martes, 23 de junio de 2015

American Society

Como todas las sociedades, la americana tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Por lo que nosotros estamos viendo, y también lo que hemos podido compartir con otras personas no americanas que están residiendo en este país, alguna hace más de 20 años, los americanos son muy individualistas, no son personas fáciles para entablar una relación de amistad, son políticamente correctos, eso sí, no les falta un "How are you" a todas horas, un "excuse me " por cualquier cosa, pero mi duda es de si es un formalismo aprendido o si lo sienten de verdad. En general están bastante obsesionados con el trabajo,  y sorprendentemente sus condiciones laborales no son nada envidiables, tienen una semana de vacaciones al año, si quieren más no es remunerado, aunque pueden ir consiguiendo más días a medida que aumenta su antigüedad laboral. En los casos de bajas maternales sólo tienen un mes, y nos quejamos en España!!!! Y según nos contaban, en muchas empresas cuando te das de baja por enfermedad no cobras, vamos que para ser un país tan avanzado en tantas cosas, las condiciones laborales no se las cambiaba por las del nuestro. 
Otro tema que me chirría bastante es el del gasto energético, ¿Cómo pueden tener en una tienda el aire acondicionado a tope y las puertas abiertas de par en par? Vamos que a dos metros a cada lado de la misma se está igual de fresco que dentro, no puedo entenderlo, ni eso, ni el uso desmesurado del coche para todo, por eso aquí los transportes públicos son tan deficientes y encima van asociados al grupo de personas en exclusión social o perteneciente al segmento de población más desfavorecido. Por no hablar del tema de la sanidad,  venir a este país conlleva de antemano traer contigo un seguro médico millonario, sí millonario, pues a la mínima que tengan que atenderte la cantidad a pagar puede ser desorbitada, eso junto con que la sanidad no sea gratuita y universal para todos es algo que me cuesta bastante entender, a no ser que la sanidad sea sinónimo de negocio. Negocio igual que lo es la educación, ¿Cómo es posible que un universitario pague alrededor de $40.000 al año por estudiar? Y eso en una universidad normal o incluso en una pública, que si ya quieres ir a universidades de prestigio como Harvard, Yale, Princeton, Cornell, Stanford, Brown, etc, la cifra se puede disparar. Sí, es verdad que el estado da créditos a los estudiantes, pero no concibo que una persona con 50 años aún siga pagando sus estudios universitarios, la hipoteca de su casa, el súper coche, etc, es el país del crédito para todo.
Después de estas críticas también hay lugar para hablar de las cosas buenas que tiene esta sociedad, sin ir más lejos, algo que nos ha pasado hoy. Cuando Diego ha vuelto a comer a casa, en el buzón había una bolsa transparente, de esas que utilizamos para el congelador, con dos tabletas de chocolate y una nota que decía:

"Dear lake Place neighbor, 
We write with regard to our three-month old son, Kai. He is developing eczema, which causes his skin to become itchy, red, dry and cracked. This skin disease also makes him very unconformable, fussy, difficult to sleep an cry a lot sometimes. W have been using some cream to decrease itch an discomfort; however, we were told by the doctor that there is no method/medication that is able to treat eczema effectively an to make it "go away" soon. It will disappear as he grows up, thought we do not know how this will take, probably  few months, but the time required varies from baby to baby.
We are really very sorry for any inconvenience this may have caused and will probably create. But if you have if you have any questions, please feel free to contact us either on 203-------------(Julie),or on 203-----------(Ying).

Julie & Ying
39 Lake Place, 2nd Floor"

La verdad es que habíamos oído llorar a un bebé alguna vez, incluso cuando estuvieron aquí mi hermana y Gloria lo comentamos, pero lo veíamos como algo normal, un bebé recién nacido que es llorón y ya está, pero lo que no imaginaba era que el pobre lloraba por tener eczema en su piel y mucho menos que sus padres se preocuparan en disculparse con nosotros por ello, quizás no estamos acostumbrados a que los vecinos se disculpen cuando molestan de verdad. Esperamos de el pequeño Kai pueda curarse pronto y al menos tenga las menores molestias posibles en su vida.


Por la tarde hemos ido a hacer la compra, podríamos hablar largo y tendido sobre los supermercados en Estados Unidos. Son grandes, muy grandes, con muchísimos productos, muchas galletas, muchas salsas, muchos tipos de bebida, bacon en cantidades industriales, muffins de muchos sabores, mantequillas del tamaño de una caja de zapatos........ mucha comida basura, pero también muchos productos orgánicos y diferentes vegetales. Es el país de los contrastes en ese sentido, gente que no se cuida nada y compra comida preparada con un aspecto bastante grasiento y también hay gente que todo lo compra orgánico y que se cuida mucho, las diferencias de peso entre uno y otro también son evidentes. 














En la mayoría de los supermercados americanos hay pasillos enteros con pastillas de todo tipo, la mayoría son vitaminas con diferentes efectos sobre el organismo, pero también hay aspirinas, ibuprofeno, paracetamol, que puedes comprar tranquilamente.


En los supermercados empiezan a prepararse para el 4 de Julio
Y nuestra compra para las próximas semanas, con un poco de todo y algún que otro capricho.




Y para cenar, dos cervecitas locales, una Coors y una Samuel Adams, cuando hemos ido a pagar la compra, el cajero le ha pedido a Diego su ID para comprar su edad, en este país no se puede beber alcohol si tienes menos de 21 años, jejejeje.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario