sábado, 19 de diciembre de 2015

Verona, mucho más que Romeo y Julieta

Para mí, visitar Italia siempre es un acierto. En este caso le tocó el turno a Verona, una ciudad monumental cargada de historia y de "historias", la más famosa es la que acontece en torno a los personajes  de los que nos hablaba Shakespeare en su obra Romeo y Julieta, una bonita historia de amor que es fácil imaginarse cuando paseas por sus encantadoras calles. Incluso puede visitarse la casa que perteneció a la familia de Julieta, los Capuletti, y asomarse por el famoso balcón. Sea o no una historia real, lo cierto es que Verona es una ciudad muy bonita, con rincones perfectos para pasar un momento romántico.


domingo, 13 de diciembre de 2015

En Alemania tras los pasos de Bach

Dado que Erfurt es una ciudad muy turística en esta época de adviento, los precios de los alojamientos eran muy caros, así que pasamos la noche en un hotel a unos kilómetros de la ciudad, teniendo coche para moverte esto no supone ningún problema. Antes de volver a Erfurt decidimos visitar la cercana Arnstadt, un pequeño pueblo en cuya iglesia trabajó Johann Sebastian Bach como organista desde 1703 a 1707. La familia del compositor vivió en los alrededores de esta pequeña población. Hay quién piensa que fue en ese período en el que Bach trabajó allí, cuando compuso su famosa obra Tocata y fuga en re menor. 
Era muy temprano y los puestos del mercadillo estaban aún cerrados, además la iglesia tampoco había abierto aún sus puertas. Nos interesaba bastante ver dónde había trabajado este genio de la música, así que decidimos esperar un poco a ver si abrían. Por suerte apareció un señor que amablemente nos invitó a entrar al interior y nos contó un poco acerca de esta iglesia, la Bachkirche en honor al compositor. La verdad es que fue emocionante poder ver el órgano, construido en 1703, en el que tocó el mismísimo Bach, aunque el que se puede ver actualmente fue reconstruido en el año 2000.

Llegada a Frankfurt en un vuelo de primera

A veces las cosas pueden salir muy bien, en este caso ocurrió. Viajábamos a Alemania para pasar unos días disfrutando de los tradicionales mercadillos de Navidad, en esa ocasión habíamos elegido la compañía Lan Chile  para nuestro vuelo con destino Frankfurtl. Es un vuelo en el que hemos volado ya en varias ocasiones, el avión sale de Santiago de Chile con destino a la ciudad Alemana, per hace parada en Madrid que es donde nosotros nos subimos, hasta ahí todo normal. La noche antes del vuelo, bueno mejor dicho la madrugada porque eran las 3 de la mañana, suena el teléfono, podéis imaginar el sobresalto cuando suena un teléfono a esas horas, eran de la compañía informando que el vuelo había salido con tres horas de retraso y que por tanto nuestro vuelo desde Madrid se retrasaba. Contando con ello, llegamos al aeropuerto más tarde y cuando vamos a facturar nos dicen que por los inconvenientes que nos han causado nos ofrecen volar en primera clase de forma gratuita, BIENNNN!!! Volar en primera clase en uno de esos aviones es una pasada. Nada más entrar nos recogieron los abrigos y nos ofrecieron algo para picar, así como una copa de vino, zumos, etc. El asiento disponía de un mando a distancia para moverlo en diferentes posiciones, vamos una gozada. Nos sirvieron comida y bebida, diferente a la que estamos acostumbrados que nos pongan en la clase turista, jejejej. Gracias LAN por darnos la oportunidad de viajar en primera clase!!!

Tras esta grata experiencia, llegamos al aeropuerto de Frankfurt donde recogimos el coche de alquiler que teníamos reservado y, sin perder más tiempo, pusimos rumbo a nuestro primer destino, Bad Hersfeld, un pueblo en la región de Hesse donde pudimos disfrutar de nuestro primer mercadillo del viaje. Llegamos ya de noche y fuimos a buscar algo para cenar, unas salchichas y una taza del típico Glühwein no estuvieron nada mal para una primera toma de contacto.
El Glühwein es una bebida caliente muy típica de Europa Central que se prepara para estas fechas, se compone principalmente de vino al que se le añaden diferentes especias como la canela, clavo, jenjibre,  nuez moscada, cáscara de naranja y limón, azúcar...... El olor que desprende inunda todo el mercadillo, es un olor que a mi me encanta, me huele a Navidad. 


jueves, 10 de diciembre de 2015

Nuestro árbol de Navidad

Seguramente que nuestro árbol de Navidad no es el más bonito ni el más elegante del mundo, pero lo que sí puedo decir es que contiene pequeños recuerdos de cada uno de nuestros viajes y eso para nosotros tiene un valor incalculable. Cuando visitamos algún lugar y siempre que encontremos, claro está, me gusta, y digo me gusta porque soy yo la que insisto más en esto, comprar algún recuerdo para nuestro árbol, un pequeño detalle que cuando esté ahí colgado en estas fiestas, nos haga acordarnos de ese lugar y del momento que significó, incluso hay un adorno que no compramos nosotros, pero que sí vino de manos de unos viajeros de los de verdad, los Chavetas. Ese adorno ya ha pasado a formar parte de la colección y luce precioso junto con los demás. 
Es verdad que según nos hacemos mayores la ilusión por la Navidad puede cambiar, hay otras preocupaciones, no hay tantas vacaciones, jejeje, pero yo soy de las que aún sigue manteniendo lo que puede llamarse el "espíritu navideño". Me encanta cada año coger la caja donde guardamos todo, sacar cuidadosamente cada uno de los adornos y colgarlos en el árbol, cada año tiene alguno más y eso es buen síntoma, pero aún le quedan ramas libres en las que poner más.

Cada uno de los detalles que cuelgan en el árbol podría tener una historia, pero reconozco que hay alguno más especial y que cada vez que lo saco de su envoltorio, una gran sonrisa se dibuja en mi cara, eso me pasa por ejemplo con el pequeño taxi color amarillo que compramos en Nueva York en el 2011, siempre tengo buenos recuerdos de esa ciudad. Unos huevos decorados que compramos en el Castillo de Praga también son de mis preferidos, cada año intento guardarlos con muchísimo cuidado para evitar que se rompan, Praga también es de esas ciudades con encanto que están en mi lista de favoritos. Un Papá Noel con gafas de bucear que compramos en Tampa (Florida) durante la asistencia a un Congreso en el 2013, también me trae unos recuerdos especiales, fue un viaje alucinante en el que cumplí uno de mis sueños, visitar uno de los Parques de Atracciones más famosos del mundo, Disneyworld en Orlando.  También tengo especial cariño a un adorno de un oso negro abrazado a un árbol que compramos en el Parque de Yosemite, ¡Qué viajazo por la Costa Oeste! Sin duda será siempre uno de los mejores de nuestra vida en el que descubrimos lugares espectaculares como el Gran Cañón del Colorado.
Pero si hay ahora mismo un adorno especial, que me transmite muchas, muchas emociones, es una bola que compramos en la tienda oficial de la Universidad de Yale, en New Haven, Connecticut durante nuestra estancia allí. Sin duda esos meses han significado mucho para nosotros, una etapa en la que hemos aprendido a vivir en otra cultura, y en la que hemos disfrutado de la posibilidad de conocer más cerca detalles de un país que, como todos, tiene sus cosas buenas y también otras no tan buenas. Pero de esa estancia no ha venido sólo la bola de la universidad, jejeje, alguno más de nuestra ruta por cada uno de los estados de New England está ahora colgado de nuestro árbol. 



Aquí pongo las fotos de alguno de los adornos de nuestro árbol de Navidad "viajero"....





















Y cada año seguirá creciendo nuestro colección y eso significará que seguiremos cumpliendo sueños y visitando nuevos lugares, ¡¡Hay tanto mundo por descubrir!!

domingo, 6 de diciembre de 2015

Ystad y Ales Stenar, misterio en el sur de Suecia

La verdad es que hay ciudades que nunca olvidas, por unas cosas o por otras. Para nosotros Ystad es una de ellas, es una ciudad medieval preciosa, con un encanto especial, fue el final de un viaje espectacular por Suecia y ella vivimos momentos inolvidables.
Sus casas de color pastel, alguna de ellas con entramado de madera y sus tortuosas calles empedradas le dan ese encanto que tienen las ciudades medievales.
Ystad es muy conocida por ser el lugar donde se rodaron las peripecias de Kurt Wallander, un policía que protagoniza de una serie basada en la novela negra del autor Henning Mankell.


sábado, 5 de diciembre de 2015

De Karlskrona a Ystad, un recorrido por el sur de Suecia

Después de haber dejado la preciosa isla de Öland, llegamos a Karlskrona  una bonita ciudad del sur de Suecia que ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la excelente colección de arquitectura naval, considerada la mejor conservada de europa. Pero además de eso, también tiene una enorme plaza central, la Stortorget, la más grande de todo Suecia, donde se encuentra el ayuntamiento, la Trefaldighetskyrkan (ahí va eso) o iglesia de la Santísima Trinidad cuya arquitectura recuerda al Panteón de París y la Fredrikskyrkan, un típico templo barroco del siglo XVIII.


jueves, 3 de diciembre de 2015

B&B Strand Nära, un alojamiento que deja huella

Llegamos a la isla de Öland antes del atardecer. Esta isla se encuentra enfrente de la región de Smaland, en la costa este, y ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco por su paisaje agrícola principalmente. También es un destino popular para disfrutar de las playas bañadas por el mar Báltico, aunque ya en septiembre ese turismo playero había desaparecido, pues ya las temperaturas habían empezado a descender. 
Antes de ir a nuestro alojamiento del que hablaré a continuación, y para aprovechar la luz que quedaba, fuimos a ver el atardecer y a disfrutar de los bellísimos paisajes propios de esta isla. Molinos de viento de madera y piedras pertenecientes a antiguos yacimientos salpican las praderas y forman una bellísima estampa. Estos viejos molinos de madera son símbolos de riqueza y poder de mediados del s. XVIII, cuando eran imprescindibles para el que quería labrarse un futuro próspero. 

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Växjo y Kalmar, ciudades universitarias

Como ya había comentado en otra ocasión, el motivo principal del viaje a Suecia era unas reuniones de trabajo de Diego, y en esta etapa tocaba la parte laboral propiamente dicha. 
Mientras Diego se reunía en la universidad de Växjo, me fui a hacer turismo por la ciudad, una ciudad que si bien no es muy monumental, tiene una iglesia catedral bastante interesante y unas calles principales, donde se concentran la mayor parte de las tiendas, por las que merece la pena pasear. En la plaza principal, delante de la catedral, había instalado un mercado de alimentos, así que dediqué un buen rato a pasearme por él y a observar cada uno de los puestos, reconozco que me encantan este tipo de mercados, además suelo comprar algo típico, bien para comerlo en el momento o para traerlo a casa después. Era septiembre y los puestos estaban llenos de productos "otoñales", frutos del bosque, calabazas..... lo que le daba aún mayor encanto.



domingo, 29 de noviembre de 2015

Pinturas rupestres y pueblos encantadores

Despertarse en B&B Emma y bajar a tomar el desayuno, puede convertirse en todo un espectáculo. Por momentos no sabía si estaba en medio de un reportaje para una revista de decoración de esas de estilo nórdico que tanto me gustan, qué preciosidad de casa, qué preciosidad de desayuno, qué encanto de dueña....., vamos que sólo puedo decir cosas bonitas de este lugar.
Emma nos había preparado un desayuno encantador, con fruta rojas, yogourt, zumo, café, tostadas de salmón ahumado, más fruta, pero todo colocadito al detalle, daba hasta pena comérselo todo, pero doy fé de que nos lo comimos. Yo le pregunté si podía hacer fotos y ella asintió encantada, incluso me comentó que ella también le chiflaba fotografiar todos los lugares que visitaba, la comida que tomaban, etc, juzgad vosotros mismos si no era digno de un buen reportaje.


sábado, 21 de noviembre de 2015

La Costa Bohuslän

Antes de empezar a preparar nuestro viaje por Suecia, no había oído hablar de esta región, la Costa Bohuslän, una zona plagada de islas en la que se encuentran preciosos pueblos de pescadores con sus casas de madera.
En la preparación del viaje influyó claramente la necesidad de pasar por dos ciudades obligatoriamente, pues Diego tenía unas reuniones de trabajo, así que con estas ciudades señaladas en el mapa organizamos un viaje por la zona en el que esta región de la costa oeste sueca se convirtió en casi en el destino principal. Cuantas más imágenes veíamos de este lugar más nos apetecía que llegase el día de estar allí y poder disfrutarlo con nuestros propios ojos. 
Esta costa se llena de turistas en los meses de julio y agosto, meses en los que en esta zona puede disfrutarse de un buen clima. Nosotros llegamos en el mes de septiembre y los turistas ya se habían ido, por un lado pudimos disfrutar de los paisajes casi para nosotros solos, no había que esperar para comer y el alojamiento era asequible, pero por otro lado, nos hubiese gustado disfrutar del ambiente de esos pueblos con gente, con las terrazas de los restaurantes llenas, con los puestos abiertos...., pero en fin, todo no se puede y nos quedamos con la manera en que lo disfrutamos entonces.

viernes, 20 de noviembre de 2015

De Dinamarca a Suecia, comienza nuestra ruta

A primera hora de la mañana nos dirigimos hasta la Estación Central de Copenhague donde recogeríamos el coche que nos acompañaría en nuestra ruta. Tanto Dinamarca como Suecia, están muy bien comunicados en cuanto al transporte público se refiere, pero la libertad que da un coche es para nosotros muy importante. Reconozco que somos de los que nos gusta perdernos por carreteras secundarias y descubrir encantadores rincones de los lugares que visitamos, muchas veces, las cosas más bonitas están fuera de los itinerarios marcados en las guías de viaje, aunque eso sí, de vez en cuando también nos perdemos y estamos dando vueltas un buen rato, jejeje, pero es parte de la aventura!!!!
Nuestro primer destino del día es Helsingor, un tranquilo pueblecito del norte de Dinamarca donde se encuentra el famoso Castillo de Kronborg, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y lugar donde se desarrolla Hamlet, la famosa obra de Shakespeare, donde este castillo es denominado "Elsinore"
Aparcamos el coche y caminando nos acercamos hasta el castillo, desde el que además hay unas vistas muy bonitas del estrecho de Oresund.

jueves, 19 de noviembre de 2015

Copenhague, una ciudad a la que volver

Esta visita a Copenhague en septiembre de 2012, era el comienzo de una ruta espectacular por Suecia, por una zona bastante desconocida pero preciosa. El motivo principal era la firma de un convenio de colaboración con la universidad, pero aprovechamos unos días más de vacaciones para disfrutar de uno de los países más encantadores de Europa.

Por la zona que íbamos a recorrer, el aeropuerto que mejor se ajustaba a nuestras necesidades era el de Copenhague, el vuelo salía bastante económico y además podíamos utilizar el espectacular puente que cruza el estrecho de Oresund, una gran obra de ingeniería.

Copenhague ya lo habíamos visitado en otra ocasión durante más días, pero es de esas ciudades europeas a las que siempre apetece volver. Esta vez sólo disponíamos de un día en la ciudad, pero fue suficiente para caminar por las animadas calles del centro, pararnos en sus plazas, comer en alguno de sus famosos cafés, pasear por el encantador "Puerto Nuevo" hoy convertido en una importante zona de ocio y como no, acercarnos a ver a la archiconocida Sirenita.
Dado que Copenhague tiene una excelente red de transporte público, aprovechamos una buena oferta  y reservamos un hotel fuera del centro, total sólo era una noche y al día siguiente recogíamos nuestro coche de alquiler para comenzar nuestra ruta.
Una vez que nos habíamos instalado en la habitación, nos fuimos hasta el centro, al cual llegamos en pocos minutos en un tren que paraba en la misma puerta del hotel. El centro de Copenhague es uno de los lugares más animados del norte de Europa, puedes encontrar multitud de artistas callejeros mostrando todas sus habilidades. Como no teníamos un rumbo fijo para ese día, decidimos caminar e ir disfrutando del ambiente que nos íbamos encontrando.


domingo, 15 de noviembre de 2015

Alsfeld, un pueblo de postal

Durante esta ruta de los cuentos de los Hermanos Grimm, hemos visto pueblos preciosos, pueblos encantadores, pero siempre hay alguno del que te quedas "enamorado" tras el viaje, en este caso ha sido Alsfeld. Quizás tenga que ver con que era un domingo por la mañana cuando lo visitamos, era muy temprano, habíamos madrugado para verlo bien y seguir con nuestra ruta hasta llegar al aeropuerto de Frankfurt a media tarde. Las calles estaban prácticamente vacías para nosotros, las tiendas aún cerradas, sólo algún café había abierto sus puertas, de esta manera pudimos disfrutar del pueblo a nuestra manera, quizás por ello tenga un recuerdo especial.



viernes, 13 de noviembre de 2015

Tras los pasos de Caperucita Roja

Habíamos dormido a las afueras de Kassel, en el encantador Hotel am Steinertsee-Kassel- Ost, en una zona rodeada de bosques y lagos, así que, antes de coger nuevamente el coche y continuar con nuestra ruta, damos un paseo por los alrededores para disfrutar del maravilloso paisaje color verde.



jueves, 12 de noviembre de 2015

Castillos y pueblecitos de cuento

Antes de dejar Marburg vamos a visitar su castillo, desde el que además se pueden observar unas bonitas vistas de la ciudad antigua. El Castillo-Palacio de Marburg fue la primera residencia oficial del Ducado de Hesse. Es muy importante desde el punto de vista arquitectónico, pero también en su interior se guardan importantes obras de arte y su capilla gótica, está considerada como de las más grandes de Europa Central.

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Otoño mágico en el Valle del Ambroz

En otras ocasiones ya he comentado que el otoño es mi estación preferida, esto no es así desde siempre, antes, cuando era pequeña, me gustaba mucho el verano, sobre todo por las largas vacaciones, pero desde hace ya algún tiempo el calor me agobia, y los colores, la temperatura, el olor y las vistas que proporciona el otoño me han cautivado. También ha influido mucho el poder vivir uno de los otoños más bonitos en una zona bastante desconocida de España, el Valle del Ambroz, una región al norte de Extremadura formada por ocho preciosas localidades, La Garganta (donde tenemos una pequeña casita a la que nos escapamos siempre que podemos), Hervás, Baños de Montemayor, Segura de Toro, Casas del Monte, Abadía, Aldeanueva del Camino y Gargantilla, cada una con un encanto especial.
Todos los años por estas fechas se celebra el "Otoño Mágico", un conjunto de actividades que se celebran en estas localidades y que van desde rutas de senderismo a través de sus bosques, recogida de setas, festival de castañas asadas.... hasta una fiesta de la transhumancia, actividad que aún se sigue realizando la región.
Este fin de semana estuvimos allí y pudimos disfrutar del maravilloso paisaje otoñal, los verdes han dado paso a los ocres y rojizos, las castañas han salido del "erizo" y ya han sido recolectadas en su mayor parte, por lo que puedes encontrarte un brasero asando este fruto en cualquier rincón de estos pueblecitos. Las setas son una de las protagonistas de este fantástico momento y, para los que no tenemos ni idea de cómo se recogen, sólo nos queda poder disfrutarlas en uno de los restaurantes de la zona donde aprovechan estos días a preparar platos con las setas como ingrediente principal. Desde aquí quiero advertir que hay que tener mucho cuidado cuando se sale al monte a recoger setas, no todas son comestibles, y algunas, pueden ser tóxicas e incluso mortales, no será el primer año en el que muere alguna persona intoxicada por la ingestión de setas, así que ya sabéis, si no se esta 150% seguro, mejor dejarla en el monte e ir a comerlas a un restaurante.

jueves, 5 de noviembre de 2015

Marburg, nuestro inicio de Ruta de los cuentos

Este viaje lo realizamos en septiembre de 2013, en realidad el motivo principal era por trabajo de Diego, pero, aprovechando que esa zona no la conocíamos,  juntamos unos días más para hacer parte de la fantástica ruta que voy a contar aquí, se trata de la Ruta de los Cuentos de los Hermanos Grimm, una ruta que transcurre por pueblecitos de cuento (nunca mejor dicho), con casas de entramado de madera, bosques, castillos y paisajes que inspiraron a los famosos Hermanos Grimm mientras escribían y recopilaban inolvidables cuentos infantiles como Caperucita Roja, Blancanieves, la Bella Durmiente, Cenicienta, etc.



lunes, 2 de noviembre de 2015

Kitzbühel y vuelta a casa desde Munich

Es nuestro último día en tierras tirolesas y amanecemos en nuestra coqueta habitación del hotel Zimmermann. Antes de continuar con nuestra ruta prevista para hoy, desayunamos en un pequeño salón del hotel decorado con muchísimo gusto. Embutidos de la zona, café, tostadas...., la verdad es que se portaron fenomenal con nosotros!!! Las vistas desde la puerta del hotel eran de postal, de hecho tienen una webcam que visitamos en alguna ocasión para ver cómo va variando el paisaje, a pocas semanas de nuestra estancia, todo se cubrió de blanco.



domingo, 1 de noviembre de 2015

Zillertal, otro precioso valle del Tirol

Hoy tocaba desplazarnos hasta otra zona del Tirol, al Valle del Ziller, con pueblecitos de postal, de esos que te vienen a la cabeza cuando piensas en imágenes de esta zona encajonada entre los Alpes. Despertamos en Fulpmes, en nuestra particular casa austríaca y nos asomamos a la terraza para disfrutar un rato de las vistas que teníamos, el día parecía estar bueno, al menos no nevaba ni llovía.





sábado, 31 de octubre de 2015

Glaciar Stubai, mucho más que un lugar para esquiar.

El glaciar Stubai se encuentra a tan sólo 40 kilómetros de Innsbruck y es un lugar donde se puede esquiar durante todo el año con más de 100 kilómetros de pistas para todos los niveles. Da nombre a todo el valle,  Stubaital (Valle del Stubai) y aunque no se vaya a esquiar, merece la pena acercarse hasta allí y subir en uno de sus muchos funiculares  y llegar hasta el "Top of Tyrol" a 3210 metros de altura, para disfrutar de unos paisajes nevados espectaculares, eso sí, hay que abrigarse bien pues allí arriba el frío es de verdad.
A primera hora de la mañana dejamos nuestro hotel en Innsbruck y ponemos rumbo al Stubaier Gletscher (Glaciar de Stubai), para ese día no pagamos el desayuno del hotel y decidimos parar en uno de los pueblecitos por donde pasamos y tomarnos un café caliente con unas tostadas. El día había amanecido algo lluvioso y se  notaba que nos estábamos acercando al glaciar, pues cada vez veíamos más nieve en las montañas.

viernes, 30 de octubre de 2015

Innsbruck, capital del Tirol

Nos despertamos en nuestro hotel situado a pocos kilómetros de Innsbruck y tras un rico desayuno y antes de irnos a pasar el día en Innsbruck, nos acercamos hasta Seefeld in Tirol, un pueblecito situado  al norte de Innsbruck y que goza de un encanto especial. Recuerdo que, aunque el día estaba despejado,  hacía bastante frío cuando llegamos, era temprano y el pueblo aún estaba "dormido", es un lugar muy visitado por las impresionantes pistas de esquí que hay en sus proximidades. 
Seefeld tiene un buen conjunto de preciosas casas típicas tirolesas.


domingo, 25 de octubre de 2015

Una Ruta por el Tirol austríaco. Llegada a Innsbruck

Cada año nos gusta hacer una escapada de invierno por Europa a alguna zona con pueblecitos con encanto para disfrutar del ambiente de los mercadillos de Navidad. En diciembre de 2014 la zona elegida fue el Tirol austríaco y la verdad es que nos encantó, el tiempo fue buenísimo, los pueblecitos que visitamos eran como de postal e incluso tuvimos la oportunidad de subir a un glaciar con nieves perpetuas con impresionantes pistas para esquiar, nosotros sólo fuimos de visitantes, pero debe ser una gozada deslizarse por esas laderas disfrutando del paisaje. Pero vamos poco a poco. Llegamos al aeropuerto de Munich, es quizás la mejor opción para visitar esta zona, ya que puedes conseguir un vuelo directo a buen precio, además alquilar un coche en Alemania siempre es más económico que en los países limítrofes. Nosotros siempre lo reservamos con rentalcars y la verdad es que hasta ahora, y hemos reservado unos cuantos, nos ha funcionado siempre muy bien. Munich está a unos 160 kilómetros de Innsbruck y las carreteras son muy buenas.
Salimos del aeropuerto de Munich hacia nuestro destino principal de este viaje, Innsbruck, la capital del Tirol, una ciudad bañada por el río Inn, con un casco antiguo medieval ideal para pasear y para buscar uno de sus numerosos restaurantes para degustar un plato típico de la gastronomía austríaca. 
Antes de llegar al Innsbruck paramos en Hall in Tirol, una auténtica joya medieval a la sombra de los Alpes. Además de dar un paseo por sus adoquinadas calles, allí vimos nuestro primer mercadillo de navidad del viaje y aprovechamos para comer en uno de sus restaurantes.


sábado, 24 de octubre de 2015

Universal Studios Hollywood y vuelta a casa

En nuestra corta estancia en la ciudad de Los Ángeles, reservamos un día para la visita al Parque Universal Studios Hollywood, reconozco que nos encanta este tipo de lugares en los que puedes disfrutar de atracciones, personajes y pasar un día muy divertido. Las entradas las habíamos reservado con antelación, así que ese paso ya lo llevábamos hecho. Las instalaciones son enormes, pero está todo muy bien organizado, hay parking suficiente, pero cuanto antes llegues,  más cerca de la entrada puedes aparcar. 
Se trata de uno de los estudios de cine más antiguo y, aunque las posibilidades de ver un rodaje en directo son escasas, puedes disfrutar de diferentes escenarios en un tour en tranvía comentado por algún entusiasta del lugar, a nosotros nos tocó un argentino encantador que nos hizo pasar un rato muy agradable. La visita por la parte de los estudios no puede realizarse por libre, tiene que ser en el tranvía,  pero es la mejor opción para visitar parte de los decorados de alguna famosa serie o película y también encontrarte con alguna sorpresa, la cual no revelaré en este blog para que todo el que quiera visitarlo se pueda sorprender también, pero anticipo que desde luego pasar un día en Universal Studios es más que recomendable.




jueves, 22 de octubre de 2015

Los Ángeles. Hollywood y algo más

La ciudad de Los Ángeles es enorme, famosa por su denso tráfico y por no tener grandes monumentos para visitar, muchos viajeros dicen que es totalmente prescindible en las rutas por la Costa Oeste, pero mi opinión es que puedes pasar dos días y disfrutar de los mayores atractivos de la ciudad.
Si por algo es conocida esta ciudad es por su paseo de la fama en el barrio de Hollywood, nosotros nos encontrábamos alojados muy cerca, así que fuimos dando un paseo. Los alrededores de la meca del cine no son bonitos que digamos, mucha nave industrial que albergan empresas relacionadas con el mundo del cine, y calles bastante sucias, todo sea dicho. Por fin llegamos a la zona donde se encuentran las estrellas con el nombre cantantes, actores, actrices y otros personajes de la gran pantalla, la verdad es que una vez que estás allí decepciona un poquito, no sé, quizás me había imaginado algo con más glamour, vale que no había alfombra roja porque no tocaba, y que por allí no había ningún personaje propio de pisarla, pero podrían tener la zona un poco más limpia sabiendo que es de las cosas más visitadas en la ciudad.