viernes, 28 de agosto de 2015

Pilgrims, brujas y pueblos marineros

Hoy teníamos bastantes kilómetros por delante, así que comenzamos temprano nuestra ruta y la primera parada es el encantador pueblo de Sandwich, el más antiguo de Cape Cod, cuando llegamos es aún muy temprano y están empezando con la actividad diaria. Aparcamos en la calle principal y damos una vuelta por lo que parece el centro, aunque este tipo de pueblecitos se basa principalmente en una calle más importante, que suele llamarse Main St, en la que se encuentran las tiendas, cafeterías y restaurantes, la biblioteca pública y alguna iglesia. Las casas residenciales se suelen distribuir por el resto del territorio de localidad.















Al final de Main St nos hemos encontrado con un antiguo molino de agua, construido en madera y en el entorno en el que se encuentra resulta un paisaje muy bonito. 





Continuamos bordeando el lago hasta llegar a la Hoxie House, una de las casas más antiguas que se conservan en Cape Cod y en todo el estado de Massachusetts. Fue construida en el siglo XVII y su nombre se debe a que a mediados del siglo XIX fue adquirida por Abraham Hoxie, un capitan de caza de ballenas. Alrededor de 1950 la propiedad pasó a manos de la localidad de Sandwich, que la restauró para poder mostrarla a todo el que quiera visitarla, nosotros hemos llegado demasiado pronto y aún queda un buen rato para que abran sus puertas, así que continuamos nuestra ruta.




Nuestro siguiente destino está íntimamente relacionado con la historia de los Estados Unidos. Se trata de la localidad de Plymouth, donde hay un memorial de los Pilgrims, un grupo religioso procedentes de Inglaterra que llegaron en 1620 a estos territorios a bordo del Mayflower. Comenzaron su viaje el 5 de agosto de 1620 partiendo del puerto de Southampton y llegaron a tierra en noviembre de ese mismo año. En realidad ellos querían establecerse como colonia en territorios del estado de Virginia, pero por errores de planificación en la navegación terminaron en la costa de Massachusetts. A un mes de su llegada fundaron la ciudad de Plymouth. La vida el primer año en la colonia que establecieron resultó muy complicada debido principalmente al clima tan frío que encontraron, lo que les llevó a  padecer diferentes epidemias. En noviembre de 1621, un año después de llegar hasta aquí, la colonia empezó a adaptarse y para celebrarlo decidieron organizar una jornada de acción de gracias para de alguna manera agradecer a los nativos que se encontraban en el lugar, la ayuda que les habían proporcionado.  De ahí viene el origen del actual Día de Acción de Gracias que se celebra cada año el cuarto jueves del mes de noviembre.
El monumento más visitado es el Plymouth Rock, donde se encuentra un gran piedra que según la historia fue el primer lugar al que llegaron los Pilgrims. Sea cierto o no, el monumento es visitado por más de un millón de personas cada año, y sobre todo para los americanos tiene un significado especial, pues allí empezó gran parte de su historia.
También puede verse en el puerto una réplica del Mayflower.







 Una vez visto lo más importante de esta localidad, nos vamos a un pueblo al que tenía bastantes ganas de ir, se trata de Salem, mundialmente conocido por sus brujas. En realidad todo tiene que ver con los juicios que tuvieron lugar en 1692, en los cuales se procesaba a personas que habían sido acusadas en actos de brujería. En Salem fueron juzgadas y ahorcadas 19 personas a las que se les atribuyó estar relacionados con la brujería. Nunca se llevó a comprobar la veracidad, los propios jueces se dejaron influenciar por los puritanos de la localidad.
Aunque el pueblo merece una visita, han sabido aprovechar muy bien el tema y te encuentras a cada paso comercios relacionados con la brujería y temas exotéricos, gente que se ofrece a leerte la mano, museos, etc. 



Monumento de Embrujadas

Para comer elegimos el restaurante Village Tavern ganador del festival de Clam Chowder de Salem durante varios años, así que teníamos que probar su sopa y acompañarlo con un plato de ostras fritas y otras delicias.




Una de las cosas más visitadas de Salem es la casa del juez que llevó a cabo el proceso, es una antigua casa de madera que tampoco tiene mucho más de especial. También nos acercamos al cementerio en el que se encuentran los cuerpos de las 19 personas que fueron ahorcadas en 1692 acusadas de brujas y brujos.


Dejamos atrás las brujas y nos vamos a ver dos preciosos pueblecitos situados en Cape Ann, todavía en el estado de Massachusetts. El primero es Gloucester, el puerto más antiguo de América, un pueblo marinero muy activo. En la orilla del mar hay un gran monumento a los marineros que han perdido la vida faenando, unas placas recuerdan el nombre de cada uno y la verdad es que sorprende que sean tantos. Otra escultura sirve de homenaje a las familias que esperan en tierra.




Hemos podido observar como los barcos esperan a que el puente se abra para que puedan pasar hacia uno de los puertos, un sistema espectacular que realiza un trabajador, previo permiso de los barcos, desde una caseta al lado del puente.





El pintoresco puerto de Gloucester sirvió de inspiración de la novela de Sebastian Junger La Tormenta Perfecta, que en el año 2000 fue llevada al cine  protagonizada por George Clooney. La historia se basa en un hecho real que ocurrió en esta localidad en los años 90 cuando unos pescadores de pez espada salieron en busca de un gran cargamento de este pescado con el objetivo de ganar más dinero y nunca regresaron, la tormenta del siglo se formó entre el barco y Gloucester y nunca pudieron regresar.





El siguiente pueblo en el que paramos es Rockport al que llegamos con una luz preciosa que se refleja en su puerto y que lo hace más encantador todavía.







Con ese paisaje tan espectacular se nos ha ido un poco el santo al cielo, jejeje, queríamos llegar a ver uno de los faros más bonitos de la costa de Nueva Inglaterra, el Bubble Light, situado en Cape Neddick, ya en el estado de Maine. Aunque cuando llegamos no hay mucha luz, hay la suficiente para poder disfrutar un rato del precioso paisaje que forma el faro, la costa y la luna casi llena que se refleja en el mar, quizás no haya sido tan mala idea perder un poco el tiempo y llegar a esta hora!!!



Y de ahí a nuestro hotel en la localidad de Brunswich, en Maine. El día ya no da para más, ahora toca descansar!





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario