domingo, 15 de septiembre de 2019

Nuestra ruta de 32 días por Vietnam, Singapur y Kuala Lumpur

Fue a la vuelta del viaje a Tailandia cuando nos dimos cuenta de que también nosotros habíamos sentido ese "algo" que tiene el Sudeste Asiático y del que tanta gente hablaba. Quizás sea la gente, el caos "encantador" de las ciudades, la paz de sus templos, sus paisajes, su rica gastronomía, lo que enganche, yo creo que la mezcla de todas esas cosas, hace que sea un lugar muy apetecible para el viajero.

Después de haber viajado el año pasado a Canadá (un viaje espectacular por cierto y del que aún tengo muchísimo que contar), ya tocaba volver a Asia. Teníamos claro que Vietnam sería uno de los países que visitaríamos y que Singapur también iba a estar en la ruta, no queríamos perdernos esa perfecta mezcla de tradición  y modernidad. 

Fueron varias las combinaciones que barajamos, pero al final, el precio del vuelo fue el que decidió la ruta, así empezamos nuestro viaje de 32 días por el centro de Vietnam, país que visitaríamos durante algo más de tres semanas para luego viajar hasta Singapur y por último, hacer una pequeña incursión en Malasia a través de su capital, Kuala Lumpur sería el último destino de nuestra ruta. 

En este post,  solamente voy a describir brevemente la ruta que seguimos cada día,  una ruta que elegimos cuidadosamente para ver todo lo que nos apetecía ver a nuestro ritmo. Es una ruta similar a otros viajes a Vietnam de otros viajeros, pero también tiene algún punto personal que para nosotros ha sido especial y que volveríamos a elegir así. Por supuesto, había lugares que sí o sí queríamos conocer .....



Pero habrá muchos más post de este viaje que ya puedo adelantar que ha sido de los mejores que hemos hecho hasta ahora, hemos visto paisajes de los que te dejan sin palabras, hemos conocido un poco más de la vibrante historia de Vietnam y  hemos disfrutado de momentos disfrutones de los de verdad, pero eso vendrá más adelante, ahora vamos con la ruta. 

Día 0. Vuelo Madrid a Da Nang 
El vuelo hacía escala en Doha. Desde hace menos de un año se puede llegar al aeropuerto de Da Nang en un vuelo internacional, así que aprovechando una oferta de la compañía Qtar Airways, reservamos nuestro vuelo entrando por el centro del país. 

Días 1, 2, 3, y 4.  Hoi An. (4 noches)

A la llegada al aeropuerto nos estaba esperando un coche del hotel Emotion Villa para trasladarnos a Hoi An. Contactaron con nosotros para ofrecernos este servicio y nos pareció que 10 € era un precio razonable, así que lo contratamos con ellos para evitar tener que buscar un transporte alternativo. 
Haré un post especial con los alojamientos de todo el viaje, pero ya os adelanto que el de Hoi An nos encantó. 

A pesar del calor que hacía en la ciudad, Hoi An nos conquistó desde el primer momento, sus coloridas calles han hecho que se convierta en una de una de las ciudades más bonitas de Vietnam y desde aquí sólo puedo corroborarlo. 



Cuando planeamos el viaje, decidimos quedarnos en Hoi An varios días y así poder descubrir sin prisas todos los encantos de esta ciudad e incluso hacer alguna excursión desde allí. 

A parte de su centro histórico, que es espectacular, visitamos otros lugares menos turísticos y que también merecen mucho la pena. 





Desde Hoi An visitamos My Son, un conjunto de templos hindúes abandonados que fueron construidos bajo el reinado de los Champa, durante los siglos IV a XIV, para venerar al dios Shiva. Hay quien lo compara con una versión reducida de los templos de Angkor, no es comparable en absoluto pero sí merece la pena visitarlo.  



Días 5 y 6. Da Nang. (2 noches)

Aunque no es una de las ciudades más bonitas de Vietnam, Da Nang tiene algunos atractivos por los que merece la pena quedarse al menos un día, entre ellos las famosas Montañas de Mármol, pero ya os digo yo que  Da Nang tiene más motivos para visitarla y que os mostraré en el post que le dedicaré a una de las ciudades vietnamitas que más rápido está cambiando en los últimos años. 



Días 7 y 8. Hue (1 noche)

Llegamos a Hue por carretera desde Da Nang atravesando el famoso Paso de las Nubes. 
Hue era otro de esos lugares que no queríamos perdernos en nuestra ruta por Vietnam, para mí es uno de los imprescindibles. 
En un día y medio que pasamos en la ciudad, pudimos ver prácticamente todo lo que teníamos apuntado, eso sí, alquilamos una moto para tener más libertad a la hora de los desplazamientos (ya os hablaré del capítulo alquiler de motos en Vietnam en otro momento porque tiene su miga)



Días 9, 10 y 11. Ninh Binh (3 noches)

Tras una noche en el tren nocturno, llegamos desde Hue a uno de los destinos que más ganas teníamos de visitar, la región de Ninh Binh y sus increíbles paisajes. 
Hay quien va de paso por este lugar, pero yo recomiendo estar al menos un par de días completos para poder descubrir parte de los rincones espectaculares que tiene esta zona del país. 
Lugares como Tam Coc, Trang An, Mua Caves, la Pagoda Bai Dinh o la famosa  puerta de la Pagoda Bich Dong, son responsables de que esta región de Vietnam se haya convertido en una de nuestras favoritas..... 
En el post (o varios) que le dedicaré, veréis por qué hemos venido enamorados de estos paisajes, aunque imagino que más de uno ya podéis imaginarlo.





Días 12 y 13. Mai Chau (2 noches)


¿Por qué elegimos Mai Chau?

Los que me seguís en instagram (@apropositodemi) ya sabéis que en nuestra ruta por Vietnam decidimos ir a Mai Chau en vez de Sapa por un motivo principal. 
Un mes antes del comienzo del viaje, Diego tuvo que operarse de una lesión en la rodilla. Uno de los alicientes principales para desplazarnos hasta Sapa, era poder realizar algún trekking por las montañas para ver esos paisajes tan bonitos que ya habíamos visto en alguna foto, pero no sabíamos si Diego iba a estar totalmente recuperado, así que, como no queríamos renunciar por completo a ver esos impresionantes campos de arroz de Vietnam, indagamos un poco y apareció el nombre de Mai Chau ante nosotros. 
En algunos artículos lo presentaban como la mejor alternativa a la ya saturada Sapa, y las fotos que vimos nos gustaron mucho, por eso no dudamos en incluirlo en nuestro itinerario. 

Yo no me atrevo a decir que sea la mejor alternativa porque no conozco Sapa (aún ;), pero sí puedo decir que a nosotros nos ha encantado la región de Mai Chau por varios aspectos:

- Fuimos en busca de campos de arroz y los vimos
- En ocasiones éramos los únicos turistas de la zona
- Hicimos un pequeño trekking (o quizás no tan pequeño) que nos llevó a ver unos paisajes espectaculares.
- Vivimos un atardecer de los de recordar toda la vida
- Descubrimos algunas de las tradiciones de las etnias locales....

Otro punto a su favor es la distancia a la que se encuentra de Hanoi, en menos de tres  horas puedes estar en la capital. 




Días 14, 15 y 16.Hanoi (tres noches)

La caótica capital al final terminó conquistándonos. Reconozco que cuando llegamos no fue amor a primera vista, el horrible tráfico y el ruido de las motos perturbó un poco la paz que habíamos sentido en Mai Chau, que llegamos a echar de menos en más de una ocasión. 
Pero fue perdernos por las calles del barrio antiguo de Hanoi (Old Quarter) y empezar a sentir la ciudad a nuestra manera, fijándonos en esos rincones con encanto, observando a la gente, probando su famoso café, y visitando lugares tan curiosos como un templo escondido en el primer piso de un edificio. 

Hanoi hay que visitarla en una ruta por Vietnam, al menos dar un vuelta por su barrio antiguo y perderse por esas callejuelas donde aún se siguen diferenciado los comercios por gremios. 

En otros post sobre la ciudad os recomendaré lugares para ir a comer rico y sobre todo, lugares especiales (y preciosos) donde ir a tomar un café, jamás hubiese imaginado que en Vietnam preparaban un café taaaaan bueno.






Días 17, 18 y 19 . Bahía de Halong (dos noches)

Disfrutar de una de las nuevas maravillas naturales del mundo es uno de esos momentos que no se olvidan en la vida. 

Habíamos leído muchas cosas sobre la Bahía de Halong, que si estaba sucia, masificada..... No sé en qué zona de la Bahía estuvieron esas personas, pero nosotros no vimos que fuese así, también quiero pensar que se está haciendo un esfuerzo por mantener limpio ese entorno y eso es algo que pudimos ver nosotros mismos con los empleados del barco en el que nos alojamos, del cual os hablaré en otro momento ♡.

Si dudáis entre elegir el crucero de una o dos noches, y siempre que el presupuesto no sea el problema, os recomiendo totalmente el de dos noches, las actividades que puedes hacer y los lugares que puedes visitar, merecen mucho la pena. 





Días 19 (tarde) y 20. Hanoi (una noche)

Volvimos a Hanoi antes de poner rumbo al sur del país. Decidimos quedarnos una noche más en la ciudad para ver algunas cosas que nos habían quedado pendientes, mereció la pena.


Día 21. Ho chi Minh (dos noches)

La antigua Saigón no es una de esas ciudades que amas desde el principio, no es de los lugares más bonitos de Vietnam, aunque su carga histórica puede que  sí que sea de las más fuertes del país. 
Si Hanoi nos parecía caótica, fue llegar a Ho Chi Minh y conocer el verdadero caos. 
La ruta de los edificios coloniales franceses, algunos cafés y restaurantes encantadores que encontramos, y visitar un templo local a primera hora de la mañana, fueron suficientes para irnos con un buen sabor de boca de la ciudad. 




Días 22 y 23. Delta del Mekong (una noche)

Uno de los motivos principales de llegar hasta el sur de Vietnam era sin duda conocer algún rincón del Delta del Mekong. 
Mientras preparábamos el viaje, fueron varias las opciones que teníamos para llegar hasta este rincón del país, pero la que más nos convenció (sobre todo por el precio) fue hacerlo por libre, trasladándonos en autobús hasta Can Tho, buscar nuestro propio alojamiento con vistas al río (es el que aparece en la foto de abajo) y visitar uno de los mercados flotantes más importantes de la región.



El día 23 por la tarde volvimos a Ho Chi Minh donde hicimos noche para al día siguiente volar temprano hacia nuestro nuevo destino, Singapur. 

Días 24, 25, 26, 27 28. Singapur (cinco noches)

Desde hace ya algún tiempo teníamos ganas de conocer Singapur y este viaje fue el momento perfecto para hacerlo, no sé por qué no habíamos ido antes, qué maravilla de país, es como muchas ciudades en una sola y cada rincón nos ha fascinado. 

Singapur es una de las ciudades más modernas de Asia, una ciudad próspera, con una renta per cápita que nada tiene que ver con Vietnam o con otros países vecinos del Sudeste Asiático. 

A mí me cautivó desde el primer momento y es que una ciudad que tiene un museo con forma de flor, ya tiene mucho ganado jejeje. 

Disfrutamos visitando museos, observando espectaculares edificios, conociendo sus principales barrios y también comiendo comida deliciosa en sus hawkers, e incluso cenar en un Estrella Michelín a un precio estupendo. 

En ella también vivimos uno de los momentos más esperados del viaje, alojarnos en uno de los hoteles más increíbles del mundo!!!!

En los post de Singapur os contaré con más detalles todo lo que vivimos en esta fantástica ciudad. 





Días 29, 30 y 31. Kuala Lumpur (tres noches)

En nuestra búsqueda de vuelos para este viaje, surgió la combinación de volver por Kuala Lumpur a un precio bastante bueno, así que no pudimos resistirnos a conocer la capital de Malasia y ver alguno de sus lugares de interés. 

Kuala Lumpur está creciendo a un ritmo vertiginoso a juzgar por la cantidad de obras que encontramos por toda la ciudad, aún así, aún quedan lugares tradicionales donde parece haberse detenido el tiempo. 

Las Torres Petronas, emblema de la ciudad, son taaaan impresionantes como pensábamos!!! Desde la cama de nuestra habitación podíamos disfrutar de ellas cada noche, unas vistas espectaculares para despedir uno de los mejores viajes que hemos hecho hasta ahora ♡.





Día 32. Vuelo de vuelta a casa. Kuala Lumpur-Madrid, con escala en Doha. 

El día final de nuestro viaje, la vuelta a casa. Horas de aeropuertos en las que recordamos los buenos momentos vividos en cada uno de los lugares que hemos visitado. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario