miércoles, 17 de junio de 2015

New Orleans Museo of Art: NOMA


A primera hora de la mañana he ido a visitar la Plaza de España de New Orleans, nada tiene que ver con la impresionante homónima de Sevilla, pero al igual que ésta, están representadas en azulejos cada una de las provincias españolas, así como Louisina, la cual también fue una provincia de España. La plaza es muy pequeña, se encuentra al lado del río Mississippi y de un gran centro comercial que la verdad es que afea bastante el entorno.



          




Desde allí he podido coger el tranvía que lleva hasta el City Park, uno de los parques urbanos más antiguos del país. Se trata de una grandísima extensión de terreno donde poder practicar muchas actividades al aire libre, tiene lagos, diversidad de flora y fauna y también dentro del mismo se encuentra el NOMA, el Museo de Arte de New Orleans. Este museo fue fundado en 1911 con tan sólo 9 obras de arte, contando hoy en día con unos 40.000 objetos en todo el museo.




NOMA, New Orleans Museo of Art



Cuenta con varias salas, cada una dedicada a un tipo de pintura, para mi, como no podía ser de otra manera, lo más valioso son las obras impresionistas con las que cuenta, obras sobre todo de Claude Monet y Auguste Renoir. Además el museo cuenta con obras de  Picasso, Modigliani,  el Greco, Miró y otras muchas menos conocidas, pero no por ello menos importantes.




                   





           









En el exterior se encuentra la Sidney and Walda Besthoff Sculpture Garden, un agradable recorrido por originales esculturas de diferentes artistas de todo el mundo, entre ellas una de las típicas esculturas voluptuosas de Botero.






Por el interior del City Park circula un pequeño tren de vapor para el transporte de pasajeros de un lugar a otro del parque.


Menos mal que el todo el paseo hasta la parada del tranvía era con mucha sombra, pues con tanta vegetación y los lagos, la humedad ambiente era impresionante, sumado a las altas temperaturas, el bochorno era más que evidente, a pesar del calor, he disfrutado mucho del paseo observando la gran cantidad de flora y, sobre todo, de la fauna, me ha faltado ver en los lagos algún aligator de la zona, jejeje.







El tranvía me ha llevado hasta Canal st, tocaba buscar algo para comer. He entrado en un supermercado en Royal st y me he comprado una ración de sushi muy apetecible y agua, sobre todo agua que no falte. Un banco a la sombra ha sido el mejor lugar para degustarlo. El sushi estaba buenísimo!!!


Después de comer he estado escuchando un rato a un grupo de jazz enfrente de la Catedral de San Luis y  he vuelto dando un paseo por Chartres st hasta la parada del tranvía que te deja en la misma puerta del hotel. Tocaba momento relax!!!!








Después de un rato de piscina nos hemos ido todos a cenar a un restaurante del barrio francés, el Red Fish Grill, éramos 20 personas, así que ha tocado esperar un rato hasta que nos han preparado una mesa. Yo he pedido un plato de gambas a la plancha con una salsa al estilo de Louisiana que estaban buenísmas,  he probado ostras a la barbacoa y algo que nunca pensaba que iba a probar, ¡Croquetas de Aligator!!, vamos de cocodrilo americano, he de decir que no estaban nada mal. 






Ostras a la barbacoa

Croquetas de Aligator

Y para terminar, hemos compartido un postre de chocolate que estaba delicioso 

Bye!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario