martes, 26 de enero de 2016

Viajar a Polonia, un país por descubrir

Hay películas que te marcan y que no te cansas de ver una y otra vez, me ha pasado con varias, y "El Pianista" de Roman Polanski, es una de ellas. No sé si es su historia, su banda sonora o una perfecta combinación de ambas lo que ha conseguido que sea una de mis preferidas. Seguro que muchos recordáis la excelente interpretación de Adrien Brody encarnando a Wladyslaw Szpilman, un músico polaco de origen judío. 
Es una historia muy triste a la vez que muy bonita, cómo un ser humano es capaz de sobrevivir en esas condiciones, alejado de TODO, cómo se pueden llegar a acometer tales atrocidades con las personas por el simple hecho de tener otra condición..... 
La historia transcurre en la ciudad de Varsovia, una ciudad que más tarde visitamos en nuestro viaje a Polonia y que está cargada de historia por todos los rincones, al igual que el resto del país. 

El viaje a Polonia lo realizamos en el verano de 2010, nos apetecía un viaje por Europa en coche, que nos permitiera conocer algún país diferente, así que después de leer algunos diarios,  ver la película nuevamente, y buscar un poco de información, nos decantamos por Polonia y fue todo un acierto. 

En ese momento no conocíamos a muchas personas que hubiesen ido a Polonia (la verdad es que ahora tampoco conozco a muchos), pero sentíamos gran curiosidad por el país y pensamos que tenía mucho que ofrecer, y vaya si tenía!!! 

No sólo visitamos las dos ciudades más conocidas, Varsovia y Cracovia, si no que hicimos un road trip por el país que nos descubrió lugares impresionantes que iré contando poco a poco, por si alguien se anima a realizar un viaje así. Ciudades de cuento, lugares declarados Patrimonio de la Humanidad, monumentos históricos...... ¡Polonia te espera!

Visitamos uno de los símbolos del Holocausto, un lugar "raro", y digo raro porque no se puede decir otra cosa, o al menos es lo que yo siento. Es un lugar que tenía muchas ganas de visitar por su carga histórica, pero es un sitio que deja muy mal sabor de boca una vez que sabes in situ las barbaridades que allí tuvieron lugar. Aún así, yo sí recomiendo visitarlo y conocer un poco más de la historia y de por qué de la existencia de estos lugares llamados Campos de Concentración. 


 Nuestro recorrido fue circular, entrando y saliendo por la ciudad de Varsovia, y el resto del viaje lo hicimos, primero en un tren que nos llevó hasta la ciudad de Cracovia donde habíamos alquilado un coche que devolveríamos al final de nuestra ruta en el aeropuerto de Varsovia. Es la mejor forma de visitar el país, es verdad que también se puede hacer de otra manera, hay trenes y autobuses entre las principales ciudades, pero la libertad que te da viajar en coche es fundamental, sobre todo por no tener que restringirte a unos horarios. 

En cada entrada iré contando los lugares que visitamos e intentaré dar toda la información que tenga de ellos, aunque hay que tener en cuenta que es una información de hace cinco años, con lo cual algunas cosas pueden haber cambiado, al igual que hemos cambiado nosotros, jejejeje, sobre todo en el tema de alojamientos y restaurantes. 

La próxima entrada estará dedicada a la ciudad de Varsovia, una ciudad que supo resurgir como pocas de las cenizas a la que fue reducida durante la Segunda Guerra Mundial, hoy luce espectacular para deleite de todos y esperemos que para siempre. 








domingo, 24 de enero de 2016

Las joyas de Estrasburgo

Era nuestro último día en la ruta por la Alsacia, así que había que aprovechar bien las horas que teníamos hasta que nos tuviésemos que marchar hacia el aeropuerto de Frankfurt, desde donde salía nuestro vuelo con destino a casa. 
Estrasburgo nos esperaba nuevamente!!!


sábado, 23 de enero de 2016

Estrasburgo, una ciudad para pasear

Llegamos a la ciudad alrededor del mediodía, según entrábamos con el coche ya empezamos a divisar la gran torre de su catedral, además de ver un gran ambiente por sus calles.
Estrasburgo, a parte de ser la sede de importantes instituciones europeas, es una bellísima ciudad a camino entre Francia y Alemania, en ella podemos encontrar una espectacular arquitectura típica de la región en la que se encuentra y monumentos de incalculable valor como es el caso de su edificio más representativo, la Catedral de Notre Dame con su altísima y única torre. 


jueves, 21 de enero de 2016

El Castillo de Haut-Koenigsbourg

Erigido en el siglo XII sobre una colina rocosa se encuentra este castillo de nombre casi impronunciable para nosotros. El lugar donde se encuentra ubicado, fue un enclave esencial para controlar la ruta comercial que cruzaba rumbo a los Alpes o a los puertos franceses de la costa atlántica. 
Su visita es una vuelta a la Edad Media en toda regla, salas decoradas con mobiliario de la época, puente levadizo, torreones de cuento y, sobre todo, unas vistas espectaculares que se pueden obtener desde sus miradores.


miércoles, 20 de enero de 2016

Riquewihr y Ribeauvillé, dos imprescindibles en la ruta

Riquewihr
Todavía con el buen sabor de boca que nos ha dejado el encantador Kaysersberg, partimos hacia uno de los pueblos más conocidos de esta zona, Riquewihr, quizás se trate del más turístico de los que hemos visitado en esta ruta, o al menos en el que encontramos mayor número de personas por sus calles, lo cual le resta un poco de encanto, pero ojo, no digo que no sea realmente encantador, que lo es y mucho, sólo que al estar sus calles tan llenas de gente no permite disfrutarlo como a nosotros nos gusta. 

sábado, 16 de enero de 2016

Kaysersberg, una joya en mitad de la Alsacia

Cuando en casa hicimos el itinerario que seguiríamos en nuestro días por la Alsacia, el pueblo de Kaysersberg no lo habíamos incluido. Menos mal que mirando los mapas y alguna foto que habíamos visto, decidimos parar a verlo, es un lugar espectacular, casi me atrevo a decir que me ha gustado mucho más que otros que figuran en la lista de más turísticos de la zona, Kaysersberg es mucho más auténtico, quizás por el hecho de no ser de los más famosos, lo encontramos más tranquilo, había mucha menos gente y pudimos disfrutar más de su encanto. 
Cuando estás entre sus calles parece que hayas retrocedido en el tiempo, su entorno medieval, sus calles empedradas, su conjunto de casas de entramado, hacen de Kaysersberg un punto imprescindible en cualquier viaje a la Alsacia. 

viernes, 15 de enero de 2016

Eguisheim, un pueblo de cuento

Entre los pueblos que hemos visto en nuestro viaje por la Alsacia, Eguisheim es el que encabeza la lista de "más encantador". Eguisheim está calificado como uno de los pueblos más bellos de Francia, y razón no le falta, de hecho está incluido en la lista de Les Plus Beaux villages de France. Sus calles empedradas están dispuestas en círculos concéntricos.
Gracias al microclima que se da aquí, Eguisheim también puede presumir de ser la cuna de los viñedos de la Alsacia, así que también aprovechamos para degustar alguno  y comprar un set de dos botellas para llevarnos a casa y beberlas en alguna ocasión especial. 


jueves, 14 de enero de 2016

Colmar, una ciudad entre mercadillos de navidad

El segundo día de nuestro viaje a la Alsacia lo dedicamos en exclusiva a la ciudad de Colmar. Habíamos visto muchas fotos de esta ciudad en diferentes épocas del año, pero si tengo que recomendar un momento para visitarlo, es sin duda durante el mes de diciembre, cuando cada rincón de la ciudad está decorado de navidad, fachadas, árboles, etc, vayas por donde vayas se respira ambiente navideño.


domingo, 10 de enero de 2016

Un plan perfecto

Me encantan los planes como el que de ayer, no requiere de una gran planificación y sin embargo pasamos un día genial. 
Hasta el próximo día 17 de enero, puede disfrutarse en el Museo Thyssen-Bornemisza de una exposición del famoso pintor noruego Edvard Munch, sí, el autor del cuadro "El Grito", pero también de otros 1800 cuadros más por los que es menos conocido, así que decidimos que antes de que terminase la exposición teníamos que ir a verla, este sábado era un día genial para ello.

Salimos de casa antes de comer con la idea de buscar algún restaurante y comer ya en Madrid, por el camino entré en la página de El tenedor, una web que usamos con mucha frecuencia para la reserva de restaurantes y que la verdad funciona de maravilla. Nos apetecía comida japonesa y encontramos una súper oferta para comer en el Mandarin Oriental Kitchen que se encuentra en el Gran Casino Madrid de la Plaza de Colón. Sin oferta del "el tenedor" puede que resulte un poco caro comer allí, pero con el descuento que nos aplicaron comimos de maravilla con un precio más asequible. Posee una carta muy completa y la verdad es que no sabíamos muy bien qué elegir, teníamos claro que queríamos compartir una bandeja de nigiris, makis y otras delicias japonesas, pero el plato principal teníamos nuestras dudas, así que nos dejamos aconsejar por el jefe de sala y acertamos de lleno. 
Para beber pedimos un par de cervezas, una japonesa Sapporo para mí, y una cerveza china para Diego.


viernes, 8 de enero de 2016

Turckheim, nuestra primera parada en la Alsacia

Llevábamos ya varios años queriendo ir a la Alsacia en Navidad, pero por unas cosas o por otras al final siempre cambiábamos el destino, pero después de ver los relatos de nuestros amigos los Chavetas, tenía claro que sería el destino de Navidad de 2015, la verdad es que no podíamos haber elegido mejor, la Alsacia en Navidad es un CUENTO.  Es verdad que recuerda mucho a algunas zonas de Alemania y es que esta región fue disputada por Francia y Alemania durante varios siglos, de esta manera posee una mezcla de las tradiciones alemanas y del buen gusto francés. 
Para llegar a esta zona hay varias posibilidades en avión, lo más normal y lo que más gente hace, es volar hasta el aeropuerto de Basilea, el Euro Airport  y desde allí alquilar un coche para moverte por la zona, pero cuando nosotros miramos los vuelos en las fechas que podíamos ir (26 al 30 de diciembre), los precios estaban un poco altos para lo que suele ser la compañía que realiza esa ruta, Easyjet. No desistimos y seguimos mirando, encontramos unos vuelos a Frankfurt con Air Europa a un precio bastante razonable teniendo en cuenta la fecha, así que no nos lo pensamos dos veces y los reservamos. Desde el aeropuerto internacional de Frankfurt hasta la zona que íbamos a visitar, hay algo más de un par de horas en coche por autopista, así que nuestra siguiente tarea fue alquilar un coche para tener la libertad de movernos de un lugar a otro, como siempre recurrimos a rentalcars, donde alquilamos un coche intermedio para nuestro recorrido.
Como en las fechas elegidas es temporada alta en la Alsacia, reservamos los hoteles desde casa para evitar algún disgusto, utilizamos la página de booking y hotels, y la verdad es que los hoteles elegidos estuvieron a la altura, más tarde indicaré cuáles fueron y dónde estaban situados.

Llegamos a Frankfurt en un vuelo que salía de Madrid a las 7,10 de la mañana, con lo cual podíamos aprovechar casi todo el día. Tras recoger el coche, pusimos rumbo a nuestra primera parada ya dentro de la Alsacia, Turckheim.


miércoles, 6 de enero de 2016

Bye Bye Navidad

El día de Reyes marca todos los años el final de la Navidad, aunque hay quién dice que hasta San Antón, Pascuas son, pero tengo la sensación que después de la comida familiar de Reyes, de abrir los regalos y de comerte un buen trozo de roscón, la Navidad se ha esfumado nuevamente. Este año como hemos estado fuera de casa varios días, parece que se ha pasado mucho más rápido esta época. La Nochebuena la pasamos como todos los años aquí en casa, con mis padres y mi hermana, al igual que el día de Navidad. Del 26 al 31 de diciembre hicimos un espectacular viaje por la Alsacia (que muy pronto escribiré sobre ello por aquí), la última noche del año la pasamos con la familia de Diego y el día de Año Nuevo también comimos con ellos, después se acabaron las vacaciones y ya vuelta al trabajo....
Ahora, según estoy escribiendo esto, no sé si ponerme a recoger toda la decoración navideña de mi casa o dejarla unos días más, ¡Son muchas cosas las que tengo que guardar! Cada año van aumentando los objetos navideños que adornan nuestra casa, jejeje, y es que, de cada viaje vuelven unos cuantos. En nuestro viaje por la Alsacia compramos unos cuantos adornos navideños para nuestro árbol viajero y también compramos un objeto de navidad típico de Alemania y de centro Europa que me encanta y que tenía muchísimas ganas de tener, se trata de un objeto de madera que tiene unos muñequitos del portal de belén y cuatro velas que, cuando las enciendes, hacen girar unas aspas que están colocadas en la parte superior...... queda taaaaaannnn bonito!!!! Se llama Pirámide de Navidad, Weihnachtspyramiden en alemán, y los hay de muchos pisos. El nuestro es pequeño, pero muy bonito. Aquí pongo una foto con sus velitas encendidas.


Para otro año tengo que conseguir otro de los objetos que más me gustan de la decoración navideña alemana, un Nussknacker (Cascanueces), los hay de varios tamaños, colores y representan varios oficios, aunque los más famosos son los soldados. No sé muy bien por qué estas figuras de madera se asocian con la decoración de Navidad, supongo que Chaikovski  algo tendrá que ver. Por ahora sólo tenemos uno pequeñito que cuelga de nuestro árbol y que lo compramos el año pasado en el impresionante mercadillo de Navidad de Munich, donde paramos de regreso de nuestro viaje por el Tirol austríaco ya que nuestro vuelo salía desde allí. 
También pongo la foto de estas figuras en un mercadillo de Navidad de Berlín en el que estuvimos hace unos años.  
En el fondo creo que me gustaría coleccionarlos porque son preciosos, así que en el próximo mercadillo de navidad que visitemos, alguno caerá seguro!!!


He decidido dejar mi decoración navideña hasta el próximo fin de semana, así puedo disfrutar de ella un par de días más, total algunos motivos sólo han estado colgados en el árbol desde el día 31, así que tendrán unas horas más......A finales de año tocará hacer un nuevo post con las nuevas adquisiciones de este año, jejeje, espero que sean muchas, porque eso significará que ha sido un año muy viajero!!!!

domingo, 3 de enero de 2016

La Verona más monumental

Tras el descanso en el encantador hotel de Giulietta e Romeo situado en el número 3 de Vicolo Tre Marchetti, a unos pocos pasos del famoso anfiteatro, nos disponemos a seguir recorriendo la ciudad y descubriendo las maravillosas obras de arte que esconde en sus calles.