lunes, 23 de enero de 2017

Día 13. El Kioto más tradicional

Como contaba en la entrada anterior, este día lo habíamos comenzado visitando el famoso templo de Kiyumizera, pero el día daría para mucho más y nos esperaban cosas muy interesantes por ver, sobre todo, parte de ese Kioto más tradicional y del que vinimos enamorados, no sólo por ver nuestras primeras geishas o maikos (la verdad es que no sé distinguirlas), si no también por la cantidad de rincones encantadores que descubrimos. 




sábado, 21 de enero de 2017

Día 13. Templo Kiyumizudera

Comenzamos un nuevo día en Kioto en el que nos esperan algunos de los lugares más tradicionales y con más encanto de la ciudad. Ya con nuestros tickets diarios de autobús comprados en el hotel, nos vamos hasta la parada que tenemos más cerca donde cogemos el autobús 202 que nos lleva hasta las cercanías del templo Kiyumizudera, uno de los más bonitos e impresionantes de Kioto, de ahí que en 1994 fuese declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. 

El día anterior decía que entre mis templos  favoritos estaba el Kinkaku-ji o el Kiyumizudera, la verdad es que no sabría cuál elegir, los dos me dejaron con la boca abierta, aunque quizás este último es mucho más importante por todo lo que se puede ver en el recinto del mismo. 

Está situado en la zona de Higashiyama, el las colinas del este de la ciudad , lo que hace que desde allí se tengan unas vistas impresionantes de gran parte de Kiioto. Su nombre significa agua pura, y es debido a una cascada que fluye allí mismo, la cascada Otowa-no-taki.


jueves, 12 de enero de 2017

Día 12. Kioto. De Kinkaku-ji a Arashiyama

Hoy tocaba visitar uno de los templos más bonitos y más conocidos de Kioto, además de otras atracciones que convirtieron el día en un día espectacular. 
Salimos del hotel con nuestro ticket de autobús diario y en la parada que teníamos al lado cogemos el autobús 205 que nos deja justo enfrente de la entrada del templo Kinkaku-ji, también conocido como Pabellón Dorado. Si sólo se tuviese tiempo para visitar un único templo en la ciudad, creo que me quedaría con este, o bueno, quizás con el que visitamos al día siguiente y del que hablaré en el siguiente post..... La verdad es que muy complicado elegir mi favorito porque cada uno es muy especial. 
Por muchas fotos que veas del Kinkaku-ji, cuando estás allí es irremediable quedarse con la boca abierta, al menos a mí me pasó cuando tuve delante esta imagen.


sábado, 7 de enero de 2017

Día 11. Kioto. Camino de la Filosofía, de templo en templo.

La noche anterior habíamos llegado a Kioto. Su estación es de las más impresionantes de Japón, aún recuerdo el ir y venir de la gente de un lado a otro pero con un orden impresionante, y nosotros buscando la salida más adecuada para llegar a nuestro hotel. El hotel que habíamos elegido para las primeras cuatro noches en la ciudad es el Sakura Terrace, podéis ver aquí el post de los alojamientos en nuestro viaje. 
No podré olvidar nuestra cara de alegría y sorpresa cuando al hacer el check in , el empleado sacó nuestras maletas que habían llegado desde Tokio, de verdad que es de admirar la eficacia japonesa. 

Tras el merecido descanso nos ponemos en marcha, hoy toca visitar parte de los maravillosos templos que hacen famosa a  Kioto, una ciudad en la que puedes encontrar un templo a cada paso, por lo que considero muy importante hacer una selección de los que se quieren visitar y ordenarlos por la zona en la que se encuentran, así será más eficaz la visita.






domingo, 1 de enero de 2017

Día 10. Cumpleaños en Takayama

Después de la visita a la aldea de Shirakawa-go, pusimos rumbo a nuestro siguiente destino, Takayama. LLegamos al hotel a última hora de la tarde y desde el momento en que aparcamos nuestro coche en el parking del mismo, supimos que iba a ser un lugar especial. Al día siguiente era mi cumpleaños, así que quisimos darnos un pequeño homenaje y en parte por eso reservamos este hotel, ya que tenía onsen privados y estaba incluida una cena típica, el hotel es el Takayama Ouan y podéis ver aquí el post de hoteles de nuestro viaje a Japón. 
Al día siguiente descubriríamos que Takayama es un lugar muy especial y encantador donde merece la pena ir.