domingo, 29 de octubre de 2017

Día 8. Día de mercados por Chatuchak, Mae Klong y Amphawa

Si hay algo que nos gusta visitar en nuestros viajes, son los mercados de las ciudades, el allí donde se ve realmente cómo viven sus habitantes, lo que comen, te muestran parte de su cultura y tienes ante ti todo un escaparate de productos típicos del lugar. En Tailandia no iba a ser menos y a lo largo de nuestro viaje visitamos bastantes mercados, pero hay uno que desde luego que merece una mención especial porque no creo que visitemos otro tan "raro" nunca, se trata del mercado de Mae Klong, el famoso mercado sobre las vías de tren. 




Cuando buscaba información para las visitas en los días que pasamos en Bangkok, tenía claro que quería visitar un mercado flotante, todo el mundo coincidía en que Damnoen Saduak, uno de los más conocidos, se había convertido en un lugar tan turístico que era complicado disfrutar de la visita, así que lo descartamos, pero encontré información sobre otro mercado flotante que, aunque también es bastante turístico, es un lugar al que acuden los locales a evadirse un poco de la gran ciudad y a disfrutar de la gran cantidad de gastronomía que ofrece, se trata del mercado de Amphawa, del que hablaré más adelante. 

Sabiendo que queríamos visitar esos dos mercados en los alrededores de Bangkok, la siguiente duda era ¿Cómo ir hasta allí?

La noche anterior habíamos llegado de Siem Reap de visitar los templos de Angkor, unos días intensos en los que habíamos descansado bien poco y cada minuto que allí pasamos lo aprovechamos al máximo. 

Sólo teníamos este día para hacer la visita a los mercados, ya que al día siguiente partíamos hacia el norte, por lo que no queríamos perder mucho tiempo en transportes. Esa misma mañana fuimos a las inmediaciones de Khao San Road donde se encontraba nuestro hotel y contratamos una excursión "a medida" con los dos lugares que queríamos visitar. Hay que tener en cuenta que el mercado de Amphawa sólo está los fines de semana!!!

Pagamos 550 THB cada uno por esta excursión, pero de esta manera no teníamos que preocuparnos por el transporte en ningún momento y nos asegurábamos de llegar a ambos mercados. 

Como aún teníamos un par de horas hasta que saliese la furgoneta hacia Mae Klong, nos fuimos a ver otro de los mercados famosos en Bangkok y que también se celebra sólo los fines de semana, el Chatuchak Market de 6 de la mañana a 6 de la tarde. 

Para llegar allí se puede ir en skytren porque tiene su propia parada (Chatuchak Park), pero en la zona en la que nosotros estábamos no había parada cercana así que decidimos ir en tuk tuk, al fin y al cabo es el transporte estrella de la ciudad jejeje.  

Negociamos que por 100 THB nos llevaba hasta el mercado, eso sí, con una parada de 10 minutos en "la tienda de un amigo". Esto funciona así, te llevan a una tarifa más barata pero a cambio paras en una tienda por si cae algo. Era una tienda de trajes y nosotros no teníamos intención de hacernos ninguno, pero aún así el conductor de tuk tuk accedió. En la tienda estuvimos menos de 10 minutos, nos atendieron y percibieron que no éramos unos clientes interesados en sus telas, así que con las mismas salimos y volvimos a montarnos en el tuk tuk, al menos fue un momento un tanto divertido. 


El tuk tuk nos deja en una de las puertas del Chatuchak Market y comenzamos la visita!!!


El mercado de Chatuchak es el mercado más grande de toda Tailandia y uno de los más grandes de Asia, en él pueden encontrarse más de 15.000 puestos de todo lo que puedas imaginar. Están divididos por secciones y, como nosotros no disponíamos de todo el día para invertirlo aquí, decidimos buscar algún souvenir de recuerdo, dar un paseo por los puestos de productos más exóticos y dedicar un rato a la zona de comida que es algo que nos gusta en todos los mercados que visitamos. 







Nosotros aprovechamos para comer fruta cortada, mango y una fruta que no conocíamos que es una especie de mezcla entre pera y manzana y que estaba buenísima y refrescante, el calor era bastante intenso y nos vino genial. 


Volvimos también en tuk tuk hasta la zona de Khao San Road desde donde salía nuestra excursión, esperamos un poco y nos montamos en nuestra furgoneta con destino al mercado de Mae Klong, el cual se encuentra a unos 90 Km al norte de la ciudad. 

Cuando llegamos, faltaba una media hora para que pasase el tren, así que paseamos entre las vías, los puestos, la gente.... ¡¡Madre mía qué mercado!! Diego y yo coincidíamos en que sería difícil encontrarnos con un mercado más raro que ese, exótico digamos. 






Los puestos se encuentran a ambos lados de las vías y cuando el tren pasa, lo hace varias veces al día, deben retirar los toldos y parte de la mercancía, en cuestión de segundos el mercado desaparece y vuelve a aparecer tras el paso del tren, esto es lo que hace que Mae Klong sea uno de los mercados más especiales del mundo. 

El mercado siempre se ha celebrado en ese lugar, durante el siglo XX llegó el ferrocarril y el mercado continuó, pero tuvo que adaptarse a las circunstancias. El tren pasa 6 veces al día en las siguientes horas 8.30h, las 9h, las 11.15h, las 11.30h, las 14.30h y las 15.30h. 






Para picar durante la excursión compramos unos chips de Taro por 40 THB. En este mercado se pueden encontrar muchos productos que no habíamos visto nunca, algunos bastante raros y otros nada apetecibles para nosotros jejeje. Había muchos puestos de pescado y marisco que para nuestros estándares, no cumplían las mejores condiciones de higiene, pero todo es acostumbrarse. 





Hay que estar atentos a la sirena que indica que el tren ha salido de la estación (la cual se encuentra al final del mercado), se nota porque enseguida los comerciantes empiezan a retirar sus productos y a quitar los toldos, el mecanismo es bastante rápido y la instalación bastante sencilla, por lo que lo hacen en segundos. 


Nos colocamos en uno de los lados para ver cómo el tren se aproximaba y pasaba delante de nosotros, el momento fue muy, muy emocionante!!!






El tren pasa literalmente por encima de alguno de los productos!!!



Una vez que ha pasado todo vuelve a la normalidad, los toldos vuelven a cubrir las vías y los comerciantes siguen con su tarea esperando a que vuelva a sonar la alarma que les indica el paso de un nuevo tren (menos mal que no tiene mucha frecuencia).


Volvemos a nuestra furgoneta para dirigirnos al mercado flotante de Amphawa, el cual sólo se encuentra a 7 kilómetros de Mae Klong, por lo que en unos diez minutos estábamos allí. 
Agradecimos mucho haber contratado esta excursión y evitarnos tener que regatear desde Mae Klong un transporte hasta el floating market y buscar luego cómo volver a Bangkok. 

El mercado de Amphawa se puede visitar de viernes a domingo desde el medio día hasta la noche. 
Nosotros decidimos ir a éste porque es menos turístico y más auténtico, un mercado al que acuden los locales en busca de buena comida, también dicen que los productos que ofrecen en este mercado son más baratos que en el famoso Damnoen Saduak. 




En el mercado de Amphawa encontramos un ambiente genial, paseamos por sus pasarelas de madera, en las que se encuentran locales tanto para comer, como para comprar recuerdos, también vimos algún sitio donde se puede pasar la noche. 






Como no habíamos comido nada más que los chips que compramos en Mae Klong, decidimos ir probando diferentes cosas que nos llamasen la atención. Había un montón de productos que te preparaban en el momento!! Probamos varias cosas y todas nos sentaron de maravilla y en este caso tentamos bastante a la suerte jajaja. 














Nos comimos un calamar a la plancha que lo preparaban directamente en una de las barcas del canal. 







Antes de volver a Bangkok, la excursión incluía un paseo por el canal en long tail para ir una zona a ver luciérnagas. Para llegar hasta la zona en la que se encontraban estos insectos tan especiales, pasamos por el mercado.





El paseo en barca estuvo bien, vimos algún grupo de luciérnagas sobre los árboles y volvimos a la furgoneta para regresar a Bangkok.
La excursión es totalmente recomendable tal y como la hicimos nosotros, aunque también se puede hacer más barato buscando el transporte por nuestra cuenta. Al mercado de Mae Klong se puede llegar en tren (unas dos horas desde Bangkok) y en minivan desde la estación de Mo chit de Bangkok. Desde el mercado del tren se puede negociar un tuk tuk o taxi para llegar hasta Amphawa que está bastante cerca y luego se puede volver otra vez hasta Mo chit en mini van, eso sí, hay que estar muy pendiente de los horarios de vuelta y saber cuál es la última que vuelve a Bangkok. 

Cuando llegamos a Bangkok nos quedamos a cenar por la zona de Khao San Road, muy cerca de nuestro hotel, era la última noche que pasábamos en Bangkok hasta el final del viaje y queríamos aprovecharlo. 



Después de cenar nos dimos un masaje que nos vino de maravilla y nos fuimos al hotel a preparar las mochilas y a descansar, al día siguiente nos íbamos a Ayutthaya, pero eso ya será en el siguiente post!!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario