domingo, 4 de marzo de 2018

Día 14. Curso de cocina en Chiang Mai

Hoy no era un día cualquiera, era el día de mi cumpleaños!!! Tengo la suerte de poder cumplir años alrededor del mundo, y es que casi siempre el 5 de agosto nos pilla de viaje. 

Cuando planeábamos nuestros días en Chiang Mai, teníamos claro que una de las actividades que queríamos hacer en esta ciudad era un curso de cocina tailandesa. A los dos nos encanta la comida asiática en general y la tailandesa nos gustó mucho, yo le quitaría un poco de picante la verdad jejejeje. 



Antes de salir del hotel fuimos a desayunar y los empleados del hotel me dieron una bonita sorpresa, aparecieron cantando el cumpleaños feliz con una tarta!! Yo no me lo podía creer, miraba a Diego por si tenía algo que ver en esto, pero él me aseguraba que no. Marcela, la encargada de la recepción nos ayudó a reservar un restaurante para la cena de cumpleaños de esa noche y quiso tener ese maravilloso detalle conmigo, esas cosas son las que hacen especiales a la gente!! Gracias a todo el equipo del Bed Phrasingh!!


En Chiang Mai es muy fácil apuntarse a uno de estos cursos de cocina, hay bastantes empresas que lo organizan, nosotros lo reservamos allí mismo, en la calle donde instalan en Sunday Market hay bastantes oficinas donde se puede contratar, nosotros preguntamos en varias y todas ofrecían más o menos lo mismo.
Al final reservamos con Asia Scenic por 800THB por persona, nos gustó porque antes de comenzar a cocinar te llevaban al mercado a enseñarte muchos de los productos que se utilizan en la cocina thai.

A la hora prevista nos recogieron en nuestro hotel y nos fuimos a sus instalaciones, éramos un grupo de 10 personas de diferentes nacionalidades (me encantó coincidir con tres chicas que vivían en Nueva York). Una vez allí nos fuimos al mercado a conocer diferentes productos!!





De nuevo en sus instalaciones, salimos a un jardín donde tienen muchas hierbas que se utilizan en sus platos más típicos. Aprendimos mucho en este curso, sobre todo porque hasta ese día había algunas cosas que contenían los platos que nosotros no sabíamos si se comían o no, pues bien, algunas hierbas se retiran, únicamente son para dar aroma y sabor...


Entre todos elegimos los cinco platos que íbamos a elaborar y que también nos íbamos a comer jejeje. Lo bueno es que cada uno cocinaba el suyo y podíamos igualmente elegir en grado de picante que deseábamos, alguno era para echar fuego por la boca jajaja. 


Cocinamos alguno de los platos más típicos como Padthai, unos rollitos vegetales, pasta de curry, un curry de pollo y verduras .....












Los platos que preparamos tanto Diego como yo estaban riquísimos!!

Al finalizar el curso nos entregaron un cuadernillo a cada uno con las recetas y los ingredientes que lleva cada plato. Es verdad que alguno de esos ingredientes no es fácil comprarlo en los mercados de aquí, pero en Madrid hemos encontrado uno en el que se puede encontrar prácticamente de todo para hacer estas recetas.

Nos volvimos dando un paseo hasta el hotel para bajar un poco todo lo que nos habíamos comido, íbamos a descansar un rato y a darnos un baño en la piscina, aún nos quedaba la tarde para seguir disfrutando de mi cumpleaños y de esta fantástica ciudad. 

Era sábado y queríamos acercarnos hasta el Saturday Market para dar un paseo entre los puestos. 

Pero antes pasamos a darnos un masaje a uno de los centros Lila Thai Massage que puedes encontrar por Chiang Mai. Los masajes los dan mujeres que han estado en la cárcel y allí han aprendido las diferentes técnicas, es una buena forma de darles una oportunidad de trabajo y de reinserción, además habíamos leído muy buenas críticas. 
Diego se dio un masaje Thai y yo uno de piernas con compresas de frío y calor, salimos de allí como nuevos!!




Callejeando nos encontramos con un templo espectacular, el Wat Sri Suphan, el Templo de Plata. 
Fue construido  en torno al año 1500 y está totalmente cubierto de plata, lo que le hace diferente al resto de templos que vimos en la ciudad. A pesar de su belleza, no es un templo muy visitado. Las mujeres no pueden entrar a la sala de ordenación debido al simbolismo religioso atribuido a dicho lugar. Aunque solo sea ver el exterior, merece la pena ir. Nosotros no pagamos entrada quizás porque ya era tarde, pero normalmente hay que pagar 50THB.











Empezó a llover ligeramente, así que decidimos coger un tuk tuk que nos llevase al restaurante en el que íbamos a cenar.   
Habíamos reservado en el Deck 1, un restaurante al lado del río que nos habían recomendado en el hotel. Como estaba lloviendo, cenamos en el interior, pero tiene una terraza preciosa sobre el río.
Es algo más caro que los restaurantes en los que comimos y cenamos en todo el viaje, pero por ser el día de mi cumpleaños quería un lugar un poco especial. Cenamos de maravilla, los platos que pedimos estaban exquisitos y la presentación estaba muy cuidada. 






Como seguía lloviendo cuando salimos del restaurante, cogimos de nuevo un tuk tuk que por 100 THB nos dejó en la puerta del hotel. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario