sábado, 24 de octubre de 2015

Universal Studios Hollywood y vuelta a casa

En nuestra corta estancia en la ciudad de Los Ángeles, reservamos un día para la visita al Parque Universal Studios Hollywood, reconozco que nos encanta este tipo de lugares en los que puedes disfrutar de atracciones, personajes y pasar un día muy divertido. Las entradas las habíamos reservado con antelación, así que ese paso ya lo llevábamos hecho. Las instalaciones son enormes, pero está todo muy bien organizado, hay parking suficiente, pero cuanto antes llegues,  más cerca de la entrada puedes aparcar. 
Se trata de uno de los estudios de cine más antiguo y, aunque las posibilidades de ver un rodaje en directo son escasas, puedes disfrutar de diferentes escenarios en un tour en tranvía comentado por algún entusiasta del lugar, a nosotros nos tocó un argentino encantador que nos hizo pasar un rato muy agradable. La visita por la parte de los estudios no puede realizarse por libre, tiene que ser en el tranvía,  pero es la mejor opción para visitar parte de los decorados de alguna famosa serie o película y también encontrarte con alguna sorpresa, la cual no revelaré en este blog para que todo el que quiera visitarlo se pueda sorprender también, pero anticipo que desde luego pasar un día en Universal Studios es más que recomendable.








La primera atracción que visitamos es Water World, parece ser que no fue una buena película, pero el espectáculo en directo es impresionante, con efectos que incluyen fuego, agua y una acción que te hace casi partícipe de la aventura.


El Parque es muy grande y está muy bien ambientado, en cada rincón puedes encontrar objetos relacionados con películas famosas, decorados o simplemente algo especial con lo que hacerte una foto.

Uno de los momentos más divertidos fue en la atracción de los Simpsons, donde esperamos para hacernos una foto con toda la familia.







Pero no son los únicos personajes con los que te puedes encontrar allí, vas caminando y de repente ves que viene Scooby Doo corriendo hacia ti con los ojos tapados!!!! OHHHHH, menos mal que nos esquivó, jajajaja.


O personajes de la nueva atracción del Parque, Despicable Me Minion Mayhen, un gran simulador en 3D basado en las historias de estos personajes.


Otra de las atracciones de las que disfrutamos es la de Animal Actors, ver de que lo que son capaces los animales que aparecen en la gran pantalla y cómo son entrenados para poder actuar.


De repente vas paseando y puedes encontrarte en medio de un barrio parisino on sus típicas casas, pastelerías, o en medio de Londres, con su autobuses rojos, sus típicas y encantadoras cabinas de teléfono, en cualquier calle de Nueva York, incluso parar un taxi amarillo de los que circulan por ella.....












Otra de las atracciones que visitamos es la de Transformers, otro simulador en 3D que según Diego, yo no monté porque reconozco que este tipo de simulador hace que se me remueva todo el cuerpo, era bastante espectacular.



A media tarde teníamos la visita a los Estudios, así que después de una larga espera, nos montamos en nuestro tranvía y el guía comienza a explicarnos todo lo que vamos viendo a nuestro paso, podemos reconocer alguno de los decorados exteriores de series famosas así como de películas, y ¿A quién no le suena el famoso cartel de Amity Island que aparecía en la película de Tiburón? Todo está montado a la perfección, de hecho en algún momento puedes sentir que estás dentro de alguna de las películaa, jejeje.


Desde el Parque también hay unas bonitas vistas del Valle de San Fernando, donde se encuentran algunas de las empresas de entretenimiento más importantes del mundo, como Universal y Warner Bros entre otras.


Para nuestra última noche en Los Ángeles y también nuestra última noche en esta aventura de tres semanas por estados Unidos, nos vamos a cenar al Hard Rock Cafe de la ciudad, en pleno Paseo de la Fama, en el 6801 Hollywood Blvd. Pedimos unas ricas hamburguesas y disfrutamos un buen rato de su decoración y su buena música.


Y tocaba volver al hotel, había que rehacer un poco las maletas y prepararnos para el viaje del día siguiente, desde Los Ángeles volamos hasta Chicago, desde allí otro avión a Londres y otro que finalmente nos dejaría en Madrid, unas cuantas horas de aviones y aeropuertos, vamos, pero aún así lo repetiría con los ojos cerrados, sin duda el viaje a través de la Ruta 66 y de la Costa Oeste de Estados Unidos ha sido uno de los más importantes en nuestra vida, quizás algún día repitamos alguna de las partes para conocerla un poco mejor. Nos quedamos con ganas de explorar algo más en Yosemite, no sé quizás hacer alguna ruta a través de sus impresionantes senderos para ver más flora y fauna de esa zona, también nos quedamos con las ganas de disfrutar un poco más de la maravillosa ciudad de San Francisco, alguno de sus museos y algún barrio que por falta de tiempo no pudimos visitar, pero antes tenemos que conocer otros lugares del mundo!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario