miércoles, 27 de mayo de 2015

Blueberry Muffins

Esta mañana he preparado unos blueberry muffins, son los preferidos de Diego, así que he buscado en el libro que me compré en el Trader Book y he encontrado una receta que se adaptaba a los ingredientes que tenía. La receta es muy sencilla:

INGREDIENTES
1 taza y media de harina (yo he utilizado la de todo uso)
1/2 taza de azúcar
1/2 taza de leche
1 huevo grande
2 cucharadas pequeñas de polvo de hornear
1/4 taza de mantequilla a temperatura ambiente (aquí lo he puesto un poco a ojo....)
Una pizca de sal
Arándanos, la cantidad depende de si os gustan con más o menos, a mi me gusta que se noten, pero que no lleve en exceso.

PREPARACIÓN

Ponemos a precalentar el horno, para un horno en España a unos 180ºC, aquí a unos 400ºF. Mezclamos en un recipiente los ingredientes secos (harina, azúcar, polvo de hornear y sal), mezclamos bien, añadimos el huevo, la leche y la mantequilla y lo batimos bien hasta conseguir una mezcla homogénea. Engrasamos un recipiente preparado para hacer cupcakes o muffins, con esta cantidad salen unos doce pequeños.  Llenamos cada hueco a 2/3 de su capacidad y añadimos los arándanos que previamente habremos espolvoreado con harina.  Metemos en el horno durante aproximadamente 20 minutos, los desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

La verdad es que no han salido nada mal y lo más importante, están muy buenos!!!!


Mi libro de recetas 



Después de comer y tras descansar un poco, me he ido a pintar para aprovechar la buena tarde que hacía. Me he sentado en un banco de mi rincón favorito y allí he estado un buen rato con mis acuarelas.




A las 5.30pm he ido a buscar a Diego y hemos ido a casa a dejar su mochila. Con el calor que había pasado pintando he llegado una sed tremenda, así que me he bebido una lata de agua de coco natural que compramos el otro día y que me ha encantado. Ya había oído hablar de los beneficios de beber agua de coco por su poder hidratante entre otros, pero nunca lo había comprado así envasado, siempre lo había bebido en las ocasiones en las que habíamos comprado un coco, que ya es bastante difícil recoger el agua al romperlo. Además de ser muy refrescante es muy nutritivo, de hecho, en Hawaii, las madres que no pueden amamantar a sus hijos, utilizan agua de coco para alimentarlos  y así lo han hecho durante cientos de años. Es rico en vitamina E, rico en fibra, potasio, magnesio, refuerza el sistema inmune, estimula las funciones renales y hepáticas, y además tiene un sabor muy rico, así que creo que me voy a aficionar al agua de coco.


Hemos salido a dar un paseo y nos hemos ido al Old Campus, uno de los lugares más tranquilos y más bonitos a la caída de la tarde, además el carrillón de la Harkness  Tower, compuesto por 54 campanas, estaba sonando, lo que añadía más encanto al lugar. Pongo un pequeño vídeo donde puede oírse durante unos segundos. 

                                     







Tras un buen paseo, nos hemos ido a sentar un rato a los bancos de "Sterling Green", aprovechando los últimos momentos del día. La temperatura era muy agradable, y había bastante gente que había decidido llevarse allí su cena. 


Nosotros nos hemos ido para casa a preparar la nuestra, hoy ha tocado queso, entre ellos un queso manchego que compramos en Whole Foods y que está bastante bueno, mejor dicho, estaba, porque ya se ha terminado, jejeje.





See you tomorrow!!!








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario