miércoles, 6 de enero de 2016

Bye Bye Navidad

El día de Reyes marca todos los años el final de la Navidad, aunque hay quién dice que hasta San Antón, Pascuas son, pero tengo la sensación que después de la comida familiar de Reyes, de abrir los regalos y de comerte un buen trozo de roscón, la Navidad se ha esfumado nuevamente. Este año como hemos estado fuera de casa varios días, parece que se ha pasado mucho más rápido esta época. La Nochebuena la pasamos como todos los años aquí en casa, con mis padres y mi hermana, al igual que el día de Navidad. Del 26 al 31 de diciembre hicimos un espectacular viaje por la Alsacia (que muy pronto escribiré sobre ello por aquí), la última noche del año la pasamos con la familia de Diego y el día de Año Nuevo también comimos con ellos, después se acabaron las vacaciones y ya vuelta al trabajo....
Ahora, según estoy escribiendo esto, no sé si ponerme a recoger toda la decoración navideña de mi casa o dejarla unos días más, ¡Son muchas cosas las que tengo que guardar! Cada año van aumentando los objetos navideños que adornan nuestra casa, jejeje, y es que, de cada viaje vuelven unos cuantos. En nuestro viaje por la Alsacia compramos unos cuantos adornos navideños para nuestro árbol viajero y también compramos un objeto de navidad típico de Alemania y de centro Europa que me encanta y que tenía muchísimas ganas de tener, se trata de un objeto de madera que tiene unos muñequitos del portal de belén y cuatro velas que, cuando las enciendes, hacen girar unas aspas que están colocadas en la parte superior...... queda taaaaaannnn bonito!!!! Se llama Pirámide de Navidad, Weihnachtspyramiden en alemán, y los hay de muchos pisos. El nuestro es pequeño, pero muy bonito. Aquí pongo una foto con sus velitas encendidas.


Para otro año tengo que conseguir otro de los objetos que más me gustan de la decoración navideña alemana, un Nussknacker (Cascanueces), los hay de varios tamaños, colores y representan varios oficios, aunque los más famosos son los soldados. No sé muy bien por qué estas figuras de madera se asocian con la decoración de Navidad, supongo que Chaikovski  algo tendrá que ver. Por ahora sólo tenemos uno pequeñito que cuelga de nuestro árbol y que lo compramos el año pasado en el impresionante mercadillo de Navidad de Munich, donde paramos de regreso de nuestro viaje por el Tirol austríaco ya que nuestro vuelo salía desde allí. 
También pongo la foto de estas figuras en un mercadillo de Navidad de Berlín en el que estuvimos hace unos años.  
En el fondo creo que me gustaría coleccionarlos porque son preciosos, así que en el próximo mercadillo de navidad que visitemos, alguno caerá seguro!!!


He decidido dejar mi decoración navideña hasta el próximo fin de semana, así puedo disfrutar de ella un par de días más, total algunos motivos sólo han estado colgados en el árbol desde el día 31, así que tendrán unas horas más......A finales de año tocará hacer un nuevo post con las nuevas adquisiciones de este año, jejeje, espero que sean muchas, porque eso significará que ha sido un año muy viajero!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario