sábado, 23 de abril de 2016

Rennes, capital de la Bretaña



Hacía tiempo que queríamos hacer esta ruta por una de las zonas más bonitas de Francia, nuestra ruta por la Bretaña comenzó en Rennes. 


Rennes es la capital de la Bretaña Francesa, una tranquila y encantadora ciudad bretona donde empezar a disfrutar de la arquitectura de la zona y, sobre todo, de su exquisita gastronomía.

viernes, 22 de abril de 2016

Oporto y los "seis pontes"



Comienza un nuevo día de nuestra escapada en Oporto, ese día decidimos ir a desayunar a uno de los cafés más conocidos, el Cafe Guarany, toda una institución en la ciudad en cuyas paredes podemos ver pinturas originales de la artista Graça Morais.

domingo, 17 de abril de 2016

La Rochelle, parada obligatoria a la vuelta de la Bretaña



Si en nuestro camino hacia la Bretaña Francesa, utilizamos Burdeos como parada obligatoria, a la vuelta decidimos parar y hacer noche en la bella ciudad medieval de La Rochelle. 
La Rochelle se encuentra en la costa atlántica, a dos horas más o menos al norte de Burdeos, y posee uno de los centros históricos más bonitos de la zona, destacando que es un centro histórico casi completamente peatonal, de hecho, es una de las ciudades pioneras en esto de la peatonalización de sus calles.

sábado, 16 de abril de 2016

Un día en Burdeos




En nuestro camino hacia la Bretaña Francesa hicimos una parada en la preciosa ciudad de Burdeos, ya que era demasiada distancia para recorrer en un solo día desde casa hasta nuestro primer destino ya en la bretaña. Reservamos una noche en el Grand Hotel Francais de la cadena Best Werstern y aprovechamos para ver la ciudad. 


domingo, 10 de abril de 2016

Oporto, cuando la decadencia es bella

Oporto es una ciudad que nos sorprendió mucho, es una ciudad con una decadencia "bonita", tanto que le ha llevado a ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.  En cuanto a decadencia me refiero a esas calles con edificios desconchados que hacen que sean más fotogénicas aún....



domingo, 3 de abril de 2016

Valladolid sorpendente

Continuando con el fin de semana que habíamos comenzado con la visita a una bodega de la denominación de origen Ribera del Duero y a la preciosa localidad de Peñafiel, llegamos ya de noche a la ciudad de Valladolid. Para pasar la noche hicimos uso del regalo de mi cuñada en forma de CofreVip que nos permitía alojarnos en una serie de hoteles con desayuno incluido. El hotel que elegimos era el Meliá Olid, con una situación perfecta para visitar todo lo importante de la ciudad, es un hotel bastante grande y las habitaciones correctas, el desayuno que ofrecían era muy completo y estuvieron reponiendo hasta el final, ya que nosotros el domingo no madrugamos y pudimos comprobarlo, jejeje. 

Cuando llegamos estaba lloviendo bastante, dejamos la maleta en la habitación y enseguida nos fuimos hasta la Plaza Mayor a comenzar a disfrutar de las afamadas tapas, madre mía, sólo por eso ya merece una visita la ciudad.


viernes, 1 de abril de 2016

Peñafiel y visita a las bodegas Briego

Hace tiempo que mi hermana nos regaló un CofreVip para la visita a una bodega que nosotros eligiésemos. Había ido pasando el tiempo y no lo habíamos disfrutado, así que había llegado el momento de hacer uso de ello, aprovechando los días de Semana Santa, decidimos pasar una noche en Valladolid, gracias también al regalo de mi cuñada de otro CofreVip con una noche de hotel, así que el plan salió redondo y como suele decirse "matamos dos pájaros de un tiro".

La elección fue sencilla, habíamos leído ya en varias ocasiones que Valladolid era una ciudad que merecía mucho la pena, una ciudad bastante monumental y con una tradición de tapas espectacular, algo que pudimos comprobar nosotros mismos y que contaré en la siguiente entrada. Además nos gustaba la idea de visitar una bodega de la afamada Ribera del Duero, así que buscando en el catálogo que venía en el regalo, elegimos las Bodegas Briego, sobre todo por su cercanía a Peñafiel, que también queríamos visitar. 

Reservamos por teléfono y el sábado a las doce de la mañana estábamos allí. Las bodegas se encuentran en el pueblo de Fompedraza, a tan sólo 9 kilómetros al sur de Peñafiel. El pueblecito es pequeño, hay varias bodegas de la denominación de origen Ribera del Duero. Antes de la visita y aprovechando que llegamos un poco antes, nos acercamos hasta su iglesia dedicada a San Bartolomé, una pequeña construcción del románico tardío.