sábado, 27 de febrero de 2016

Berlín, pasado y presente

Berlín, además de ser la capital de Alemania, es una de las ciudades con mayor carga histórica de Europa, una ciudad en la que aún se pueden ver las huellas de esa parte de la historia que jamás debe volver a repetirse, una ciudad moderna que conserva un aire de cierta nostalgia que a nosotros nos ha encantado. 

Nosotros sólo estuvimos tres días en la ciudad, pero si los aprovechas bien, te pueden dar para ver las cosas más importantes de la ciudad y, por supuesto,  irte con las ganas de volver.



miércoles, 24 de febrero de 2016

Torun, la ciudad de Copérnico

Torun es conocida como la ciudad de Copérnico  porque aquí nació el astrónomo en 1473, diferentes monumentos y una casa museo lo recuerdan.
La ciudad de Torun puede presumir de tener un centro histórico gótico de los mejor conservados de Polonia, de hecho, esto le sirvió para su reconocimiento como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

sábado, 20 de febrero de 2016

Entre castillos de la Orden Teutónica

Hoy teníamos que llegar a la ciudad de Torun, pero antes queríamos parar a ver alguno de los castillos de la orden teutónica más famosos de Polonia.

viernes, 19 de febrero de 2016

Gdansk, la perla del Báltico

A orillas del Báltico se encuentra la siguiente ciudad en nuestro itinerario por Polonia, Gdansk, la antigua Dánzing alemana posee un espectacular casco histórico integrado totalmente en su estructura portuaria, desde luego que bien merece el nombre de "La perla del Báltico"

Puede presumir de historia, ya que aquí se desarrollaron tanto los primeros combates que iniciaron la Segunda Guerra Mundial, como las protestas que acabaron con el comunismo en Europa. 

Es una ciudad muy visitada por los propios polacos, los cuales aprovechan días de descanso para acercarse hasta allí a disfrutar de la belleza de sus calles, su gastronomía e incluso de las zonas de baño cercanas. 

miércoles, 17 de febrero de 2016

Poznan, tras los orígenes del país

Esta mañana tocó madrugar bastante, atrás dejamos la encantadora Wroclaw para dirigirnos hasta nuestro nuevo destino, una ciudad de la que poco sabíamos hasta ese momento, Poznan. 

A pesar de no ser muy conocida, los orígenes de esta ciudad son muy antiguos, se remontan al siglo VIII cuando era una fortaleza dominada por los eslavos. En el siglo X fue elegida por Mieszko I como sede del estado y como primer obispado de Polonia, así en el año 968 se construyó su catedral, la primera del país. 
La ciudad de Poznan también es conocida históricamente por ser el escenario del levantamiento obrero contra el régimen comunista, dicho levantamiento se conoció con el nombre de "Pan, verdad y libertad" en protesta contra las precarias condiciones económicas, dicho acontecimiento, que tuvo lugar en 1956, dejó más de 70 obreros muertos.

Lo bueno que tiene madrugar es que puedes aprovechar muy bien el día, de esta manera a primera hora de la mañana ya estábamos en la ciudad dispuestos a conocer los lugares más importantes de la misma, si el tiempo lo permitía, pues el día había amanecido bastante nublado y la lluvia amenazaba en cada momento. 

Comenzamos la visita por la Stary Rynek, la Plaza Vieja, el corazón del casco antiguo y lugar lleno de rincones encantadores. Se trata de una de las plazas más bellas de Polonia y en ella destacan las casas de fachadas de colores que antiguamente fueron pescaderías, en la parte de arriba vivían los comerciantes y abajo vendían sus mercancías. 



domingo, 14 de febrero de 2016

La bella Wroclaw

Wroclaw es de esas ciudades de Europa que, en cuanto pones un pie en ellas, sabes que te van a encantar. Se trata de una ciudad situada entre canales,  islas y multitud de puentes que conectan todas las partes de la ciudad, también es conocida como la "Venecia del Norte", aunque esto lo he oído también de otras ciudades y creo que es un apelativo que ya se utiliza con demasiada frecuencia, Venecia es Venecia y ya está.

Wroclaw también es conocida por Bresláu, su nombre en alemán, y es que esta preciosa ciudad del oeste de Polonia, fue una ciudad alemana hasta la Segunda Guerra Mundial, cuando fue repoblada por polacos de ciudades que quedaron bajo mandato de la Unión Soviética. 
Se denomine de una forma o de otra, lo que sí es bien seguro es que es una ciudad espectacular, con un patrimonio riquísimo que sorprende a cualquier viajero.

Llegamos a última hora de la tarde, aún con bastante luz y enseguida comenzamos a visitar la ciudad, lo primero que llama la atención es su imponente Plaza del Mercado, Rynek, que por sus dimensiones, es la segunda más grande de Polonia después de la de Cracovia. El ambiente que se respira en la plaza es muy agradable, terrazas de restaurantes, artistas callejeros y muchos turistas y locales que no quieren perderse tanta belleza. 
Fachadas de colores que fueron restauradas tras la Segunda Guerra Mundial se asoman a este espacio formando un conjunto monumental.


jueves, 11 de febrero de 2016

Auschwitz, donde habitó el horror

Desde siempre había tenido claro que, cuando visitase Polonia, quería ir al campo de concentración de Auschwitz, siempre me ha interesado bastante el tema relacionado con la Segunda Guerra Mundial, había leído bastante sobre este lugar, incluso algún relato de testimonios reales y, la verdad, quería pasearme por allí para ver de primera mano el lugar en el que durante unos años se cometieron tantas injusticias, el lugar donde por un tiempo habitó el horror. 
El que vaya buscando monumentalidad en este lugar, mejor que no vaya, hay quién piensa que es desagradable visitarlo, que no debería estar abierto al público, yo pienso todo lo contrario, hoy en día es lugar para visitar, para saber y conocer más sobre ese momento de la historia, pero sobre todo para ver con tus propios ojos cómo vivieron PERSONAS  durante un largo período de su vida, alguna ni siquiera salió de allí y murió en unas condiciones horribles. 
Es un lugar "raro", una visita diferente en la que no disfrutas de la belleza que tienes enfrente como puede pasar con una iglesia, una plaza de mercado o cualquier otro monumento, pero lo que puedo asegurar es que no deja indiferente a nadie, provoca algo en tu cuerpo difícil de explicar y sobre todo, al menos en mi caso, una pregunta constante: ¿POR QUÉ?


lunes, 8 de febrero de 2016

Las Minas de Sal de Wieliczka

Menos mal que al final decidimos contratar el tour para ir a ver las Minas de Sal de Wieliczka, pues lo que allí vimos, bien merece el reconocimiento como Patrimonio de la Humanidad.

sábado, 6 de febrero de 2016

Cracovia. La colina Wawel y la ruta universitaria

La colina Wawel está declarada Patrimonio de la Humanidad, allí se aloja el Castillo Real y la catedral, símbolos del poder civil y religioso de la ciudad, de ahí que para muchos, sea el lugar más importante de Cracovia. En esta colina se concentra gran parte de la historia de Polonia.

Encantadora Cracovia

Cracovia presume de ser la primera ciudad de Polonia en cuanto a patrimonio histórico se refiere, y razón no le falta, su centro histórico quedó prácticamente intacto tras los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial y hoy podemos disfrutar de una de las ciudades medievales más bonitas de Europa. 


miércoles, 3 de febrero de 2016

El pasado judío de Varsovia

Después de un merecido descanso en el Polonia Palace, salimos de nuevo a seguir descubriendo la ciudad. Sólo tenemos que cruzar la calle para encontrarnos ante uno de los edificios más representativos de la misma. El edificio domina la Plaza de Europa y con sus 234 metros, es el más alto de la ciudad. 
En su momento fue llamado palacio de Stalin, un orgullo del régimen comunista que fue aceptado como regalo de la Unión Soviética, el arquitecto que lo construyó era ruso, de ahí su gran parecido con otros edificios soviéticos.  Por todo lo que significa, los habitantes de Varsovia no le tienen mucho cariño, incluso llegan a decir que es el mejor lugar de toda la ciudad, porque desde allí no puede verse a sí mismo......
Tras la caída del comunismo se llegó incluso a proponer su demolición, aunque finalmente se optó por dejarlo en pie dado el elevado coste que suponía derribarlo. Hoy en día es sede de diferentes instituciones, museos, salas de congresos, teatro, cines e incluso restaurantes, además en el piso 30, se encuentra una terraza panorámica desde la que se obtienen espectaculares vistas de la ciudad. 


Varsovia, un paseo por la historia

Recuerdo perfectamente nuestras primeras horas en Varsovia. La noche anterior no habíamos dormido nada pues el vuelo salía muy temprano, con eso de tener que estar en el aeropuerto con tanta antelación y dejar el coche en el parking de larga estancia, creo que salimos de casa como a las dos de la mañana, pero con la ilusión que se genera ante cada nueva aventura. 
Llegamos a la ciudad muy pronto, teníamos todo el día para disfrutarla!!!


lunes, 1 de febrero de 2016

Subida al Cancho de la Muela

Este fin de semana lo hemos pasado en el "pueblito", un lugar al que nos gusta escaparnos de vez de en cuando, un lugar donde además de la tranquilidad y el descanso, puedes realizar rutas impresionantes para disfrutar del maravilloso paisaje que rodea este lugar. Aunque ya lo he dicho en otras ocasiones, el "pueblito", es La Garganta, un pueblo situado en el Valle del Ambroz, en la provincia de Cáceres, un pueblo que ofrece muchísimas posibilidades en cualquier época del año.

Una de las cosas que más nos gusta hacer cuando estamos allí, es salir a caminar, se pueden hacer muchas rutas, algunas de las cuales iré poniendo en el blog por si alguien se anima a realizarlas, la mayor parte de ellas son de dificultad baja, vamos que no somos escaladores ni nada por el estilo, alguna puede tener la dificultad de la duración, pero descansando por el camino y llevando agua y algo de comida, se realiza sin ningún problema. 

El domingo el día era espléndido, hacía sol y el viento no era desagradable, así que decidimos hacer la ruta de ascenso al Cancho de la Muela, un gran bloque granítico que se ve desde diferentes puntos de la zona, de hecho es una de las referencias visuales.
Salimos en coche desde La Garganta en dirección a Candelario. Aparcamos en un descampado cerca del Embalse de Fuensanta, también conocido como embalse de Navamuño, donde justo enfrente sale una gran pista forestal para caminar y desde la que se obtienen unas vistas impresionantes del Valle del Ambroz, con la localidad de Hervás a tus pies.