martes, 25 de agosto de 2015

Un día, tres estados

Hoy ha comenzado nuestra ruta para conocer mucho más sobre New England. A primera hora de la mañana, con las maletas hechas y todo recogido, hemos ido a por nuestro coche de alquiler para los próximos días, y hemos puesto rumbo a nuestro primer destino, reconozco que con bastante pena por dejar nuestro hogar durante cinco meses. La primera parada ha sido en Mystic, un pueblo encantador que se encuentra todavía en el estado de Connecticut. 




Quizás el mayor atractivo de este lugar es su impresionante Museo del Mar, un gran complejo donde pueden visitarse numerosos edificios relacionados con la construcción de barcos, su restauración, fabricación de objetos náuticos, etc, así como bastantes embarcaciones alguna de las cuales forman parte de la historia del país. 











El museo es tan grande que le hemos dedicado toda la mañana, aprovechando para comer en una de las tabernas dentro del propio museo. Hemos compartido un sándwich de pollo y una riquísima Clam chowder, la sopa de almeja típica de esta zona, creo que no va a ser la última porque nos ha encantado.




También dentro del museo, hay casas donde se supone que vivían los marineros. En la más antigua de ellas acababan de hornear un pastel de manzana y el olor inundaba toda la casa e incluso el jardín.


Nuestro siguiente destino ha sido Stonington, otro pueblecito con encanto del estado de Connecticut, hemos paseado por su Water St, donde se encuentran la mayor parte de los comercios, salones de té, galerías de arte, etc.







La sorpresa del día ha sido Newport, ya en el estado de Rhode Island, un pueblo mucho más grande que los anteriores y con muchísimo turismo. Paseando por su puerto, viendo las tiendas y los yates amarrados, enseguida te das cuenta que es un sitio bastante elitista, con un turismo con bastante poder adquisitivo.








Después de ver el puerto y poco de las calles adyacentes, nos hemos acercado hasta la avenida de las mansiones, las cuales fueron construidas en su mayor parte a lo largo del siglo XIX por los ricos que querían tener allí su casa de vacaciones y claro, ya sabemos a quién pertenecen los yates que había en el puerto, vaya casas!!!!

Otra de las atracciones de la ciudad es un precioso paseo, el Cliff Walk,  que transcurre por el borde de su costa disfrutando de espectaculares vistas de los acantilados, también pasas muy cerca de varias propiedades privadas en forma de enormes casas y te das cuenta de que hay gente por el mundo que vive muy, muy bien.






Ya de noche hemos llegado a nuestro alojamiento en Cape Cod, ya en el estado de Massachusetts, donde pasaremos los dos próximos días para conocerlo bien, visitar sus playas, sus faros y quizás pder observar a uno de los animales más grandes del planeta. El alojamiento es el Viking Shores Motor Inn, en la localidad de Eastham, y por lo poco que hemos podido ver al llegar, está bastante bien para el precio que hemos pagado, teniendo en cuenta que Cape Cod es un destino muy caro.
Hoy ya hemos pasado por tres estados de New England, Connecticut, Rhode Island y Massachusetts, y aún nos quedan otros tres!!! Esta región promete y mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario