómetros de la ciudad de Hoi An se encuentran las Ruinas Históricas de My Son. 
Las ruinas que hoy podemos ver pertenecen a una antigua ciudad del Reino Champa que tuvo su esplendor de los siglos IV a XIII y que han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. 

El Reino Champa fue un antiguo estado hinduista que duró más de 1800 años hasta que las disputas con los reinos de Camboya y Vietnam lo llevaron a su desaparición. 

Hubo hasta 70 templos y construcciones distintas de ladrillo rojizo distribuidas en varios grupos, hoy no todos están en pie, el paso del tiempo y los bombardeos de la Guerra de Vietnam han hecho que los restos arqueológicos no se encuentren en buen estado, aún así, merece mucho la pena visitarlo.

Hay quien lo compara con los templos de Angkor, pero aunque My Son es muy interesante, para nosotros se queda demasiado lejos de lo que sentimos en los templos de Angkor. Quizás también tuvo que ver que durante la excursión nos diluvió y no pudimos disfrutarla bien. 

Nosotros hicimos la excursión desde el hotel pagamos 500.000 VND por persona (alrededor de 20€) e incluía el transporte y el guía. Allí cada uno pagaba su entrada que tiene un precio de 150.000 VND. 







En la excursión que contratamos con el hotel, el transporte incluía parte de la vuelta en barco, aunque seguía lloviendo a ratos, el guía nos compró unos Banh Mi de carne de cerdo y disfrutamos del paseo en barco con la última luz de la tarde. 



Dónde comer en Hoi An

En Hoi An es fácil encontrar un lugar para comer, sobre todo en el centro histórico hay muchísimos restaurantes donde probar la rica gastronomía vietnamita. Aquí os voy a recomendar los que probamos nosotros:

Lantern Town Restaurant
49 Nguyen Thai Hoc
Un buen restaurante donde comer comida vietnamita a buen precio. 


Morning Glory
106 Nguyen Thai Hoc

Es uno de los más famosos de la ciudad y siempre está lleno. A nosotros nos gustó tanto que fuimos en dos ocasiones!!!
Es un buen lugar para probar las White roses, un plato típico de la ciudad de Hoi An. 


Little Faifo Restaurant
66 Nguyen Thai Hoc

Aunque es un poco más caro, el trato y la comida son excelentes. El restaurante es precioso. 


Miss Ly
Old Town, enfrente del templo Quang Cong

Un buen lugar para picar algo, las white roses están buenísimas 


Home
112 Nguyen Thai Hoc

El más sofisticado de los restaurantes que probamos en Hoi An, es más caro que los anteriores pero nos encantó la experiencia de ese tipo de cocina. 


Faifo Cofee
130 Tran Phu

Es uno de los cafés de moda de la ciudad, su terraza en la azotea te permite tener unas vistas diferentes de una de las calles principales del centro histórico.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario