sábado, 11 de julio de 2015

Trying Indian food

Los viernes por la tarde la ciudad está muy animada, entre los cursos de verano, los chavales del campamento y los turistas, hay mucha gente por todos los sitios, la verdad es que da muy buen ambiente a la ciudad.
Hoy, como todos los viernes durante el verano,  también había concierto del Carrillón de la Harkness Tower y hemos pasado por allí por ver como sonaba, aunque hoy no nos hemos quedado. Alguno había sacado sus zapatillas a la ventana para que les diera el aire......



Haciendo tiempo para ir a cenar, hemos ido a dar un paseo, la verdad es que todo toma un color diferente con la última luz del día, no es fácil hacer fotografías en ese momento, pero puedo asegurar que, al menos en esta ciudad,  es uno de los momentos en los que los edificios están más bonitos.


Para cenar hemos elegido un sitio que tenemos bastante cerca de nuestra casa, un restaurante de comida india vegetariana que se llama Thali Too. Cuando nos han dado la carta, la verdad es que no sabíamos muy bien qué pedir, no hemos ido a muchos restaurantes indios en nuestra vida y la verdad es que la denominación de algunos platos no nos es muy familiar, así que hemos tenido que utilizar una técnica infalible, decirle al camarero cómo se llamaba un plato que tenían en la mesa de al lado y que nos había resultado apetecible, como una especie de bollo de pan inflado con una salsa para mojarlo. Una vez superado eso, nos hemos atrevido con un arroz basmati con verduras y algo que si nos sonaba, unas samosas, que son como una especie de empanadillas rellenas de vegetales.






La comida no estaba mal, quizás la salsa que acompañaba el pan era un poco picante para nuestro gusto, pero el pan estaba bastante bueno, aunque por ahora, la comida india no entra a formar parte de mis favoritas, sigo manteniendo la comida japonesa y mexicana, sin mucho picante eso sí,  como primeras opciones.
Nos ha sobrado comida, así que como unos americanos más, hemos pedido nuestra bolsita para llevar, la famosa doggy bag, en realidad la mayor parte de la comida que se lleva en estas bolsas no es para el perro, si no que es para consumirla después, pero la gente prefería pedirlo así, dando a entender que los restos que sobraban de una comida o una cena eran para la mascota, aunque ya todo el mundo sabe que no será para el perro, la bolsa se sigue llamando así.

Have a good weekend!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario