martes, 26 de septiembre de 2017

Oxford, armonía entre ciudad y universidad

Hablar de Oxford es hablar irremediablemente de su universidad, la universidad de habla inglesa más antigua del mundo, ya en el año 1906 se tienen registros de la práctica de la enseñanza en este lugar, pero no sólo es la más antigua, si no que además es un monumento es sí misma!!! 





Sólo teníamos unas horas para visitar juntos la ciudad antes de que yo volviese a Londres para volver a casa, Diego se quedaba unos días más en Oxford para asistir a una conferencia, motivo principal de este viaje jejejej, aunque nosotros aprovechamos cualquier cosa para hacer una escapada y pasarlo bien. Aunque era poco tiempo, lo aprovechamos fenomenal y vimos muchos de los lugares más famosos de esta ciudad, sobre todo los relacionados con la universidad. 

Aparcamos el coche junto al college en el que Diego se quedaría los próximos días, el Exter College,  así que una vez resuelto ese tema, nos pusimos en modo visita!! Llegamos a Broad St donde encontramos un pequeño mercado y donde se encuentran dos de los colleges que forman parte de la universidad, el Trinity College que estaba cerrado a los visitantes y que sólo vimos desde la valla y el Balliol College al que volveríamos más tarde para visitarlo ya que aún estaba cerrado a las visitas. 


El Balliol College es uno de los más importantes de la Universidad de Oxford, es uno de los más antiguos, fundado en 1263 fue el primero en tener habitaciones para los estudiantes. No fue hasta 1884 cuando se permitió a las mujeres asistir a las clases. Entre sus alumnos más ilustres se encuentran tres primeros ministros, cinco premios Nobel y el filósofo Adam Smith. 

Se puede visitar desde las 10 a las 17 horas y el precio de la entrada es de 3£.

Merece mucho la pena visitar sus jardines y sobre todo el Great Hall donde los alumnos comen y cenan durante todos los días. 













Nos adentramos por una de las callecitas en las que encontramos más colleges y pasamos a alguno de sus patios, si visitáis Oxford no dejéis de pasar a ellos porque todos son espectaculares!!





Pronto nos encontramos con uno de los iconos de la Universidad de Oxford, la Radcliffe Camera que forma parte de la Biblioteca Bodleian. 
Es un edificio de planta circular que fue construido entre 1737 y 1739 para albergar la biblioteca científica Radcliffe hasta que dicha colección fue traslada a otro edificio en 1850. Hoy en día la Radcliffe Camera es una sala de lectura, a la que sólo se puede acceder con autorización. 





Se encuentra junto a la Bodleian Library, la principal biblioteca de investigación de la universidad y una de las más antiguas de Europa. 
En ella se guarda una copia de cada publicación, por lo que cuenta hoy en día con más de nueve millones de ejemplares distribuidos en kilómetros de estanterías. 
En sus puertas de entrada destacan los escudos de armas de alguno de los colleges de la universidad.







Nosotros hicimos un tour guiado por el interior por 6£, en dicho tour te enseñan alguno de los lugares más emblemáticos de esta biblioteca, entre ellos el Divinity School, una gran sala medieval que fue construido para conferencias y sobre todo donde se llevaban a cabo los exámenes orales que podían llegar a durar más de cinco horas. La sala es una obra de arte en la que cabe destacar el techo de la misma. 

Pero sin duda lo más me gustó de la visita fue la impresionante Duke Humfrey's Library, la más antigua de la Bodleian, una joya medieval donde se conservan mapas, manuscritos y un gran número de artículos de teología. En su interior no se pueden hacer fotos, pero si sois fans de Harry Potter seguro que habéis visto una escena en la biblioteca en la que los libros "volaban" solos, pues el allí!!! El guía nos contó todas las restricciones que tenían para grabar allí, entre ellas la prohibición de encender cualquier vela, así que las utilizaron eléctricas aunque el efectos fuese el mismo, pero imaginad un accidente con una vela la que puede liar en un sitio así. (Esta es una imagen que se puede ver en google)


Al lado de la Bodleian se encuentra el Sheldonian Theatre,  donde tienen lugar los actos de graduación y de final de curso cada año, aunque también otras ceremonias de la universidad como conferencias y conciertos.  De hecho el día antes de nuestra visita había sido la graduación del curso. 
Destaca su torre blanca a la que se puede acceder, pero nosotros no subimos ya que preferíamos las vistas que se tienen desde la torre de la iglesia que visitamos después. 




Muy cerca está otro de esos lugares que todo el mundo va a visitar en Oxford, el famoso Bridge of Sighs, el puente de los suspiros, que une dos edificios del Hertford College. Cuentan que debe su nombre a los suspiros que dan los estudiantes cuando lo cruzan en dirección a alguna prueba importante... 




En Broad St se encuentra la librería más famosa de la ciudad, la Blackwell's Bookshop, la librería que cuenta con la habitación con libros más grande del mundo, la Norrington Room, con casi 1000 metros cuadrados, y con más de 5 kilómetros de estanterías!!!




Nos vamos a la High Street , una de las más bonitas y emblemáticas de la ciudad. 







En ella se encuentra el acceso al Covered Market, un mercado cubierto donde se pueden encontrar productos artesanales, entre ellos unas exquisitas galletas de Ben's Cookies que tuvimos que probar jejeje. 








Justo en la esquina con Cornmarket St, la calle más comercial de Oxford, se encuentra la Carfax Tower, una torre de piedra que sirve como punto de encuentro en la ciudad y que es lo único que queda de la iglesia de San Martín del siglo XIII, hoy en día es un edificio del ayuntamiento de Oxford y puede también visitarse. 



Continuamos para ver uno de los colleges más famosos de Oxford, el Christ Church, aunque el horario de visita comenzaba a las 14 horas y teníamos que esperar más de una hora si queríamos visitarlo, así que dimos una vuelta disfrutando de su maravillosa fachada y del entorno. 
El Christ Church fue fundado en 1546, su capilla forma parte de la catedral de Oxford. 
Entre sus alumnos más ilustres está nada más y nada menos que Albert Einstein!!! También Lewis Carroll y hasta 13 primeros ministros británicos. 





En su interior se encuentra el Great Hall, el gran comedor que sirvió de inspiración para el comedor de la saga de Harry Potter. 





Por un camino que rodea el Christ Church College llegamos hasta el Merton College, otro de los más antiguos. Fue fundado en 1264 y cuenta con el edificio más antiguo de la universidad que sigue en pie, además su biblioteca es la que lleva más tiempo en funcionamiento en todo el mundo! Como personajes ilustres del Merton College está JRR Tolkien que fue profesor en el mismo. 



Volvemos a la High St, con tiendas muy chulas y alguno de los establecimientos más famosos de la ciudad como The Grand Cafe, que se encuentra en el lugar en el que se abrió en 1651 la primera cafetería en Inglaterra. 

A lo largo de la calle se encuentran otros Colleges, como el Queen's College, el Magdalen, el St Edmun... 















Antes de comer y ya marcharnos a Londres, habíamos reservado una de las mejores visitas de la ciudad, subir a la torre de la University Church of St Mary the Virgin. 
La iglesia data del siglo XI aunque después fue restaurada en estilo gótico,  fue el lugar a partir del cual se formó la ciudad, en ella destaca su imponente aguja que es visible desde muchos puntos de Oxford, la cual se añadió ya en el siglo XIV así como muchas de las esculturas y gárgolas que adornan la fachada. 

En su interior destacan las vidrieras del siglo XV y su precioso órgano. 




Tras esperar un rato por el aforo de la torre, y pagar la entrada de 4£, subimos los escalones que nos llevaron a disfrutar de la mejor vista de la ciudad. La Radcliffe Camera ante nosotros, el All Souls College con sus torres y su espectacular edificio, todaaaaa la ciudad a nuestros pies!!!














Todavía con la emoción de las vistas nos fuimos a comer el tradicional asado de los domingos, el Roasbeef que preparan en la mayoría de los pubs de la ciudad y del país. Nosotros elegimos el White Horse Pub y nos gustó bastante, tomamos unas cervezas locales, un entrante de queso camembert y un roastbeef para compartir. 






Era hora de recoger nuestro coche y dirigirnos al aeropuerto de Londres a devolverlo, Diego volvería a Oxford a disfrutar un poco más de su ambiente, pero seguro que en otro momento también volvemos juntos!!! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario