domingo, 5 de noviembre de 2017

Día 9. Las ruinas del antiguo Reino de Ayutthaya

Cuando comencé con la preparación del viaje a Tailandia, había ciertos lugares que queríamos visitar sí o sí, así que sólo teníamos que cuadrar los días y ver en qué momento encajar cada lugar siguiendo un orden de visitas. La importancia histórica  del lugar y muchas fotografías que había visto antes, hicieron que  entre esos lugares se encontrara sin duda Ayutthaya




Antes de comenzar con la visita propiamente dicha, veamos un poco de historia de Ayutthaya.

Muchas fuentes coinciden en que Tailandia fue fundada en 1238 momento en el que Sukhothai era la capital del Reino del mismo nombre y que visitaríamos también en nuestro viaje. Alrededor de 1350 se fundó Ayutthaya que se convirtió en la segunda capital del Reino de Siam, actual Tailandia, absorbiendo en 1376 a Sukhothai.

Entre los siglos XIV y XVIII Ayutthaya creció y se convirtió en una de las ciudades más prósperas del mundo, en parte gracias a su ubicación. La ciudad se mantuvo como capital durante 400 años, pero en 1765 fue invadida y saqueada por el ejército birmano que arrasó la ciudad durante dos años de asedio, los destrozos son hoy evidentes, templos en ruinas, budas decapitados...La ciudad se rindió en 1767.
Tras la muerte del último rey de Ayutthaya, el comandante Phraya Taksin trasladó la capital a Thonburi, ciudad a orillas del río Chao Phraya en el margen opuesto de la actual capital, Bangkok. 

Hoy se visitan las ruinas del conjunto de templos que formaban la ciudad en lo que se conoce como el Parque Histórico de Ayutthaya, declarado en 1991 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. 

¿Cómo llegar a Ayutthaya?

Ayutthaya se encuentra a aproximadamente 70 kilómetros al norte de Bangkok, y es una de las excursiones más famosas de un día desde la capital. 

Después de leer bastante información, la mejor forma de llegar es en las típicas minivanes que llegan a casi todos los lugares del país. 
Para ello hay que ir a la estación de autobuses de Mo chit (nosotros fuimos en un taxi desde el hotel) y allí comprar el ticket de la van que se dirige a Ayutthaya, es muy fácil, está todo indicado. 

Pagamos 120 THB los dos por el trayecto de sólo de ida ya que nosotros habíamos decidido quedarnos a dormir allí para continuar al día siguiente con nuestra ruta. Fue todo un acierto!!



En una hora aproximadamente estábamos en la estación de minivanes de Ayutthaya, OJO!! Esta no es la estación de autobuses de la ciudad, es donde llegan las furgonetas, cuidado con esto porque nosotros por poco la liamos jejejeje

De la estación al hotel había muy poca distancia, así que fuimos caminando con nuestra mochila a la espalda. 
El hotel, uno de los mejores del viaje, no sólo por el tipo de alojamiento que es precioso, si no por su dueño, una persona que se desvive por sus huéspedes y que te hace sentir como en casa. Os dejo el link de preparativos, ruta y hoteles aquí.


Una vez instalados en nuestro alojamiento, nos fuimos sin perder más tiempo a visitar el Parque histórico donde se encuentran los templos más importantes de Ayutthaya, pero aún teníamos que buscar un medio de transporte. 

¿Cómo visitar el Parque Histórico de Ayutthaya?

Los templos en Ayutthaya no están todos juntos, de hecho algunos se encuentran bastante alejados, por lo que nosotros descartamos la bicicleta para la visita y decidimos contratar un tuk tuk que, desde nuestro punto de vista, es el mejor medio de transporte para visitar los templos. 

La suerte estaba de nuestro lado y nada más salir a la carretera que había al lado del hotel, se paró el que sería nuestro conductor las siguientes horas, el tuk tuk no podía ser más molón, amarillo y tuneado, una pasada. El conductor era muy agradable, le pareció bien la ruta que queríamos hacer y negociamos el precio de 850 THB por todo el día, según había leído en otros blogs y foros de viaje, el precio nos pareció bastante bueno teniendo en cuenta que queríamos ver atardecer en el último templo que visitamos. 


El horario de vista al Parque Histórico de Ayutthaya es de 8h a 18 h. 

Para visitar los templos pagamos una entrada combinada de 220 THB por persona, el ticket lo piden a la entrada de cada uno. Teniendo en cuenta que en cada templo pueden cobrar unos 40-50 THB, a nosotros nos salió rentable. 

Hay un importante número de templos que se pueden visitar, pero en una jornada de un día es imposible visitarlos todos por lo que hay que hacer una selección. Nosotros elegimos unos templos en función de lo que habíamos leído previamente y de fotografías que habíamos visto, pero hay otras rutas diferentes. 

Y ahora sí, comenzamos con nuestra visita a los templos que nosotros elegimos!! 

Wat Ratchaburana

Fue el primero de los templos que visitamos y tengo que decir que nos recordó bastante a los templos de Angkor en cuanto a su arquitectura. 
Fue construido durante el siglo XV y su estructura central, el prang es la mejor conservada de todo el templo. Esta torre está construida en estilo khmer  y alrededor se encuentran varias pagodas. 






Aún se mantienen en pie alguno de los pilares que sostenían el techo de lo que era el santuario principal del templo, donde se realizaban los rezos. Las paredes también se conservan y una estatua de buda que seguramente fue decapitada durante la ocupación birmana, algo que nos encontramos en más estatuas en otros templos. 





A través de unas escaleras se puede acceder al interior del prang donde se pueden observar unas pinturas en sus paredes y techo que representan escenas de animales y de la vida de buda.





Merece la pena dedicar un rato a ver la cantidad de relieves y figuras que adornan el prang principal del templo y que representan criaturas mitológicas. 
Es uno de los templos mejor conservados del complejo.





Wat Phra Mahathat 

Llegamos al que sin duda es el templo más famoso de Ayutthaya, Wat Mahathat. La imagen del Buda entre las raíces del árbol lo ha hecho mundialmente conocido. 
No se sabe muy bien cómo llegó esta imagen allí, se cree que durante el tiempo que el templo estuvo abandonado, el árbol creció enlazando con sus raíces una de las cabezas decapitadas por los birmanos. 




El templo fue construido en el siglo XIV convirtiéndose en uno de los templos más importantes de la ciudad. Con la ocupación birmana fue destrozado casi en su totalidad, saqueando gran parte de sus monumentos y decapitando la mayoría de las imágenes de Buda. 
A mediados del siglo XX se realizaron importantes trabajos de restauración de este y de otros templos del complejo. 





El templo se construyó en estilo khmer con grandes chedis de ladrillo, su chedi principal medía casi 50 metros. 

Además en el recinto de todo el templo había un gran número de imágenes de Buda de la que se conservan algunas muy bonitas, muchas de ellas decapitadas durante la ocupación birmana.
Es muy interesante recorrer el templo y hacerse una idea de cómo era en su época de esplendor, el templo Wat Phra Mahathat es mucho más que la imagen de la cabeza entre las raíces!!









Wat Phra Ram 

Quizás no sea de los templos más famosos ni visitados de Ayutthaya, sin embargo, quizás porque lo visitamos en soledad, a nosotros nos pareció un templo muy interesante para dedicarle un rato. Está muy cerca del anterior y su arquitectura es muy parecida. 

En este templo destaca su gran prang de estilo khmer, que nos vuelve a recordar a los famosos templos de Angkor. 




Su gran prang se encuentra sobre una base cuadrada y estaba rodeada de otras de menor tamaño. En las esquinas había cuatro chedis que estaban decorados con imágenes de Buda. 





En este caso, la mayoría de las imágenes de buda que nos encontramos en el templo estaban decapitadas. 





Antes de continuar con la visita a los templos, fuimos a comer a un lugar que nos llevó nuestro conductor, lo mejor lo que pedimos fue sin duda el mango sticky rice, un plato que repetimos a lo largo de todo el viaje y que nos encantó!!





Wat Phra Sri Sanpeth 

Ese templo fue el más importante del complejo y se encontraba en el recinto del Palacio Real y tenía un acceso directo al mismo. 

La parte más destacada de este templo son las tres estupas que guardan las cenizas de los reyes. 
Dada la importancia de este templo, se usaba para ceremonias reales y servía como capilla para la realeza que acudían allí a realizar sus rezos por lo que no era un monasterio budista donde los monjes residían, si no que eran invitados en ciertas ocasiones para la realización de algún rito. 

El templo tenía muchas decoraciones de oro que fueron saquedas durante la ocupación birmana dejando al descubierto el material con el que fueron construidas las estupas y otros edificios que lo componen.













Wat Na Phra Men

El templo Wat Na Phra Men se encuentra un poco más alejado del centro del complejo, pero por diferente, merece mucho la pena acercarse hasta él
Este templo es de los pocos de Ayutthaya que no sufrieron la destrucción durante el período de ocupación birmana, quizás sirvió para su refugio mientras destruían otros templos. 
Fue construido durante el siglo XVI al otro lado del río Lopburi y guarda una imagen de Buda bastante famosa. 

En su arquitectura destaca su impresionante tejado a dos aguas con una representación de la imagen hindú de Garuda.

Es un templo que hoy en día está en activo y es fácil ver a los monjes por allí en sus inmediaciones. 

Ocho columnas que sujetan el techo de madera sirven para  custodiar la imagen de Buda más famosa de este templo, una imagen dorada que está perfectamente tallada a pesar de las grandes dimensiones. Mide 6 metros de alto y está vestido con traje real incluyendo una corona, collar, pendientes y otros ornamentos. 




Hay también otra imagen de Buda tallada en piedra que se encuentra en otro pequeño edificio del complejo. 
Su postura es diferente a otros budas que hemos visto, está sentado y sus manos descansan sobre las rodillas transmitiendo una imagen de serenidad. 







Mientras nosotros visitamos en templo, nuestro conductor mantiene su tuk tuk limpio, se notaba que estaba muy orgulloso de su vehículo y lo mantenía cuidado a la perfección, aunque lo mejor era el equipazo de música que llevaba en su interior!!! Si lo veis por Ayutthaya paradle y negociar un precio con él, es encantador!!



Wat Suwan dararam 

Se trata de un monasterio en activo con unos preciosos edificios que merecen la pena visitar. 
Anteriormente era conocido como "El templo Dorado" y fue fundado en el período tardío de Ayutthaya. 






  
En el templo destacan sus pinturas murales que representan diferentes escenas de la vida de Buda y del rey Naresuan.  Son de una excelente calidad y muchas personas acuden a visitarlas. 
Estos murales pintados están entre los mejores de Tailandia. 


Estando allí tuvimos la suerte de poder contemplar una oración de los monjes budistas, un momento de recogimiento muy agradable. 






Wat Yai Chai Mongkhon  

Se trata de uno de los templos más visitados de Ayutthaya.
Su construcción data del siglo XIV cuando el rey UThong lo construyó como monasterio para unos monjes que llegaron tras una etapa de adoctrinamiento  en Ceylan, hoy Sri Lanka. 
Fue restaurado en 1957 ya que tras la invasión birmana había quedado en  un estado ruinoso. 

La gran estupa tiene una altura de más de 60 metros y ambos lados hay dos chedis más pequeños.


Hoy en día el templo está en activo y cuenta con un monasterio y la gran estupa a la que se puede acceder y desde la que hay unas bonitas vistas del resto del templo. 




En el recinto del templo se pueden encontrar diferentes imágenes de buda, delante de la estupa principal podemos ver uno de grandes dimensiones. Es muy frecuente ver cómo se le pegan en diferentes partes del cuerpo papel de oro como ofrenda, esto es algo que veríamos en diferentes imágenes y lugares a lo largo de todo el viaje. 






Otra de las imágenes por las que es famoso este templo es por su Gran Buda Reclinado de 7 metros de largo y fue restaurado a mediados del siglo XX. 






Al lado del Buda reclinado hay un precioso jardín de buganvillas.


Tras esta visita nos vamos al que sería nuestro último templo de la ruta, queríamos ver atardecer y desde Wat Chai Watthanaram habíamos leído que era precioso, así que nuestro conductor nos llevó hasta allí. 

Wat Chai Watthanaram

La construcción de este templo es un poco más tardía que los anteriores, data de 1630 y se hizo en honor y recuerdo a la madre del rey Prasat Thong. Se trata de un templo de estilo khmer y su peculiar estructura simboliza la visión del budismo en cuanto al mundo. 

Consta de una torre central de 35 metros de altura y está rodeado de una serie de pequeñas prangs. Fue residencia real, además de servir para la celebración de ceremonias budistas e incluso llegaron a hacerse cremaciones de algún rey.









El  templo estaba impresionante con la luz del atardecer y disfrutando de esas siluetas de las torres típicas y de las imágenes de los budas. 




Para nosotros fue uno de los templos que más nos gustaron en Ayutthaya y merece la pena dejarlo para el final y verlo al atardecer. 
Allí estuvimos un buen rato hasta que se puso el sol y fuimos en busca de nuestro tuk tuk para que nos llevase al hotel. (Teniendo una casita tan cuqui para pasar la noche también nos apetecía disfrutar un poco de ella)

Tras un pequeño descanso salimos a cenar a un restaurante próximo a nuestro alojamiento y nos fuimos a disfrutar de nuestra particular casita, una cerveza en la terraza preparando el siguiente día fue el mejor plan para terminar una jornada perfecta. 






Al día siguiente nos íbamos a otro de los Parques Históricos más importantes del país, Sukhothai, pero eso ya será en el siguiente post!!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario